Un trabajador denuncia que dos guardias civiles coaccionaron a su jefe para que le despidiera por hacer campaña del 1-O

Efectivos de la Guardia Civil en Reus

Aceptada a trámite una denuncia presentada en el juzgado de guardia de Reus (Tarragona) contra dos agentes de la Guardias Civil por un delito de coacciones y otro de acoso por intentar forzar el despido de un trabajador por motivos políticos: participar en la campaña del referéndum del 1-O.

Guardias civiles fuera de servicio y de paisano cargaron contra ciudadanos en Calella tras el 1-O

Según los hechos denunciados, dos agentes vestidos de paisano acudieron el pasado 28 de septiembre a un comercio de Reus para exigir al propietario que despidiera a un trabajador, R.A.. Tras mostrar su placa al jefe e identificarse, los agentes argumentaron que el empleado "era una persona que causaba graves alteraciones en el orden público", refiriéndose su participación en concentraciones durante la campaña electoral del 1-O.

Según expone la denuncia a la que ha tenido acceso este diario, los dos guardias civiles preguntaron al jefe "si no sabía a quien había contratado para trabajar", refiriéndose al empleado de la empresa, y le conminaron a prescindir del trabajador. Pese a los hechos denunciados, el denunciante sigue en su puesto de trabajo este viernes.

El empresario, expone la denuncia, respondió "que le daba igual la vida privada" de su empleado. Antes de salir del establecimiento los agentes le advirtieron de "que se atuviera a las consecuencias por tener una persona como él trabajando allí". En el momento de la visita de los agentes, R.A. se encontraba en su domicilio en su descanso para comer. Por la tarde, el propietario del negocio le informó de lo sucedido. El joven aseguró que los hechos no fueron denunciados inmediatamente para no infundir miedo antes del 1-O.

R.A. ha interpuesto denuncia al considerar que se le han vulnerado derechos fundamentales y se ha hecho seguimiento de su actividad política con la clara "intención de coaccionar a mi jefe para despedirme". Comunicados los hechos, el denunciante ha solicitado que se le cite a declarar a él y al empresario, así como que el juzgado compruebe la identidad de los agentes.

R.A. ha comparecido en una rueda de prensa este viernes, acompañado por representantes en Reus de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), para denunciar los hechos. Ha recordado que no se encuentra "investigado por haber cometido ningún delito, ni estar inmerso en ningún procedimiento judicial" que justifique esta actuación por parte de la Guardia Civil. La ANC ha denunciado que las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado han ejercido acciones represivas "de muchas formas" en relación al 1-O.

En este sentido, la ANC ha recordado que en la noche del pasado 1-O agentes de paisano y fuera de servicio salieron de un hotel de Calella para agredir un grupo de personas concentradas con sus defensas personales y saltando el cordón de seguridad establecido por los Mossos d'Esquadra.

En Reus, des del 12 de septiembre se han organizado numerosas manifestaciones contra la presencia de agentes de la Policía Nacional en la ciudad que se encontraban en un céntrico hotel de la ciudad. La manifestación más multitudinaria tuvo lugar este martes con 10.000 personas que se concentraron ante la comisaría para denunciar las agresiones policiales del 1-O.

Etiquetas
Publicado el
6 de octubre de 2017 - 13:04 h

Descubre nuestras apps

stats