La portada de mañana
Acceder
Defensa asume el gasto en sueldos de los 1.500 efectivos de la Guardia Real que sirven a la monarquía
Carpetazo a la Kitchen del PP, por Ignacio Escolar
La batalla por el legado de John McAfee

La Generalitat admite que no tiene datos sobre el coronavirus del 20% de las residencias catalanas

La UME desinfecta tres residencias de Mataró tras la muerte de varios ancianos por COVID-19

La Generalitat ha admitido este martes que no tiene datos sobre la afectación del coronavirus del 20% de las residencias catalanas –unos 200 centros– y ha urgido a los centros a proporcionarlos al departamento de asuntos sociales. Pese a la pregunta concreta de los periodistas, el conseller no ha precisado los motivos de la ausencia de datos.

La saturación de los hospitales reduce al mínimo los traslados de enfermos graves desde residencias de ancianos

La saturación de los hospitales reduce al mínimo los traslados de enfermos graves desde residencias de ancianos

Según ha revelado en la rueda de prensa diaria del Govern el conseller de Asuntos Sociales, Chakir El Homrani, hasta este lunes el 80% de las 1.073 residencies habían reportado datos a la administración. Un equipo específico de la conselleria, ha explicado, llama a todos los centros para "recordarles la importancia de tener todos los datos". Una importancia que será una obligación a partir de este miércoles, cuando entrará en vigor un decreto del Gobierno que conmina a los centros a proporcionar información sobre la incidencia del virus a la autoridad sanitaria.

Posteriormente a la rueda de prensa, y consultadas por eldiario.es, fuentes de Asuntos Sociales han explicado que las residencias que no contestan lo hacen por varios motivos: porque no tienen positivos, porque responden conjuntamente con otros centros con quien comparten gestión o bien porque directamente rechazan responder al departamento, sin concretar cuantos centros corresponden a cada caso. "Por eso llamamos recordando que nos tienen que responder y que es una información fundamental", agregan desde Asuntos Sociales.

Las residencias se han convertido en un foco de la enfermedad en Catalunya. Hasta este lunes, 909 mayores que viven en residencias habían muerto por coronavirus y se habían registrado 1.736 positivos. Otros 393 mayores han tenido que ser hospitalizados. En conjunto en Catalunya 64.093 abuelos y abuelas viven en residencias públicas y privadas. Que los datos están incompletos lo muestra, por ejemplo, que según la estadística oficial de este lunes en la demarcación de Tarragona 53 ancianos positivos de coronavirus cuando una sola residencia de Vila-seca reportó 62 abuelos diagnosticados y aislados.

Mitjà, asesor

Por otro lado, el Govern ha nombrado este martes al epidemiólogo Oriol Mijtà como asesor en las políticas catalanas contra el coronavirus. Su primera tarea será realizar un informe a presentar dentro de dos semanas. El epidemiólogo, muy crítico con la gestión de la crisis del Gobierno central, no cobrará por sus labores como asesor.

El Govern sigue siendo reticente a relajar el confinamiento hasta que no se hayan multiplicado los tests de detección de la enfermedad. En este sentido, el Govern ha aprobado este martes un sistema de cribado masivo de la población para detectar la el coronavirus, que comenzará con 170.000 tests durante las seis próximas semanas. Participarán primero tres centros de investigación y la iniciativa estará en marcha "durante el tiempo necesario", ha dicho Budó, de acuerdo con la evolución de la pandemia y el desconfinamiento de la población. Está previsto que se incorporen posteriormente los laboratorios universitarios y los de empresas privadas.

Por otro lado, la conselleria de Salud destinará cuatro millones de euros para financiar 19 proyectos de investigación para prevenir y tratar el coronavirus mediante terapias de anticuerpos y plasma, ensayos clínicos o medicamentos.

Todo ello mientras algunos ciudadanos, pese a la prohibición de desplazarse si no es imprescindible, han acudido a sus segundas residencias. El conseller de Interior, Miquel Buch, ha avanzado que ante la detección por parte de alcaldes de municipios con segundas residencias de una mayor afluencia de visitantes, los Mossos incrementarán los controles y las denuncias. "Intensificaremos la presión para los irresponsables e incívicos que rompen el confinamiento", ha avisado el conseller de Interior, Miquel Buch.

Etiquetas
Publicado el
7 de abril de 2020 - 15:35 h

Descubre nuestras apps