La portada de mañana
Acceder
El Gobierno quiere que las empresas garanticen la salud mental de sus trabajadores
España duplica la ejecución de los fondos europeos hasta alcanzar el 43,1%
Opinión - Las mentiras que nos tragamos, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Educación, tecnología y música para mantener las lenguas indígenas de México

Educación, tecnología y música para mantener las lenguas indígenas de México

EFE

Puebla (México) —

"Tleka moneki timomakistisjke" ("Necesitamos liberarnos"), responde con cierto resentimiento y en menos de un segundo Genaro Medina Ramos en su lengua natal, el náhuatl, tras la pregunta de por qué es importante conservar las lenguas originarias de México.

Medina Ramos es maestro de náhuatl desde hace más de 20 años. Originario de una pequeña comunidad ubicada en las faldas del volcán Iztaccíhuatl, en el centro de México, Genaro se aferra a su cultura y la transmite cada día a su familia y a sus alumnos en las clases.

"El engaño que tuvimos es que el náhuatl no tenía valor, que era para la gente sin razón; hoy me doy cuenta de que es muy valioso", señala el maestro en una entrevista con Efe. En casa obliga a sus hijos y nietos a hablar este idioma.

Humilde y sencillo, alejado y receloso del mundo tecnológico, camina con sus huaraches (sandalias) varios kilómetros hasta llegar al transporte público más cercano en su comunidad.

Son cerca de dos horas las que tarda en llegar al Complejo Cultural de San Pedro Cholula, en el estado mexicano de Puebla, donde dos días a la semana imparte clase a jóvenes, adultos y hasta a extranjeros.

"El náhuatl se estudia por voluntad pero debería ser por ley", enfatiza el maestro, quien opina que el estudio de esta lengua lleva entre uno y cinco años.

"Todo mexicano necesita conocer su idioma para ser libre; tener opinión, decisión y carácter", añade con firmeza.

En México existen 364 lenguas en 68 agrupaciones lingüísticas, de las cuales 64 están en riesgo de desaparecer, según el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali).

Tras la conquista y la llegada de los españoles a México había más de 500 lenguas vivas que fueron decayendo con el paso de los años. Del siglo XVI hasta la fecha, se han perdido más de 100 lenguas.

Mantener viva la llama de las lenguas prehispánicas de México es una labor a la que se han sumado muchas personas con historias similares a la de Genaro.

Desde el ámbito tecnológico, Daniel Cuaxiloa y Rigoberto Domínguez, que estudiaron Ingeniería Mecatrónica en Puebla, diseñaron la aplicación para celulares Tozcatl, que sirve para aprender a hablar y escribir náhuatl.

La aplicación, que se puede descargar de forma gratuita en dispositivos Android, está diseñada para establecer un primer contacto con esta lengua. "Es un medio para aprender sus primeras palabras en náhuatl", señala Diego a Efe.

"La aplicación te permite ver la palabra, escucharla y además evalúa cómo la pronuncias" comenta el joven.

La curiosidad por conocer sus orígenes llevó a estos jóvenes a estudiar esta lengua indígena y compartir sus conocimientos con la sociedad.

"Necesitamos ser conscientes de quiénes somos como mexicanos; esas respuestas las podemos encontrar en el estudio de nuestras lenguas", sostiene Daniel.

El grupo Rockercoatl tiene el mismo objetivo a través de la música. Es una banda de rock mexicana originaria de Puebla que se distingue por interpretar música en lengua náhuatl.

"Utilizamos el rock como herramienta para mostrar al público nuestra lengua mexicana", comenta a Efe Juan Manuel Sánchez, vocalista de Rockercoatl.

En el año 2000 salió a la venta el primer disco de la banda gracias a una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. A día de hoy ya van por el cuarto álbum. Son cinco miembros los que integran esta banda, algunos con el náhuatl como lengua natal, mientas que otros lo aprendieron al sumarse al proyecto.

Llevan el náhuatl a ritmo de rock and roll a los rincones más desfavorecidos del estado de Puebla. En la comunidad de San Andrés de Azumiatla, por ejemplo, formaron un coro con niños hace dos años y hasta la fecha continúan impartiendo clases de náhuatl y música a los más pequeños.

Voluntad, tecnología y música se conjugan en México para sacar a flote las lenguas que por años dotaron de identidad a estos pueblos.

Etiquetas
Publicado el
27 de marzo de 2018 - 16:55 h

Descubre nuestras apps

stats