Catalunya vuelve a cerrar el ocio nocturno ante el aumento de los contagios

Jóvenes hacen cola para entrar a una discoteca, a 27 de junio de 2021, en Barcelona.

El Govern ha decidido dar un paso atrás en la desescalada y volverá a cerrar el ocio nocturno en espacios cerrados. Después de citar de urgencia a la patronal del sector este martes, el Ejecutivo catalán ha optado por esta medida, que entra en vigor el viernes y durará al menos 15 días, para frenar el aumento descontrolado de casos entre la población menor de 30 años que todavía no está vacunada. El decreto está todavía ultimándose y los detalles se presentarán este martes por la tarde.

La explosión de casos de coronavirus empieza a notarse en los hospitales de Barcelona

La explosión de casos de coronavirus empieza a notarse en los hospitales de Barcelona

La medida adoptada este martes tendrá la excepción de los festivales y eventos al aire libre, aunque con restricciones. Cualquier evento de más de 500 personas requerirá un test de antígenos, una prueba PCR negativa con 12 horas de vigencia o bien un certificado de la pauta completa de vacunación. El horario máximo de cierre para estos eventos será las 3 de la madrugada.

"La situación epidemiológica es extremadamente complicada, los datos son malos y el número de contagios crece a un ritmo exponencial muy superior a lo que nos podemos permitir", ha señalado la portavoz del Govern, Patricia Plaja, en rueda de prensa, antes de recordar que solo el lunes se registraron en Catalunya 6.000 nuevos positivos en un solo día. "No preveíamos un verano tan complicado como el que parece que nos viene", ha añadido.

Plaja ha pedido también a toda la población el uso de la mascarilla "como si fuese antes del 26 de junio" y ha señalado que el Govern cree que con las actuales cifras de contagios debería volver a ser obligatoria, pero que solo el Gobierno central puede modificar las normas sobre su uso.

La patronal del ocio nocturno pretendía salvar la actividad de las próximas semanas pactando con el Govern la obligatoriedad de realizar tests de antígenos para entrar en los locales, pero el Ejecutivo catalán finalmente ha optado por decretar el cierre. "Si nos hacen cerrar sería la ruina definitiva, una sentencia de muerte", ha señalado este martes Joaquim Boadas, secretario general de FECASARM, antes de que se hiciera oficial el anuncio de la medida.

Actualmente los locales de este tipo tienen permitido abrir con el 50% de su aforo, la obligatoriedad del uso de mascarilla y de mantener la distancia social, unos requisitos que en ocasiones no se han cumplido o que han llevado a grandes salas catalanas a bajar la persiana de nuevo ante la imposibilidad de hacerlas cumplir.

El Departamento de Salud ya anunció el lunes que se estaba planteando endurecer las restricciones para frenar esta nueva ola de contagios, que ya se empieza a notar ligeramente en buena parte de los hospitales de Barcelona, donde han subido tanto los ingresos en planta como en las UCI. También la consellera de Presidència, Laura Vilagrà, también indicó que se estaban planteando restricciones "quirúrgicas" y "concretas" que querían acordar "con los sectores afectados".

La actual velocidad de transmisión (RT) en Catalunya supera los 3,3 puntos y hay 575 personas ingresadas en los centros hospitalarios catalanes. El sector más tensionado por este aumento de contagios es ahora mismo la Atención Primaria, dedicada tanto a diagnosticar esta nueva ola de casos como de vacunar a la mayoría de la población.

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2021 - 12:44 h

Descubre nuestras apps

stats