ERC expulsa al concejal de urbanismo que fue descubierto con 40.000 euros en efectivo en su despacho

Agentes de la Guardia Civil depositan objetos personales en uno de los registros de la Operación Voloh

ERC ha decidido expulsar de la militancia al teniente de alcaldía y concejal de urbanismo de Cabrera de Mar, Enric Mir, y requerirle su acta en el municipio, después de que la Guardia Civil hallara en su despacho la semana pasada 40.000 euros en efectivo. La formación afirma en un comunicado que el manejo de la suma de billetes "no guarda relación" con la gestión con su actuación como militante o concejal y "obedece a un comportamiento de la esfera privada" del investigado. Sin embargo, afirman que este comportamiento "es del todo incompatible con el partido" por lo que le han abierto un expediente.

Poco después de que se conociera la expulsión y apertura del expediente, el propio Mir ha anunciado su salida del ayuntamiento en un comunicado. El edil explica que la aparición del dinero tiene que ver con un cambio de domicilio familiar que según su versión estaba realizando en ese momento, cuando había vendido su vivienda habitual para comprar otro inmueble. "Quiero afirmar con rotundidad que ese dinero no tiene relación con ninguna de las acusaciones infundadas de prevaricación urbanística que se han fabricado", se ha explicado el concejal ante la prensa.

El hallazgo del dinero en efectivo se produjo el miércoles de la semana pasada, en el marco de la operación dirigida por el juzgado número 1 de instrucción de Barcelona que investiga, entre otros asuntos, el posible desvío de dinero público para sufragar gastos de Carles Puigdemont en el extranjero. Uno de los hilos que sigue el juez es una presunta recalificación de unos terrenos en el municipio de Cabrera, que podrían afectar a un área correspondiente con el establecimiento de Villa Bugatti, operada por el también investigado empresario Xavier Vendrell, exconseller de ERC.

Según las pesquisas, Vendrell habría utilizado su influencia para lograr un "pelotazo" urbanístico con esos terrenos, que además carecería de licencia para las actividades de hostelería y eventos que realizaba, según los informes del sumario judicial. El pasado febrero el pleno de la localidad barcelonesa dio luz verde a la modificación del Plan de Ordenamiento Urbano Municipal (POUM) que tiene que ver con el sector donde se emplaza Villa Bugatti y donde pensaba proyectarse una escuela, lo que habría hecho que el precio del suelo se doblase.

"En referencia a los registros policiales practicados", afirma Esquerra, "se ha podido corroborar que no se ha producido ningún delito, irregularidad ni trato de favor en la gestión urbanística". Además, la formación independentista sostiene que el dinero encontrado no tenía ninguna relación con las acusaciones de prevaricación que se imputan a Mir, y recuerda que su relato de los hechos es coincidente con el que manifestó el propio Ayuntamiento de Cabrera en un comunicado el pasado viernes.

Desde el consistorio defienden que la modificación del POUM relacionada con Villa Bugatti cuenta con todos los informes técnicos y con el visto bueno de la intervención y la secretaría del Ayuntamiento. Además indican que la iniciativa salió adelante en el pleno prácticamente con unanimidad, con 9 votos a favor y dos abstenciones. Esta semana también el conseller de Territorio, Damià Calvet, aseguró que la recalificación de los terrenos de Cabrera de Mar en los que se quiere construir el centro escolar se había hecho siguiendo el "procedimiento urbanístico ordinario" y por lo tanto bajo la supervisión del área que él dirige.

Etiquetas
Publicado el
5 de noviembre de 2020 - 18:12 h

Descubre nuestras apps