Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF piden a la Junta de Castilla y León medidas "urgentes" para la gestión del quebrantahuesos en el Moncayo soriano

Ejemplar de quebrantahuesos en pleno vuelo.

Europa Press

0

Las organizaciones Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF han solicitado a la Junta de Castilla y León que adopte medidas "urgentes" para la conservación y gestión del quebrantahuesos en el Moncayo soriano.

Las organizaciones, en un comunicado conjunto, han señalado que una pareja de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) ha intentado criar dentro del territorio de Castilla y León, y más en concreto en el Moncayo soriano, tal y como ha hecho público la Junta, y consideran que es "un hecho de enorme trascendencia", ya que esta especie carroñera es la más amenazada de Europa y ocupa las montañas mejor conservadas del continente.

Por eso, las organizaciones solicitan a la Junta que apruebe y aplique "de forma inmediata" algunas de las medidas normativas de que dispone para asegurar que el quebrantahuesos se asienta en el Moncayo y se eviten las molestias o actividades que impiden o perjudican su nidificación.

"Todo ello considerando que se trata de un hito de la conservación de esta especie, en peligro de extinción, que está dando el primer paso para recolonizar de forma natural sus territorios históricos", han añadido.

Las organizaciones han explicado que es un intento de cría de una pareja de quebrantahuesos en el Moncayo soriano porque hay una pareja nidificante, que se comparte con la Comunidad de Aragón, y que este año ha incubado un huevo dentro del territorio de la provincia de Soria, fracasando en el momento justo de la eclosión del pollo. El año pasado el intento de cría se produjo en un roquedo próximo de Aragón.

Este fallo en la culminación de la incubación y cría entra dentro del proceso normal de esta especie, entre cuyas características está que hasta los seis o siete años no tienen madurez sexual, pero que no es hasta los diez años, de media, cuando consigue sacar adelante a la pollada.

Para las ONG, "lo que no es normal, y en cambio sí muy sorprendente", es que una pareja de quebrantahuesos se asiente y empareje fuera del que hasta ahora era su área de cría natural, los Pirineos y sierras adyacentes, y que en ello no haya mediado la intervención del hombre con medidas de reintroducción o facilitación, ya que todas las recolonizaciones de territorios históricos en España -y en Europa- han sido gracias a la intervención humana.

Hito

"Este hecho es significativo porque indica que el Moncayo tiene unas características que son aptas para esta especie frente a otros muchos territorios que, al igual que el Moncayo, son recorridos asiduamente por individuos en dispersión", han explicado.

Las organizaciones han subrayado que esta especie tiene en el Pirineo al 96% de su población española y el 15% de Europa, y por lo tanto toda expansión y salida a otros sistemas montañosos es importante para asegurar su conservación.

Otros lugares donde actualmente cría el quebrantahuesos son la Sierra de Cazorla y los Picos de Europa, donde hay y ha habido programas de reintroducción en los que se lleva trabajando más de 20 años con importantes inversiones públicas.

La cría y en todo caso presencia en el Moncayo, ya sea de la provincia de Zaragoza o de Soria, supone un reconocimiento de los valores naturales de esta zona y requiere que se adopten medidas inmediatas para reducir las amenazas que ponen en riesgo la presencia de esta especie, como especie paraguas del resto, y de forma prioritaria las que afectan al éxito de nidificación, han incidido las organizaciones.

Actuaciones urgentes

Ecologistas, SEO/BirdLife y WWF han señalado entre las mayores amenazas sobre las que se deberían tomar medidas rápidamente la presencia de tendidos eléctricos peligrosos, los parques eólicos y la compatibilidad de actividades deportivas, ocio y recreativas en el entorno de sus zonas de cría, así como prevención y control del uso de cebos envenenados.

A su vez, consideran que en el marco de las políticas de desarrollo rural, se debería contemplar la puesta en marcha o promoción de actividades que a medio y corto plazo van a favorecer y asegurar la presencia y cría del quebrantahuesos, como es mantener la escasa ganadería extensiva.

Estas medidas las puede aplicar ya la Junta de Castilla y León dentro de la ZEPA y ZEC (Red Natura) del Moncayo soriano, por cuanto forman parte de sus Planes de Gestión y de sus Directrices de Conservación y Gestión del espacio y de sus valores biológicos.

Además, han agregado que la presencia e intento de cría del quebrantahuesos debe ser un acicate para acelerar y mejorar el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) que se está elaborando para la Declaración del Parque Natural del Moncayo soriano, e incluso se debería estar contemplando la Declaración de Parque Natural previa a la aprobación del PORN tal y como permite la Ley Estatal 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. "Igualmente se debería aumentar la superficie inicialmente contemplada, para dar un ámbito territorial de protección eficaz a esta especie", han apuntado.

De hecho, las organizaciones han afirmado que "lo deseable" es que la Junta de Castilla y León tuviera un Catálogo de Especies de Fauna Amenazada regional, del cual se carece desde el año 1989, y que éste incluyera al quebrantahuesos.

Además, dado que el programa de reintroducción del quebrantahuesos en la Cordillera Cantábrica se inició hace 19 años, el Moncayo aragonés está declarado Ámbito de Protección y Zona de área crítica del quebrantahuesos, y que es constante la presencia de esta rapaz en el Urbión, Cebollera y Demanda, "lo lógico "es que se tuviera ya aprobado, o al menos en preparación, un Plan de Recuperación para ser aprobado por Decreto.

A este respecto, han indicado que el contenido de este plan viene regulado por la Ley 4/2015, de 24 de marzo, del Patrimonio Natural de Castilla y León, y que debería definir la zonificación del territorio, o al menos los criterios a usar para tal zonificación, sistemas previstos para el control y seguimiento de las poblaciones y programas de actuaciones necesarios.

Por todo ello, las organizaciones han solicitado a la Junta de Castilla y León que "apruebe y aplique de forma inmediata" algunas de las medidas normativas de que dispone para asegurar que el quebrantahuesos se asienta en el Moncayo y se eviten las molestias o actividades que impiden o perjudican su nidificación.

"Todo ello considerando que nos encontramos ante un hito de la conservación de esta especie, en peligro de extinción, que está dando el primer paso para recolonizar de forma natural sus territorios históricos", han insistido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats