Las canciones de Pau Donés, el músico que nos enseñó a dar jarabe de palo a los problemas de la vida

El cantante Pau Donés durante la promoción de su libro '50 palos, y sigo soñando', en 2017.

Pau Donés viajaba a Donostia con Fernando de France, el productor audiovisual que le descubrió como artista, cuando surgió la idea del nombre del grupo: Jarabe de Palo. Una expresión coloquial que, según la RAE, se usa "para aludir a una paliza como medio de disuasión o de castigo". Sonaba bien. Pau aceptó, todavía sin saber que con aquel seudónimo le convertiría en un referente dentro de la música española.

"Vuelvo porque de nuevo la música a mi cabeza ha vuelto", cantaba Donés a principios de abril desde el balcón de su casa, más delgado de lo habitual pero con energía para darnos "una receta que te hará sentir mejor". Es decir: música. Su regreso se producía tras más de un año retirado de la música por padecer un cáncer de colon que ya parecía superado en 2015. Finalmente, "el cangrejo", como él mismo llamaba al cáncer, ha ganado la dura y larga batalla.

Pau Donés, vocalista de Jarabe de Palo, ha muerto a los 53 años, justo después de ultimar un nuevo disco titulado Tragas o escupes y del que ya había presentado una canción titulada Eso que tú me das. "Por todo lo que me das te estaré siempre agradecido. Así que gracias por estar, por tu amistad y tu compañía. Eres lo mejor que me ha dado la vida", se podía escuchar en un primer single que, a pesar de sus ritmos alegres, denotaba cierto aire a despedida.

"Al cangrejo, como vengo haciendo desde que le conocí, le dedicaré solo 5 minutos al día, aunque eso sí, durante las actuaciones me acordaré de María, de Andrés, de Lino, y pensaré en todas aquellas personas a las que el bicho se llevó por delante. Y también en todas aquellas que como yo lo siguen toreando día a día. A todos van dedicados los conciertos de este año", decía Donés en un comunicado en 2017, cuando volvió a saber que tenía cáncer.

Por esa razón, en los últimos años el compositor se ha centrado desestigmatizar el cáncer, ya fuera a través de sus conciertos (muchos centrados en la lucha contra la enfermedad) o de sus redes sociales, donde naturalizaba y hacía testigo a sus fans de sus sesiones de quimioterapia. "Por la mañana chapa y pintura en el 'hospi", y por la noche... concierto", publicó en Instagram en 2017, con la energía y el optimismo que caracterizaba al cantante.

Con la publicación de Vuelvo, Pau Donés ha cumplido lo prometido en aquel vídeo de enero de 2019 en el que se despedía con un "adiós, pero hasta luego". Por desgracia no ha sido un reencuentro muy duradero, pero suficiente para dejarnos un testigo sonoro con 11 nuevas canciones para que "si la vida te da palo" nosotros le demos Jarabe de Palo.

Por un beso de La Flaca

Donés comenzó en la música con 15 años y de la mano de su hermano Marc, con quien tocó en los grupos J & Co. Band y Dentaduras Postizas. Sin embargo, el éxito le llegaría tras la publicación de un tema que acabaría sonando en prácticamente toda lista de éxitos: La Flaca.

En la vida conocí mujer igual a la Flaca
Coral negro de la Habana, tremendisima mulata
Cien libras de piel y hueso, cuarenta kilos de salsa
Y en la cara dos soles que sin palabras hablan
Que sin palabras hablan

Era 1995 y la banda se dirigía a Cuba para grabar videoclip de El Lado Oscuro con Fernando de France. La historia original cuenta que llegaron a una discoteca al aire libre conocida como La Tasca, donde conoció a la protagonista de la canción. Pero Donés, como revela un reportaje de El Mundo, sí besó a La Flaca. "Surgió un beso, pero ya; un beso en el autobús cuando íbamos en viaje por Cuba. Él era una persona tímida entonces, aparte de que éramos muy jóvenes; y a mí no me pidas mezclar el trabajo con otra cosa", dice en el artículo Alsoris Guzmán, nombre real de la mujer.

Así surgió el gran éxito del primer álbum de Jarabe de Palo, que vendió dos millones de copias, pero su herencia musical no se debe solo a una canción. Con 14 discos a lo largo de 22 años, se ha convertido en una banda de referencia del rock y pop latino.

Sencillos como Agua (1998), Depende (1998) o Bonito (2003) pasaran a la historia por haberse convertidos en grandes himnos intergeneracionales a caballo entre la música latina, la rumba catalana y el flamenco. También colaboraciones como Déjame vivir (2007) con La Mari de Chambao, que también vivió en primera persona lo que es sufrir un tumor al ser diagnosticada con cáncer de mama en 2005.

Déjame vivir
Libre
Pero a mi manera
Y volver a respirar
De ese aire
Que me vuelve a la vida
Pero a mi manera

La batalla de Donés ha sido ante todo contra un enemigo: el miedo. "Muchos amigos míos no me llamaron... igual que con una gripe te llaman para preguntar qué te pasa... pues para el cáncer no; y es que les daba tanto miedo de que les cogiera el teléfono y les dijera: 'me voy a morir...', y entonces les tuve que llamar yo para decirles, 'tranquilo que no'", dijo el año pasado en una entrevista con EFE. De ahí que, como señaló en el vídeo de su vuelta, lo que nos traiga sean "versos pa' alegrarte el corazón".

Etiquetas
Publicado el
9 de junio de 2020 - 11:11 h

Descubre nuestras apps

stats