Diez ensaladillas superoriginales para encarar un verano semi confinado

Pixabay

Las basadas en recetas patrias

1. Ensaladilla de pulpo a la gallega

Descongela la noche antes un pulpo de unos dos kilos (para que esté ya reblandecido) y, cuando comience a hervir el agua con sal en una olla grande, le das tres chapuzones seguidos y lo dejas cocer unos 35 minutos a fuego medio. Si eres de los vagos o de los pragmáticos y ni quieres cocinar demasiado ni gastar los duros en un pulpo entero, compra unas patitas ya cocidas. Pela un kilo de patatas y una cebolla y cuécelas en una olla durante quince minutos. Laminas la pata, cortas la patata de forma que prácticamente quede triturada y la cebolla en cachitos; lo revuelves todo bien con un alioli de pimentón de la Vera.

2. Ensaladilla de garbanzos con bonito y pimientos del piquillo

En una sartén, calientas los pimientos del piquillo en su jugo hasta que se caramelice un poco. Remueves con ellos las láminas de bonito o melva en aceite, los echas directamente sobre los garbanzos en una fuente, acabando con sal de escamas y tomillo.

3. Ensaladilla de papás aliñás

Cueces medio kilo de patatas lavadas y peladas en agua con sal, durante aproximadamente media hora, hasta que compruebes que están al dente. Las escurres y las cortas a tacos, así como una cebolleta, mezclándolas en una fuente con el perejil picadito, 100 mililitros de aceite de oliva, vinagre y sal de escamas. Remueve muy bien de forma que se queden empapadas, incluso algunas medio desmigadas. Se sirven frías y con piquitos o regañás. https://youtu.be/ru8mOOiGfzs

A base de pescado y marisco

4. Ensaladilla de salmón con caviar y boniato

Primero de todo, horneas dos boniatos cortados en rodajas durante 30 minutos a 180 grados (180 ºC) por arriba y por abajo. Cuando los boniatos estén fríos, los cortas en taquitos y agregas un paquete de salmón ahumado en tiras, seguido de un chorro de aceite y otro de soja. Rocías el caviar (del falso o el bueno, según tu bolsillo) por encima al emplatar con un chorrito de limón.

5. Ensaladilla con palitos de cangrejo, gambas, cebolla y alioli de tabasco

Cueces 500 gr de patatas y, cuando ya casi estén, introduces el colador con las gambas durante no más de un minuto (que sería como hacerlas al vapor). Troceas 150 gr de surimi y una cebolla picadita y los mezclas con la patata en taquitos y las gambas, revolviendo con alioli de sriracha o tabasco.

6. Ensaladilla de langostinos con papaya

Cueces 500 gramos de patata en trozos con un chorro de vinagre para que conserve la consistencia y remojas 250 gramos de langostinos pelados metiéndolos durante un minuto en el agua hirviendo con un colador. Escurres todo, le echas una cebolleta picadita y revuelves con una vinagreta de aceite, sal, limón, vinagre y pimienta, quizá una cucharadita de mostaza. Esparces 200 gramos de papaya en taquitos por encima y ya.

Un punto de exotismo

7. Ensaladilla con aguacate, pavo y queso feta

Cueces medio kilo de patatas y las cortas a trozos chiquititos, del mismo tamaño que los cubitos de fiambre de pavo (200 g será suficiente). Si prefieres hacerlo con una pechuga de pavo fresca, la sellas aproximadamente dos minutos por cada lado con sal, pimienta y orégano (o cilantro) y la cortas a taquitos para volverlos a rehogar, que queden medio crujientes. A última hora, echas el queso feta y un aguacate bien maduro, removiéndolo con aceite, sal y limón, para que se impregne todo.

8. Ensaladilla con yuca, anchoas, manzana, yogur, nueces y pasas

Pelas una yuca grande, la cortas a trozos con un buen cuchillo y la metes en abundante agua con una pizca de sal; cuando esté blanda, en aproximadamente 35 minutos, la escurres y le echas agua fría para cortar la cocción. Entonces la troceas más pequeñita y, en una fuente, le agregas una manzana amarilla en cachos, unas cuantas nueces, pasas y varias anchoas o sardinas anchoadas en trocitos, de modo que se mezcle todo bien al aliñarlo con un yogur sin azúcar, aderezado con aceite, pimienta y una chispa de sal.

Las más vegetarianas

9. Ensaladilla de tubérculos y plátano frito con alioli de mostaza

Pones a hervir en una olla grande una zanahoria entera y una yuca pelada y troceada. La calabaza es mejor hornearla durante 45 minutos por arriba y por abajo a 180 ºC. Mientras tanto, vas laminando un plátano macho maduro (el típico latino, no el de Canarias) y, en un dedo de aceite bien caliente en la sartén, se distribuyen las rodajas y se fríen hasta que estén doradas. Una vez la yuca, la zanahoria y la calabaza estén tiernas, se cortan a taquitos y se juntan con el plátano frito, revolviéndolos a conciencia con un alioli de mostaza.

10. Ensaladilla de brócoli, patata y guisantes con yogur

Cueces las patatas troceadas durante 25 minutos, momento en el que agregas el brócoli y los dejas cinco minutos más. Unas vez escurridas, las mezclas bien con los guisantes en un recipiente y aliñas con un yogur con sal y aceite o, mejor, con dos cucharadas de tahini o pasta de sésamo.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines 

suscríbete a nuestros boletines 

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2020 - 22:26 h

Descubre nuestras apps

stats