Guía rápida para saber todo lo que necesitas al escoger soporte para tu monitor o televisor

Guía rápida para saber todo lo que necesitas al escoger soporte para tu monitor o televisor

Una de las piezas más importantes en una habitación es el televisor o, en caso de que haya un ordenador de sobremesa o portátil desde el que trabajemos, un monitor. Y aunque pueda parecer que basta con fijarnos en qué modelo de dispositivo vamos a comprar, a la hora de escoger cualquiera de estos aparatos es muy importante tener en cuenta el espacio que le dedicaremos en nuestra casa.

Cuatro monitores por menos de 200 euros para trabajar con el portátil

Cuatro monitores por menos de 200 euros para trabajar con el portátil

Si el televisor está muy alto o en una posición donde nos obliga a girarnos bruscamente, puede provocarnos problemas de espalda. O si el monitor de nuestro ordenador se queda a una altura demasiado baja para nuestra vista o muy lejos o cerca de nosotros, nos obligará a curvar el cuello.

Para solucionar este problema –que a la larga puede convertirse en un dolor de cuello o espalda– existen diferentes soportes para regular a nuestro gusto la altura y posición de estos dispositivos.

Antes de nada: qué es VESA

Para poder colocar nuestro televisor o nuestro monitor en cualquier pared o mueble, necesitaremos un soporte VESA. Pero, ¿esto qué es exactamente?

VESA hace referencia a la Video Electronics Standards Association, una organización internacional que trata de promover la estandarización de distintos aspectos en tecnologías de diferentes fabricantes. A pesar de ello, se ha extendido como el nombre común del tipo de soporte de monitores y televisiones.

En realidad, la regla por la que se rige el soporte trasero de estos dispositivos se llama FDMI (Flat Display Mounting Interface); siendo esta una de las normas promovidas por VESA. De esta manera, se establece el sistema VESA MIS (VESA Mounting Interface Standard) o FDMI MIS que, básicamente, es el nombre que recibe la medida concreta.

Averiguar la medida de tu televisor

Una vez hemos establecido qué significa exactamente VESA y FDMI, ¿cómo sé qué medida tiene mi monitor?

Existen seis clasificaciones VESA –expresadas como "VESA MIS" y una letra–: A, B, C; las menos comunes, y D, E, F; las más extendidas. Cada una de las letras indica un soporte para un rango de tamaño y peso. Por ejemplo, la clasificación VESA MIS-B (o FDMI MIS-B) indica una distribución de 50x20 mm entre los orificios, un tamaño concreto de tornillos (normalmente, 4x6 mm), un panel de entre 4 a 7,9 pulgadas y un peso de hasta 2 kg.

A medida que avanza el abecedario, aumenta la capacidad del soporte tanto en pulgadas como en peso. Es decir, un VESA MIS-F es la base que más peso y tamaño aguanta.

Ahora bien, ¿cómo averiguamos qué soporte VESA necesita nuestro dispositivo? Fácilmente, tenemos que medir la distancia entre los agujeros que hay en la parte de atrás de nuestro monitor o televisor.

Así, tendremos que localizar los agujeros roscados que hay tras la pantalla (normalmente, distribuidos en forma cuadrangular o rectangular) y medir la distancia que hay tanto horizontal como verticalmente.

Si, por ejemplo, entre los agujeros horizontales hay una diferencia de 100 mm y verticalmente, otros 100 mm, necesitaríamos un soporte VESA MIS-D (equivalente a desde 12 a 23,9 pulgadas y hasta 14 kilogramos de peso). Muchas veces, podremos consultar en el manual de usuario o en la web del fabricante el tipo de soporte que necesitamos.

¿Qué monitores/televisores soportan VESA?

La realidad es que la grandísima mayoría de fabricantes se acogen a este estándar. Desde la propia web de la organización, se puede ver un listado completo de qué empresas utilizan las medidas de VESA.

Entre ellas, se encuentran Sony Corporation, Toshiba, LG, BenQ, TCL, etc. También hay otros fabricantes, como Ozone, que también se acoge a estas medidas pero no aparecen en la lista. Sin embargo, hay otras empresas que disponen de otros sistemas en sus dispositivos.

Aunque es extraño, siempre es recomendable consultar la web del fabricante antes de comprar un televisor o monitor, sobre todo si sabemos que necesitaremos un soporte.

Para qué sirve un soporte

Después de hacer un repaso a todo lo anterior, ¿qué usos se le puede dar a uno de estos soportes VESA, tanto en el caso de estar buscando uno para televisión como para monitor? La razón más habitual es ganar espacio, sobre todo en el caso de los monitores para ordenadores.

Muchas veces, aunque solo tengamos uno, la base de este puede ocupar gran parte de la superficie de la mesa o, simplemente, incordia mucho. Un soporte puede despejarnos la mesa y ganar zona útil. Otro de los motivos es evitar dolores de espalda y de cuello.

Hay veces que un monitor se puede quedar algo bajo o, al contrario, algo alto y esto nos obliga a inclinar la cabeza. Un "brazo" nos permite regular la altura y solucionar este problema. Con el televisor, los motivos pueden ser los mismos: tanto ganar espacio como mayor comodidad según el ángulo de visión que estemos buscando.

A estos anteriores hay que añadir que utilizar un soporte de pared para nuestro televisor nos permite prescindir de un mueble específico para sujetarla o ganar en estética.

Tipos de soportes

Si, después de leer la guía, creemos que podemos necesitar uno, en ConsumoClaro hemos preparado una breve lista con los tipos de soportes y una recomendación para cada uno:

1. De pared

Como indica su nombre, son aquellos que se anclan a la pared. La principal ventaja de este tipo de soportes es que son los que más espacio permiten optimizar, mientras que su mayor desventaja es que requiere de taladrar. Dentro de este tipo, existen tres subcategorías:

  • Fijo. Son los soportes más simples: se colocan en la pared y se atornilla la televisión, y ya. Su nombre nos revela su principal característica, ya que no permite mover el televisor en ninguna dirección.
  • Inclinables. Una ligera evolución de los anteriores, ya que disponen de un sistema para inclinar (vertical u horizontalmente, según el modelo) el dispositivo de manera que tiene cierta capacidad de adaptación.
  • De brazo. Los más versátiles. Al contrario que los anteriores, entre el soporte que se coloca la pared y el módulo para atornillar el televisor hay un brazo móvil que suele moverse en casi todas direcciones. 

Nuestra recomendación: por 39,99 euros, el soporte de Perlegear es una de las mejores alternativas para quienes buscan "colgar" su televisor. Se trata de un sistema con brazo que aguanta modelos VESA de 200x100 mm hasta 600x400 mm; es decir, de 37 a 75 pulgadas y un peso de 60 kg. Al contar con un brazo, y por su precio, es una gran opción, ya que nos permite colocar el televisor exactamente como necesitamos. 

2. De pinza.

Los soportes de pinza son la alternativa sin obras y sin taladro a los anteriores. En vez de fijarse a la pared, se anclan a una mesa o mueble a través de un sargento regulable. En la mayoría de los casos, es el soporte adecuado para monitores, ya que estos suelen estar sobre una mesa.

  • De barra. Los soportes de barra se componen de: un sargento o pinza que se ajusta a la mesa, una barra vertical y "brazos" que se extienden de esta. En estos "brazos" es donde se anclan los monitores. La principal ventaja de este tipo de soportes es su precio y, además, que son modulares, es decir, que se puede ampliar tanto vertical como horizontalmente comprando más brazos. Una desventaja es que al colocarse en una mesa o mueble, existe el riesgo de que el brazo se choque con la pared y, por tanto, perder movilidad. Además, dependiendo del material, puede que tiemble mucho con cualquier uso.
  • De gas. Al igual que el anterior tipo, estos soportes se anclan a una mesa o mueble utilizando un sargento o pinza, pero la diferencia es que disponen de resortes de gas para sujetar el monitor. ¿En qué afecta esto? En primer lugar, este tipo de soportes aguantan más peso y monitores más grandes. En segundo lugar, solucionan el problema de chocar contra una pared, ya que es mucho más versátil. Y, en último lugar, permite regular la altura sin necesidad de una llave Allen. ¿La mayor desventaja? Es un soporte más caro y más grande, por lo que afecta aún más el material del mueble sobre el que lo coloquemos.

Nuestra recomendación: por 36,99 euros, el de Huanuo es uno de los mejores soportes que hay. Se trata de una base de gas compuesta por un único brazo que cuenta con un sargento o, si lo preferimos, un sistema para sujetarse a la mesa a través de un hueco.

Las medidas que le corresponden es de 75-100 mm -75x75, 100x100, etc.-, compatible con monitores de entre 13 y 27 pulgadas de hasta 6,5 kg. Su pinza se abre desde los 2 hasta los 9,5 centímetros, por lo que una mesa más ancha que esto debe descartarse.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
4 de julio de 2021 - 22:23 h

Descubre nuestras apps