El conseller valenciano de Hacienda: “La bajada de impuestos es una estafa conceptual”

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, atiende a medios en el Palau de Tremolar.

Pregonar bajadas de impuestos es "una estafa conceptual". Así lo ve el conseller de Hacienda de la Generalitat Valenciana, Vicent Soler, artífice de las dos grandes reformas fiscales del Gobierno autonómico en las dos últimas legislaturas. El gestor de las cuentas públicas considera que las proclamas del nuevo presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, que siguen la línea de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso prometiendo rebajas de impuestos, suponen un fraude discursivo.

Los dirigentes populares ultiman una propuesta de reforma fiscal en la que proponen la bajada de todos los impuestos en lo que consideran una reforma "histórica" bajo el mantra de la "supresión o rebaja de todos los impuestos sin excepción".

"Es siempre una estafa hablar de subida o de bajada de impuestos porque siempre es inequitativa, asimétrica", expresaba el conseller el martes a preguntas de los medios. Soler remarcaba, a través de un ejemplo, que hablar a grandes rasgos de subidas o bajadas de impuestos a todas las rentas por igual implica una trampa en el esfuerzo fiscal. "Rebajar medio punto en todos los tramos de renta significaría 3,5 euros de ahorro para las cuentas de menos de 12.000 euros y 1.600 euros a las rentas de más de 140.000 euros", unas diferencias ínfimas para los estratos de población más vulnerable.

"Hay que hablar de redistribución de las cargas impositivas", considera el conseller socialista, que pone en valor la reforma fiscal del Gobierno del Pacto del Botánico aprobada en 2016 y en vigor con los presupuestos de 2017, que afectó a 1,6 millones de ciudadanos en el tramo autonómico del IRPF.

La reforma redujo el tipo impositivo a las rentas más bajas -bajando los tipos en los tramos menores de 53.000 euros, que pasaron del 11,9% al 10 % en los menores de 12.450 euros anuales- y se incrementó dos puntos en las rentas más elevadas: quienes perciben más de 70.000 euros anuales comenzaron a tributar del 21,48% al 23,50%; las rentas superiores a 120.000 euros, del 22,48% al 25,50%%; y para las rentas superiores a los 175.000 euros, del 23,48% al 25,50%. El pasado año se incorporó un último ajuste para gravar las rentas más elevadas, que afecta al 0,2% de los declarantes valencianos.

Una redistribución que se acordó entre los tres partidos firmantes del pacto, PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem, "por ideología y por mandato constitucional", recordaba Soler, frente a "la herencia del PP que era que las rentas mayores de 60.000 euros pagaran menos que en cualquier lugar de España y las rentas de menos de 53.000 pagaban más que en cualquier lugar de España, lo cual era de carácter regresivo", ha criticado. Por tanto, remarcaba, "lo constitucional es que pague más quién más tiene".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats