El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid: moción de apoyo al Rey emérito y reproches cruzados por las medidas restrictivas de la Junta

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid.

El Ayuntamiento de Valladolid ha dedicado el Pleno de este miércoles a debatir sobre recursos al Tribunal Superior de Justicia por las restricciones de movilidad impuestas por el Gobierno autonómico, el Rey emérito, la presunción de inocencia o la responsabilidad de la Junta de Castilla y León en la gestión de la pandemia. También ha habido tiempo para discutir temas municipales. En concreto, el plan de movilidad para la ciudad, con las críticas por parte de la oposición -el concejal de Vox, Javier García Bartolomé ha leído la carta de un octogenario al que no le permiten aparcar en la puerta de su casa, lectura que el alcalde, Óscar Puente, ha detenido para preguntar dónde vivía, para concluir que desde hace 51 años no se puede aparcar en esa calle-. El plan de movilidad también ha recibido una sentida defensa del equipo de Gobierno, que ha reconocido el perjuicio que han provocado algunas actuaciones, como parte del carril bici en la avenida Isabel la Católica, que va a modificar su trazado junto al puente, por los embotellamientos de tráfico que ha provocado: "Son necesarios determinados ajustes que se harán, pero el plan va en la buena dirección. Saben que el destino de la movilidad pasa por la bicicleta, el espacio para peatones y el autobús", ha explicado el teniente de alcalde Manuel Saravia.

El equipo de gobierno formado por Valladolid Toma la Palabra y el PSOE ha defendido a capa y espada el recurso que el Ayuntamiento presentó contra la decisión de la Junta de Castilla y León de extremar la reducción de aforos en medio de las no-fiestas de la Virgen de San Lorenzo, a raíz de una moción de Ciudadanos. Según el portavoz del PSOE, Pedro Herrero, "no quedaba otra" que recurrir, porque la Junta impuso las restricciones sin consultar con el Ayuntamiento y con el programa cultural del consistorio en el "punto de mira" del Gobierno autonómico. La edil de VTLP, María Sánchez se ha dirigido indirectamente al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, interpelando a los concejales de Ciudadanos: "Ustedes saben que no se iban a celebrar fiestas y que no eran actividades de feria", les ha espetado. "Es obsceno que Igea diga que el recurso se planteó por las ferias. No, se planteo por las actrices y actores, por los técnicos de sonido, por los músicos que van a perder los pocos bolos que tenían". El concejal de ciudadanos, Martín Fernández Antolín, ha respondido que no le gustaron las palabras de Igea sobre colocar 4.000 ataúdes en la Plaza Mayor pero tampoco la respuesta del alcalde que acusó a la Junta de homicida y a Igea de despreciable.

La moción, que finalmente se ha aprobado con los votos de PSOE y VTLP, en un baile de enmiendas de adición y de sustitución, buscaba pedir a la Junta que cumpla con sus promesas, que practique la coordinación, que asuma sus propias responsabilidades y que dicte normas coherentes justas y justificadas. El concejal 'popular' José Antonio de Santiago-Juárez y exportavoz de la Junta de Castilla y León ha amagado con aprobar la moción siempre y cuando el equipo de Gobierno extendiese la petición al Gobierno de España. El PSOE no ha picado y el PP no ha votado a favor. A ratos el salón de Plenos de Valladolid "parecía el de las Cortes de Castilla y León" o "el Congreso de los Diputados", como han señalado Pedro Herrero y De Santiago-Juárez, por los asuntos que se estaban tratando. Esa sensación que han manifestado los dos concejales ha debido ir a más cuando se ha debatido durante una hora y cuarto una moción del PP para apoyar la figura del rey Juan Carlos I, el régimen del 78 y la Constitución Española.

El edil de Vox, Javier García Bartolomé, ha anunciado su apoyo a la misma, pero ha propuesto una modificación: retirar el término régimen, porque le parecía "neolengua podemita". Bartolomé ha instado al PP a no dar ideas a la bancada de la izquierda, no fuesen a proponer los concejales un cambio de nombre de calles como ha sucedido en Cádiz recientemente. Dicho y hecho. Alberto Bustos, de VTLP y miembro del gobierno municipal, ha solicitado en el Pleno que se cambie el nombre al Paseo Juan Carlos I, por las conductas irregulares del rey emérito. Durante más de una hora y cuarto los concejales vallisoletanos han debatido sobre la idoneidad del cambio, la figura del rey, la Transición, la presunción de inocencia... El resultado: Valladolid reconoce el papel de Juan Carlos I durante la transición, la Constitución, y mantendrá el nombre del paseo, aunque el alcalde no ha descartado estudiar el cambio según se desarrolle el caso de corrupción que implica a Juan Carlos I.

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2020 - 17:00 h

Descubre nuestras apps

stats