JxCat se queda solo en su petición de destituir al secretario general del Parlament

El presidente del Parlament, Roger Torrent, asistido por el secretario general de la Cámara, Xavier Muro

El secretario general del Parlament, Xavier Muro, seguirá en el cargo aunque no publique las resoluciones aprobadas en el pleno. Esta es la decisión tomada por la Mesa de la Cámara este lunes, que se ha negado a admitir una propuesta de JxCat que pedía cesar al máximo funcionario si éste se mantenía en su negativa a publicar varias resoluciones sobre la monarquía que considera que vulneran sentencias del Tribunal Constitucional.

Según consta en el acta de la reunión, la formación de Quim Torra ha sido la única que ha pedido el cese de Muro, mientras que Ciudadanos, ERC y el PSC se han posicionado en contra. Además Ciudadanos y los socialistas han votado a favor de una segunda iniciativa para dar apoyo al jefe de los funcionarios, que no ha salido adelante.

Una de las opciones también descartadas era que fuera la propia Mesa quien asumiera la publicación de las resoluciones controvertidas, pero finalmente esta idea tampoco ha prosperado, debido al criterio de los letrados de que solo el jefe del servicio jurídico puede realizar esta función.

Entre los textos que el secretario general se niega a publicar y que finalmente quedarán fuera del boletín se incluye una resolución, apoyada por JxCat, ERC y la CUP, que ratifica el "mandato del 1-O" e pide que las instituciones catalanas a trabajar por la independencia, y también un punto de otra resolución que reitera la reprobación de Felipe VI, que ya fue anulada en su momento. Muro también decidió borrar de un texto aprobado una frase que se refería a la "monarquía delincuente".

"Lamentamos que hoy en la mesa del Parlament los partidarios de la autocensura y de la censura (ERC, Cs y PSC) se hayan alineado para avalar la decisión de censurar las resoluciones contra la monarquía borbónica. Sin defender la soberanía del Parlament no hubiéramos hecho el 1O", ha asegurado el vicepresident del Parlament, Josep Costa, máximo defensor de la tesis de JxCat que reclamaban cesar a Muro si no se publicaban los textos aqprobados.

La decisión tomada por la Mesa es el último capítulo de una controversia que ha enfrentado a los socios del Govern durante las últimas dos semanas. La enésima guerra tiene su origen en el pleno extraordinario celebrado sobre la Monarquía como reacción a la salida del territorio español de Juan Carlos I.

Aquella sesión plenaria, reclamada por el president de la Generalitat, Quim Torra, se desarrolló con normalidad el viernes 7 de agosto y los independentistas se pusieron de acuerdo en varias resoluciones, que acabaron siendo aprobadas. Sin embargo, el secretario general se negó a aprobarlas de inmediato, hasta poder analizarlas, lo que generó los primeros choques.

La tormenta política amainó el lunes siguiente, cuando el Boletín Oficial de la Cámara publicó algunas de las resoluciones cercenadas y con modificaciones, además de con un párrafo firmado por el secretario general en el que hacía constar su decisión "atendiendo al deber establecido de impedir o paralizar cualquier actuación jurídica o material que pueda suponer el incumplimiento" de varias sentencias del tribunal.

A partir de entonces, Torra pidió personalmente al presidente del Parlament, Roger Torrent, que cesara a Muro si continuaba negándose a publicar íntegramente las resoluciones, algo que el jefe de la Cámara no atendió. En vista de esto, JxCat presentó una iniciativa a la Mesa en la que exigía que se ordenase al secretario general la publicación íntegra o, de lo contrario, se le cesase. Una petición que, de nuevo, se ha encontrado en minoría y ha sido rechazada.

Etiquetas
Publicado el
18 de agosto de 2020 - 12:50 h

Descubre nuestras apps

stats