eldiario.es

Menú

Las ayudas a menores huérfanos por violencia de género se extenderán hasta su mayoría

La futura ley contra la violencia de género prevé mecanismos para que familias de acogimiento gestionen estas aportaciones

Así lo ha explicado la directora del Instituto de la Mujer en una entrevista a Europa Press donde ha desgranado algunos de los puntos que se recogerán en la futura norma

- PUBLICIDAD -
FOTO: JCCM

FOTO: JCCM

Las ayudas para las y los menores huérfanos por casos de violencia de género previstas en la futura Ley que está ultimando el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, que se elevan a 4.000 euros anuales, se extenderán hasta que cumplan la mayoría de edad, y en el nuevo texto se habilitarán mecanismos para que sean las familias de acogida que se hagan cargo de la tutela de estas niñas y niños quienes gestiones estas cuantías.

Así lo ha puesto de manifiesto en una entrevista con Europa Press la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, quien ha desgranado algunos de los puntos que se recogerán en este nuevo texto normativo, que viene a actualizar la ley aprobada por el Gobierno de José Bono en la Comunidad Autónoma en 2001, una norma pionera y precedente incluso a la primera ley estatal de este ámbito que impulsó José Luis Rodríguez Zapatero al llegar a La Moncloa.

Según ha considerado Martínez, esta norma "requería una adaptación a las circunstancias actuales", marcadas por una creciente desigualdad entre hombres y mujeres. Además, desde su departamento se entendía necesario incorporar a un texto legislativo otro tipo de violencias de género "que hasta ahora no se tenían en cuenta como otra manifestación de violencia hacia las mujeres".

El principal motivo para impulsar este texto legislativo, ha dicho Martínez, es "conseguir una ley útil, que coordine servicios y que transversalice las actuaciones del Gobierno regional". Entre los elementos más importantes que contendrá la ley, la directora del Instituto de la Mujer ha destacado su "incidencia en la prevención", ya que la norma "no se detendrá sólo en la asistencia, sino que redundará en prevenir la aparición de distintas formas de violencia". "Pretendemos actualizar los hitos legislativos ya conseguidos, incidir en la concienciación para evitar más casos y potenciar la prevención", ha explicado.

En periodo de exposición pública

El anteproyecto de ley, que en estos momentos está en periodo de exposición pública, "está siendo muy debatido desde hace casi dos años en un proceso de negociación sin precedentes en el que está recibiendo muchas aportaciones del sector asociativo de Castilla-La Mancha". "Será una ley que recogerá aportaciones y sensibilidades de una gran parte de la población", ha asegurado.

Ahora toca analizar esas alegaciones, derivar el nuevo texto a los servicios jurídicos y continuar con el trámite pasando de nuevo por el Consejo de Gobierno, quien enviará al Consejo Consultivo la propuesta que, una vez reciba el visto bueno, dará el pistoletazo al trámite parlamentario. En cuanto a plazos, Martínez se ha mostrado confiada en que no se retrase mucho más allá del primer trimestre de 2018.

Ha recordado que dentro de la ley se articulará la nueva asignatura de Educación para la Convivencia y la Igualdad, "una materia obligatoria con contenidos educativos en Primaria y Secundaria, que incentivarán la formación en "igualdad, respeto y diversidad, en la línea de lo recogido en el Pacto de Estado por la Violencia de Género".

En este sentido, ha recordado que ya se está impartiendo a modo de pilotaje en centros de las cinco provincias de la región, para lo que se ha creado un grupo mixto de expertas del Instituto de la Mujer y la Consejería de Educación para ver los contenidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha