La portada de mañana
Acceder
La inmunidad salva a Juan Carlos I de fraude fiscal, blanqueo y amenazas
Las montañas submarinas son parte de los océanos que necesitan protección
"Este artículo no lo puede escribir una Inteligencia Artificial", por Isaac Rosa

Buscador

Los sueldos que se juega Junts si sale del Govern: más de 20 millones de euros y centenares de cargos

La presidenta de Junts, Laura Borràs, y el secretario general, Jordi Turull, en el debate de política general.

Son consellers, directores generales, secretarios, responsables de empresas públicas, cargos intermedios, asesores, delegados territoriales... Entre ellos se reparten más de 20 millones en sueldos y están pendientes de saber qué pasará con ellos la semana que viene, cuando las bases de Junts votarán si el partido debe abandonar el Govern de la Generalitat. 

Aragonès da un golpe de autoridad en la crisis con Junts y cesa al vicepresidente Puigneró

Aragonès da un golpe de autoridad en la crisis con Junts y cesa al vicepresidente Puigneró

La consulta tiene en vilo a un grupo de aproximadamente unos 250 cargos y puestos eventuales nombrados a dedo por Junts, aproximadamente la mitad de los 500 puestos que dependen de la administración catalana. Estos empleados disponen de una notoria influencia política, capacidad presupuestaria y de unos salarios que contribuyen en parte a financiar un partido político todavía en fase de construcción. Como en la mayoría de las formaciones, una parte del sueldo de estos cargos se destina a financiar los gastos del partido. 

A falta de pocos meses para las elecciones municipales, la pérdida de estos ingresos y de la proyección e influencia pública que conllevan supondría un contratiempo para los intereses económicos y electorales del espacio neoconvergente. De ahí vienen las reticencias de una parte de Junts a dar el portazo a ERC y abandonar el Ejecutivo catalán. 



Entre finales de julio y finales de septiembre Junts ha perdido los dos cargos de mayor proyección política de los que disponía hasta la fecha. Son la presidencia del Parlament, que estaba en manos de Laura Borràs (más de 158.000 euros brutos anuales, incluyendo complementos) y la vicepresidencia, ostentada hasta el miércoles por Jordi Puigneró (117.000 euros anuales). Para comparar: el sueldo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es de 86.542 euros y el de los ministros del Ejecutivo es de 76.355 euros. 

Quedan todavía en el Govern seis consellers de Junts que cobran lo mismo que Puigneró y que, además, están al frente de algunos de los departamentos con más presupuesto del Govern. Estos miembros de Junts dirigen la conselleria de Acció Exterior (Victòria Alsina), Salut (Josep Maria Argimon), Economia (Jaume Giró), Justícia (Lourdes Ciuró), Recerca i Universitats (Gemma Geis) y Drets Socials (Violant Cervera).

Más allá de la influencia que supone estar al frente de un departament como el de Economia (que tiene la llave de la caja), en manos de Junts están también las dos conselleries con mayores gastos en salarios: la de Vicepresidència y Polítiques Digitals (controlada por Puigneró hasta su cese) y la de Acció Exterior. Entre ambas suman casi siete millones de euros en sueldos. 

Solo los 15 delegados que tiene el Govern repartidos por las distintas oficinas de la Generalitat en el mundo -dependientes del departamento dirigido por Alsina- suponen más de 1,3 millones de euros en sueldos (poco más de 90.000 euros cada uno). Del departamento que comandaba Puigneró, por ejemplo, dependen 42 altos cargos y asesores muy bien pagados. Con la excepción de cinco puestos, el resto de sueldos del personal nombrado por Junts en esta conselleria superan los 70.000 euros.

La cartera de Puigneró también es relevante porque incluye el Departament de Territori, bajo cuyo control están algunas empresas públicas con mucha influencia y salarios cuantiosos. Es el caso de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC), cuyo director percibe un salario de 151.000 euros, mayor incluso que el del president de la Generalitat (132.855 euros anuales). También se nombra desde esta conselleria a los directores de Aeroports Públics de Catalunya (107.000 euros),  del Port de Barcelona (115.000 euros) o de la Autoridad del Transporte Metropolitano (117.000 euros).

Las tripas de la Administración catalana están llenas de cargos con salarios cuantiosos. De los mencionados 500 cargos y puestos directivos nombrados desde el Govern, más de la mitad (283) cobran más de 85.000 euros. 

La conselleria de Salut que dirige Argimon también dispone de un generoso elenco de altos cargos y responsables de empresas públicas con salarios por encima de lo que percibe un ministro del Gobierno. Son tres secretarios con salarios de más de 93.000 euros, cinco directores generales con sueldos de más de 90.000 euros y una jefa de gabinete que percibe más de 82.000 euros.

A esto hay que sumarle cinco gerentes de los distintos consorcios sanitarios territoriales catalanes y una directora general del consorcio sanitario integral: solo entre estos seis cargos suman más de 685.300 euros anuales. También dependen de Salut la dirección del Banc de Sang i Teixits (117.000 euros), la dirección de la Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya (93.905 euros), la gerencia de Barnaclínic S.A (89.000 euros) o la dirección general del Consorci de la Corporació Sanitària Parc Taulí de Sabadell (117.000 euros).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats