eldiario.es

9

El PP, el partido que más ha pactado para conseguir alcaldías en la región

Entre los 100 municipios más poblados de Castilla-La Mancha, en 8 de ellos no gobierna el partido más votado.

El PP, gracias a pactos con otras formaciones, ha conseguido la alcaldía en 5 de esos 8 municipios a pesar de no obtener más votos.

Dichas alcaldías cambiarían de color político con una hipotética reforma electoral.

92 de las 100 localidades más pobladas de Castilla-La Mancha están gobernadas por el partido que más votos obtuvo en las pasadas elecciones locales de 2011: 65 municipios están gobernados por el PP siendo el partido más votado y 26 por el PSOE. Izquierda Unida ostenta la alcaldía en Añover de Tajo (5.367 habitantes, gobernando además con mayoría absoluta).

Sin embargo hay 8 localidades donde no gobierna el partido más votado, entre las que hay dos ciudades importantes en la región como son Almansa y Alcázar de San Juan. Casos cada uno distintos pero en los que se describe el mismo patrón: la capacidad del Partido Popular para pactar cuando es necesario llegar a la alcaldía, siendo el máximo beneficiario de los pactos en la región.

Tras la ‘sugerencia’ realizada por Mariano Rajoy de cambiar la ley electoral para que gobierne el partido más votado, el color político de estos 8 municipios cambiaría. Los más perjudicados por los pactos de alcaldías en la región han sido el PSOE (que ha perdido cuatro alcaldías) y las formaciones locales (que perdieron dos), por las cinco que ganaron los populares.

Alcázar y Almansa: dos bastiones con pactos de minorías.

Son 57.000 habitantes los que suman entre ambas poblaciones, de las más importantes de sus provincias respectivas y en las que el PP gobierna en minoría tras no ser el partido más votado.

En el caso de Almansa, tras varias legislaturas gobernando el PSOE, en las últimas elecciones locales perdieron la mayoría absoluta, lo que propició un pacto entre PP y AEIA (Asociación de Electores Independientes de Almansa) que obtuvo 3 escaños y con ello la llave del gobierno. Entre ambos partidos se repartieron la alcaldía de la localidad a partes iguales, gobernando en los dos primeros años de legislatura Antonio López (AEIA), y en la actualidad desde 2013 el candidato popular Fermín Cerdán.

Más descabellada fue la situación en Alcázar de San Juan, uno de los pueblos más ‘calientes’ de la región. Los socialistas del entonces alcalde Sánchez Bódalo consiguieron 10 escaños, por 9 de los populares. Sin embargo, el partido independiente ‘Ciudadanos por Alcázar’ consiguió dos escaños. Los 1.700 votos del partido local permitieron al PP hacerse con una alcaldía en la que entraron con cartera los concejales de dicho partido, que participaron en las europeas bajo el paraguas de Ciudadanos con Javier Nart como cabeza de lista. En la localidad sólo consiguieron 191 votos en las pasadas elecciones europeas, menos de un 2%. Con la cuenta atrás de una alcaldía que todo hace indicar que perderán el año próximo, el PP se da prisa en terminar el proyecto de venta de ‘Aguas de Alcázar’, que de no completar en su legislatura será paralizado con total seguridad por la oposición entrante.

Cualquier pacto vale para llegar al poder.

Podemos verlo en Caudete (Albacete), donde el empate técnico entre PSOE y PP (8 concejales cada uno y 71 votos de diferencia) lo deshizo el concejal electo de UPyD, que pactó con el PP, en lo que puede denominarse un pacto ‘lógico’. O en Los Yébenes, donde la coalición de PP y el partido local ‘Agrupación Independiente de Los Yébenes’ dejaron sin gobierno al grupo socialista de la que era edil la ahora televisiva Olvido Hormigos a pesar de obtener un 42% de votos.

Las disputas entre partidos llevaron a que en Alovera (Guadalajara) gobierne la que fue tercera lista más votada con sólo 3 concejales sobre 17: los apoyos de PSOE e IU a los locales “Alternativa Alovera” hizo que los 6 ediles del PP no pudieran hacer nada a pesar de ser los más votados.

Tanto en Ugena (Toledo) como en Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real), las consecuencias del pacto fueron “salomónicas”: dos años en el poder para cada partido político. Así, en mayo del año pasado Jesús García (PSOE) tomaba la alcaldía en sustitución de Martín Pérez Ruiz, del partido local ASI-Ugena, mientras que en la localidad ciudadrrealeña la política hizo extraños compañeros de cama: un pacto entre PP y PSOE dejó fuera del gobierno a la “Plataforma Vecinal Independiente de Santa Cruz de Mudela”, formación que fue la más votada. Dos años de gobierno para populares y otros dos para socialistas, mientras que el partido vecinal se quedaba en la oposición a pesar de tener más votos que nadie.

Chinchilla: tres alcaldes en tres años.

Pocas localidades pueden presumir de ‘descontrol’ esta legislatura como la localidad limítrofe a Albacete. En un ayuntamiento con cuatro fuerzas políticas casi empatadas (PP, PSOE, IU y Agrupación de Independientes de Chinchilla), tres de ellas ya han ostentado la alcaldía en estos tres años de legislatura. El primer alcalde vino por el PP en coalición con IU y el partido local. Tras poco más de un año de legislatura, se le presentó una moción de censura entre IU, PSOE y 1 concejal del partido independiente ADICHIN que dejó la disciplina del partido. El PP no permitió presentar la moción y el asunto acabó en el tribunal constitucional.

Tras una resolución judicial, la moción de censura tumbó el gobierno del PP en enero de 2013, entrando a gobernar una coalición de PSOE e IU. Durante 10 meses, el alcalde fue Arturo Tendero (IU), para a final del año pasado dejar a José Martínez Correoso (PSOE), que si no hay más contratiempos será el que acabe la legislatura.


Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha