La portada de mañana
Acceder
Madrid retuerce datos para no tomar medidas y el Gobierno evita intervenir
Villarejo advirtió de que el exnúmero dos de Interior "tiraría" hasta llegar a Rajoy
Opinión - Las mentiras de Casado y Ayuso sobre Madrid, por Ignacio Escolar

El uso del catalán en el juicio al 'procés' divide a las defensas

Tribunal que juzgará el 'procés', presidido por Manuel Marchena

La lengua en que los líderes del 'procés' declararán en el juicio en el Tribunal Supremo genera debate entre las defensas de los acusados. Salvo los exconsellers Joaquim Forn, Meritxell Borràs y Santi Vila, todos los acusados han pedido de forma expresa al tribunal poder emplear el catalán en su interrogatorio y en el turno de última palabra. No obstante, también entre los que han realizado la petición se valora expresarse en castellano y renunciar al catalán. La decisión final la tomarán los propios acusados.

Forcadell se desvincula del 1-O porque no formaba parte del Govern

Forcadell se desvincula del 1-O porque no formaba parte del Govern

En una vista oral donde se juzgará una rebelión sin armas y la Fiscalía emplea para definir la supuesta violencia del 'procés' expresiones como "la fuerza intimidatoria" y la "actuación tumultuaria" de manifestaciones pacíficas convocadas por Òmnium y la ANC, es más que evidente que cada palabra importa. De ahí que el debate entre las defensas sobre la lengua permanezca abierto, más allá de que el tribunal pueda facilitar un traductor y un intérprete.

En síntesis, el debate versa sobre dos aspectos. Por un lado, la agilidad y la precisión de las declaraciones y los matices en las palabras de los acusados que se puedan perder con la traducción y que, en caso de duda, no jueguen precisamente a su favor sino de las tesis de las acusaciones.

Por otro lado, también se valora no hacer batalla con el catalán al estar relacionado el idioma con el derecho al juez predeterminado por ley. La vulneración de este derecho sí suscita plena unanimidad entre las defensas, que entienden que la causa se debería juzgar en el TSJ catalán en vez del Supremo porque los hechos sucedieron en Catalunya. Bajo este razonamiento, aceptar la traducción simultánea del Supremo supondría dar carta de naturaleza a que un tribunal no competente juzgue la causa.

En el juicio por el 9-N, en el TSJC Mas, Rigau y Ortega declararon en catalán, pero en el Surpremo Francesc Homs, ahora coordinador de las defensas de JxCat, no mostró inconveniente para hablar en castellano.

Que la lengua no es un asunto menor lo demuestra, por ejemplo, que en las peticiones de prueba pericial de la defensa de Forn figura un informe de expertos filólogos de lengua catalana y castellana sobre la traducción al castellano del informe de la comisaría superior de coordinación central de los Mossos d'Esquadra. Y Jordi Pina, abogado de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, ha impugnado "cualquier traducción efectuada de documentación" de la causa que no esté en castellano al no haberse producido por profesionales identificados "y por la existencia de errores constantes en la traducción de documentos" del catalán al castellano.

Los argumentos a favor

Los escritos de defensa de Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carme Forcadell y Jordi Cuixart incluyen expresamente su "intención" de prestar interrogatorio y dirigirse al tribunal en catalán durante su turno de última palabra. Se basan en que expresarse es un derecho constitucional plenamente reconocido en varias sentencias y por la normativa europea.

Los presos de JxCat son los que de forma más clara han mostrado su intención de expresarse en catalán. "La asistencia de intérprete se configura como expresión del derecho a un proceso justo", destaca Pina, que ha pedido que en el juicio no haya traducción consecutiva, sino simultánea. Esto es, que auricular mediante, los magistrados y los fiscales vayan escuchando en castellano las palabras de los acusados en vez de que las declaraciones se interrumpan para traducir. Pina precisó este martes que él sí se dirigirá en castellano al tribunal.

Por su lado, Junqueras y Romeva también han solicitado al tribunal que prevea los sistemas de interpretación simultánea para la traducción al castellano de tal forma que se permita el desarrollo del juicio oral "en términos de normalidad". El abogado Andreu Van den Eynde precisa, no obstante, que avisará a la sala del idioma concreto que emplearán sus clientes ya que todavía no ha tomado una decisión definitiva porque la cuestión del idioma se está "abordando en la estrategia defensiva".

Ni el exconseller Carles Mundó ni la exconsellera Dolors Bassa han facilitado a la prensa su escrito de defensa, si bien la extitular de Trabajo, en una entrevista en Rac-1, abogó por expresarse en castellano en el juicio. "Si queremos explicarnos fuera de Catalunya y desmontar las acusaciones, es mejor que parle en castellano", aseveró Bassa.

Etiquetas
Publicado el
16 de enero de 2019 - 21:45 h

Descubre nuestras apps

stats