La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

Ciudadanos y la CUP reclaman el aplazamiento de las elecciones catalanas mientras el PSC se opone

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Las elecciones catalanas del 14 de febrero penden de un hilo. Tras varios días de conversaciones discretas, Ciudadanos y la CUP han sido las primeras formaciones en reclamar abiertamente el aplazamiento de la fecha electoral para garantizar las condiciones sanitarias. Los socialistas ya habían expresado un día antes que no veían razonable suspender la convocatoria electoral cuando las restricciones de movilidad no impedían otras actividades de más riesgo.

El 'efecto Illa' impulsa al PSC pero aún no desbanca a ERC

El 'efecto Illa' impulsa al PSC pero aún no desbanca a ERC

"Por un tema de responsabilidad y de sentido común, mañana exigiremos a los partidos y al Gobierno que acuerde el aplazamiento inmediato y urgente de las elecciones", abrió fuego en TV3 la candidata de la CUP, Dolors Sabater. Los anticapitalistas reprochan al Govern una "falta de planificación" que a su juicio ha impedido llegar a las elecciones con garantías de que se podrá votar sin riesgo a contagios por COVID-19.

En la misma línea se ha expresado este miércoles Inés Arrimadas, quien ha reclamado un acuerdo político entre todas las formaciones para retrasar los comicios "hasta que pase la tercera ola". "Primero es la vida", ha continuado la líder de Cs, que ha considerado que este asunto debe quedar "al margen de cualquier tipo de interés partidista". Arrimadas además ha cargado contra el PSC por querer mantener las elecciones mientras Illa como ministro habla de "datos preocupantes" sobre la pandemia.

Algo menos claros pero en la misma línea se habían mostrado los 'comuns' tras la reunión técnica que mantuvieron con el Departamento de Salut, en la que se expusieron las previsiones de evolución de la pandemia durante los días previos a las elecciones. La candidata Jéssica Albiach se mostró poco partidaria de celebrar una jornada de votación en una situación como la que las autoridades sanitarias prevén para el 14F. "Con toda la preocupación, me cuesta imaginarme ir a unas elecciones con los hospitales al límite y a punto de colapsar", aseguró Albiach.

Mientras los partidos de la oposición toman posiciones, el Govern y las formaciones que lo componen aguardan a las dos reuniones que se celebrarán este jueves y viernes con el conjunto de los partidos. La primera tendrá un carácter eminentemente técnico, pero será la segunda donde el Govern trate de buscar una solución de consenso entre los partidos. El precedente es Euskadi y Galicia, donde se aplazaron las elecciones que debían celebrarse el 5 de abril por práctica unanimidad de las formaciones.

En cambio, en el escenario catalán, parece difícil que haya una decisión que complazca al conjunto de las formaciones. El Govern ya advirtió que, si no había unanimidad, sería la junta de protección civil para la pandemia quien acabaría desempatando, es decir, el propio Govern. Con todo, la Generalitat se ha comprometido a tomar una decisión antes de este fin de semana, pues retrasar las elecciones más allá de esta fecha podría afectar económicamente a los partidos.

"No es el mejor escenario"

El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha reconocido este miércoles que la actual situación epidemiológica, que "hace semanas que no va bien", "no es el mejor escenario para las elecciones". Aun así, ha reconocido que la decisión no corresponde al Departamento de Salud, sino al Govern en su conjunto y a los distintos partidos.

Argimon ha argumentado que no le preocupan tanto las condiciones de seguridad de los colegios electorales, sino más bien la situación de aquellas personas que están en cuarentena –ya sea por ser positivas o por ser contactos–, a quienes "hay que garantizar un derecho fundamental". El secretario de Salud Pública ha estimado que en estos momentos entre 80.000 y 100.000 personas se encuentran en aislamiento. Para ellos, el protocolo elaborado por la Generalitat establece una franja de votación al final de la jornada, entre las 19 y las 20 horas, cuando los miembros de las mesas deberán llevar EPIs de alta seguridad

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2021 - 09:43 h

Descubre nuestras apps

stats