La portada de mañana
Acceder
PP y Vox alientan la batalla contra el aborto tras la sentencia en EEUU
La hora de los jóvenes que quiebran las fronteras del género binario
Opinión – Los porno libros del PP, por Elisa Beni

Investigación

La Diputación de Valladolid pagó el triple del precio de mercado por 4.000 gorras que nadie ha visto

Mercedes Cantalapiedra, Teodoro García Egea, Conrado Íscar y Alfonso Fernández Mañueco, en el congreso del PP de Valladolid.

Laura Cornejo


20

La Diputación de Valladolid adjudicó a dedo, a través de la sociedad pública Sodeva ,un contrato de 10.841,60 euros para comprar 4.000 gorras el pasado febrero, en plena campaña de las elecciones autonómicas del 13F. Hasta ese momento, la institución provincial no había hecho una inversión similar en viseras, según los contratos que aparecen en el portal de Transparencia. El Gobierno provincial, en manos del PP, justifica la adquisición alegando que esas compras son habituales para repartir en ferias de turismo. Ni elDiario.es ni las fuentes consultadas por esta redacción han podido ver una sola de las viseras. De hecho, aunque desde la Diputación aseguran que repartieron 3.400 en las ferias de turismo de Pamplona, Bilbao y Barcelona, en un evento en La Seca (Valladolid) y una acción promocional en un centro comercial de la ciudad, en ninguna de las fotos que facilitó a los medios y que publicó en las redes sociales aparecen esas gorras. Si se trataba de una acción promocional, la compra se realizó con posterioridad a que se celebrase la feria de turismo más importante del país, Fitur, donde la Diputación no las repartió.

Que no es una compra habitual -de los muchos contratos que adjudica la Diputación de Valladolid- se puede comprobar en el histórico de contratos. En 2021 la suma de tres contratos menores para comprar gorras fue de 3.391,03 euros, si bien en ese ejercicio las ferias estuvieron limitadas o suspendidas por las prohibiciones derivadas de la pandemia. En 2019 el portal de transparencia del organismo provincial no registra ninguna adquisición de este tipo.

Ese gasto que la Diputación atribuye a la compra de 4.000 viseras se pagó a una sociedad que también fue elegida por el PP de Valladolid para proporcionarle “miles” de mascarillas serigrafiadas con el lema de campaña de Alfonso Fernández Mañueco y el logo PP en los comicios del pasado febrero. De esas sí hay fotos, porque con ellas puestas pasearon diputados, senadores y el entonces secretario del PP, Teodoro García Egea, el pasado 2 de febrero, durante la campaña electoral. También lucía una de ellas el presidente del PP de Valladolid, Conrado Íscar, a su vez presidente de la Diputación de Valladolid. De estas mascarillas el PP sólo aclara que se encargaron “varios miles”, a “varias empresas”, si bien a pesar de los requerimientos de este diario no han proporcionado factura alguna, ni cantidad concreta, ni el nombre de la mercantil a la que se encargaron.

En el contrato de la Diputación cada gorra, “grabada a un color” tuvo un coste unitario de 2,24 euros, IVA aparte, un precio muy por encima del de mercado, según las comprobaciones que ha hecho esta redacción. La empresa adjudicataria, Técnicas Reunidas de Artes Gráficas SL, con domicilio social en Zaratán (Valladolid) compitió teóricamente con otra firma, Print Mogon, domiciliada en Valladolid capital y que dio un presupuesto todavía más alto, 14.278 euros. En el expediente del contrato, al que ha tenido acceso elDiario.es, el “responsable” del 'Club de Amigos de la Provincia y Actividades', un ente dependiente del Área de Turismo, Ruben González Montoro, explica en un informe preceptivo según la Ley de Contratos de Sector Público, que se trata de un contrato de suministro y que es necesario para cumplir “fines sociales”. La necesidad, argumenta González, que también es concejal en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), es cubrir el reparto de 4.000 gorras “para su uso en las diferentes promociones turísticas y colaboración con los municipios que se realiza desde Sodeva a lo largo del año”. Asegura además que “la cantidad a abonar está ajustada a los precios de mercado” y que se ha solicitado presupuestos a empresas capacitadas para realizar ese contrato. Así, informa de que se adjudica a Técnicas Reunidas de Artes Gráficas por presentar la oferta más económica y por ser una empresa de reconocido prestigio en el sector.

La mayor cantidad de viseras que ha comprado la Diputación en años

El informe de la Diputación alega que se trata de un “suministro típico”, por más que no conste en sus históricos de compras un pedido tan elevado. Las averiguaciones realizadas por esta redacción apuntan a que el precio pagado triplica el coste por gorra que ofrecen otras firmas del sector. Este diario pidió presupuestos para gorras como las que aparecen en el contrato: con impresión a un color de un logo. La firma MartGifts, que se anuncia en Internet, ofrece un precio total de 2.865 euros, también IVA aparte y cada visera cuesta 0,71 euros, tres veces menos de lo que pagó la Diputación. Otras de la competencia han ofertado pedidos con una rebaja del 31% sobre el presupuesto que acabó pagando la institución provincial.

Según el registro mercantil, los dueños de la empresa adjudicataria y de la que supuestamente compitió con ella por el contrato de las gorras son socios en una tercera firma, también del mismo sector. 

Un entramado de empresas relacionadas entre sí que aparentemente son competencia

El administrador único de la empresa que vendió las 4.000 gorras, Técnicas Reunidas de Artes Gráficas SL, es Francisco Javier Pinto Curiel, mientras que el administrador único de Print Mogon SL, la firma a la que la Diputación pidió presupuesto es José Ignacio Moro Velasco. Estos dos empresarios son además administradores solidarios y por tanto socios de la mercantil, Smart Tinted SL. Ambos tienen relación con otra empresa que ya había vendido viseras en el pasado a la Diputación aunque en cantidades mucho más bajas, Rubi5 (Rubicín SL). Es esta firma la que vendió “algún lote” de las mascarillas al PP de Valladolid, según ha podido confirmar esta redacción. El jefe de ventas de esta sociedad, Pedro Pinto Turiel, es hermano del dueño de Técnicas Reunidas de Artes Gráficas, la adjudicataria de las viseras en la Diputación.

A su vez, hay vínculos entre Rubicín SL y la persona que firma el contrato en la Diputación, Rubén González Montoro, concejal de Arroyo de la Encomienda por el PP. La hija del dueño de Rubicín SL, Atilano Ingelmo, es Virginia Ingelmo, quien en 2017 fue concejala de Arroyo de la Encomienda por el IPAE (Independientes por Arroyo), un partido que se escindió del PP cuando el alcalde fue imputado por un caso de corrupción que lo llevó a la cárcel. En 2019, Ingelmo se presentó en las listas del Partido Popular, pero no resultó elegida. Según su perfil de Linkedin, Virginia Ingelmo es ahora la responsable de estrategia comercial en Rubicín. La cercanía entre las empresas no sólo es societaria, también física. Rubicín y Técnicas Reunidas de Artes Gráficas ocupan naves anexas en un polígono industrial en Zaratán (Valladolid).

 

Este diario intentó hablar con Conrado Íscar, para que tanto en calidad de presidente de la Diputación como del PP de Valladolid, explicase cómo se gestionaron los contratos de las gorras y las mascarillas, y no accedió. Tampoco el gerente del partido mostró factura alguna.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats