La portada de mañana
Acceder
ENTREVISTA | Castells: "La derecha ha perdido un poder que siempre creyó suyo"
España, pendiente de cuándo Europa cortará el grifo del gasto público
OPINIÓN | Razón y servicio: sobre quién nos ha de gobernar, por Elisa Beni

La trasmisión de la COVID-19 en los campamentos de verano es muy inferior a la media, según un nuevo estudio

Niños en un campamento de verano. /EFE

Los campamentos de verano han sido lugares mucho más libres de coronavirus que su entorno. El estudio Corona Kids, del Hospital Sant Joan de Déu, ha concluido que la tasa de reproducción del virus en estos espacios educativos, concretamente en los de Barcelona, ha sido hasta seis veces inferior a la media. 

Los investigadores creen que los resultados de esta investigación, que son todavía preliminares, pueden dar pistas sobre cómo abrir las escuelas en septiembre. Los grupos pequeños –de no más de 10 niños y niñas–, las actividades al aire libre y el lavado de manos frecuente habrían contribuido a rebajar la tasa. 

El estudio ha realizado un seguimiento diario durante cinco semanas de 1.905 participantes de 22 de estas colonias urbanas, incluyendo a niños y monitores. A todos ellos se les hicieron pruebas PCR de saliva regularmente y se detectaron un total de 30 menores positivos, todos ellos asintomáticos. A pesar de haber estado en contacto con hasta 253 compañeros de sus grupos burbuja, se acabaron contagiando solamente 12. El 4,7%. Lo que significa una tasa básica de reproducción (R0) de 0,3, seis veces inferior a la que había en el entorno de estos centros, que osciló en esos momentos entre 1,7 y 2.

“Pensamos que los grupos burbuja han conducido a tener estas tasas bastante bajas de transmisión, y nos han brindado también la oportunidad de trazar los contactos de forma más sencilla”, ha valorado la doctora Iolanda Jordan, investigadora principal del estudio. Pero sobre todo ha destacado la eficacia del lavado de manos en estos espacios. “En los campamentos donde se realizaba un lavado de manos más de cinco veces al día, las infecciones han sido nulas o realmente bajas”, ha concluido.

El estudio ha contado con la participación de investigadores del Hospital Clínic, el Instituto de Salud Global de Barcelona o el Centro de Regulación Genómica, y ha sido coordinado por el Departamento de Salud. A la presentación han asistido la consellera, Alba Vergés, y el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, que han celebrado que los resultados aporten nueva evidencia sobre los contagios en menores. Aun así, han descartado que esto implique cambios en sus planes para la vuelta a la escuela. 

La incógnita sobre la transmisión en los niños

El estudio Kids Corona, en una primera fase presentada en junio, llegó a la conclusión de que los niños se contagian con tanta frecuencia como los adultos, aunque presenten síntomas más leves. Pero hay todavía un consenso científico sobre el papel de los niños en la transmisión del SARS-CoV-2. Un estudio del Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, apuntó recientemente a que los niños tienen mayor carga viral pese a tener menos síntomas, lo que los podría convertir en mayores y más ocultos transmisores.

Los resultados del nuevo estudio del Hospital Sant Joan de Déu no permiten extrapolar a toda la población infantil. Los investigadores han sido muy cautos a la hora de hacerlo, puesto que la casuística de un campamento de verano es muy particular. “Eso lo podremos responder más adelante, lo que sabemos es que en estas circunstancias [las colonias urbanas] transmiten poco”, ha concluido Jordan. Una segunda fase de la investigación analiza ahora cómo esos 30 niños contagiados han transmitido el virus a sus familias.

Etiquetas
Publicado el
26 de agosto de 2020 - 12:49 h

Descubre nuestras apps

stats