La portada de mañana
Acceder
Los líderes del G7 apoyan el plan de Biden para un alto el fuego en Gaza sin avances
Análisis - El bulo de Miguel Ángel Rodríguez, la última bala contra el fiscal general
Opinión - Ayuso, azote de la corrupción (ajena). Por Esther Palomera

Cómo hacer té de lechuga para estar relajados y dormir mejor

Té de lechuga

Juan Carlos Votto

2

Quizá no suene un poco extravagante pensar en una infusión o té de lechuga, pero lo cierto es que antiguamente era un remedio muy socorrido por aquellas personas a las que costaba dormir, tanto como lo pudieran ser la manzanilla o la valeriana.

De hecho las hojas de lechuga hervidas y dejadas en reposo en el agua durante un tiempo han sido un recurso incluso medicinal, aunque se le atribuyen propiedades diuréticas, antiinflamatorias y por supuesto relajantes.

Lo cierto es que la lechuga no carece de estas propiedades Y además es una hortaliza con numerosas vitaminas (A, C, K, B9 o ácido fólico) y algunas sustancias con acción antioxidante. Pero tal vez en lo que más destaca es en su aporte de fibra y agua, lo que le hace ser una buena base para ensaladas.

No obstante, no son tan conocidas sus propiedades relajantes y de inducción al sueño, si bien las infusiones de lechuga han sido utilizadas desde antaño para ayudar a dormir. Y esto es debido al látex que supura cuando cortamos una hoja de lechuga o bien su tronco.

El principal compuesto de este látex es la lactucina, una sustancia amarga que forma un sólido cristalino blanco y pertenece al grupo de las lactonas sesquiterpénicas. En 2006 un equipo de investigadores de la Academia de Ciencias de Polonia comprobó sus efectos sedantes y analgésicos en ratones.

Otro artículo de investigación de 2012, publicado en Asian Pacific Journal of Tropical Disease, concluye que la lechuga tiene propiedades ansiolíticas. Cuando sus extractos fueron probados en animales de laboratorio, su actividad locomotora se redujo.

Si bien hacen falta estudios en seres humanos, los resultados del estudio apuntan que la tradición del té de lechuga tiene base científica además de empírica. Pero lo mas destacable del té de lechuga es que es sencillo de preparar; basta con agua y unas hojas o un tronco.

Receta del té de lechuga y menta

Ingredientes para 1 persona

  • Agua: dos tazas grandes para hervir
  • Lechuga: de tres a cinco hojas, según tamaño
  • Menta: tres o cuatro hojas
  • Opcional: Una cucharada pequeña de azúcar

Preparación

  • Lavamos las hojas de lechuga con abundante agua. Después, las hervimos durante 15 minutos. Pasado este tiempo las retiramos y apagamos el fuego.
  • Echamos en el agua caliente las 3 hojas de menta y dejamos reposar 5 minutos. Colamos el agua transcurridos los 5 minutos y ya podemos consumir.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
stats