eldiario.es

9

DESALAMBRE

La alerta terrorista no frena el viaje de 500 españoles para apoyar a los refugiados saharauis: "No lo hemos dudado"

Solo se ha dado de baja el 2% de las familias españolas que tenían programados viajes al Sáhara para entregar ayuda o visitar a los niños saharauis del programa 'Vacaciones en Paz'

Las ONG que trabajan en los campamentos permanecerán en ellos; excepto los cooperantes españoles de Cruz Roja que se trasladan a otra zona de Argelia pero mantienen sus proyectos

"El departamento de Seguridad de la ONU nos dice que no hay nada que temer en cuanto a la alerta que está difundiendo el Gobierno español", dice un cooperante

Eva María tiene 47 años, es técnico social y acoge Mokhtar durante los veranos.

Eva María tiene 47 años, es técnico social y acoge Mokhtar durante los veranos.

"Mokhtar está como loco esperándome", dice a eldiario.es Eva María desde Extremadura. Este sábado vuela rumbo a los campamentos saharauis en Tinduf (Argelia) para visitar al niño que acoge cada verano, a pesar de la "alarma de riesgo inminente de atentado contra españoles" que difundió el Gobierno este jueves.

Eva María tiene 47 años, es técnico social y desde que murió su madre decidió acoger a un niño saharaui durante los veranos. Con el programa 'Vacaciones en Paz' viaja este sábado a Tinduf, por segundo año consecutivo, para pasar unos días con la familia de Mokhtar en Smara. 

La alerta terrorista no va a frenar a más de 500 personas, el 99% de nacionalidad españolas, que como Eva viajarán esta semana a los campamentos de Tinduf, en el sur de Argelia, para visitar a las familias de los niños saharauis que acogen todos los veranos en el programa 'Vacaciones en Paz'.

Los españoles planean desplazarse desde Navarra, el País Vasco, Castilla La Mancha y Murcia, entre otras comunidades autónomas, a pesar del aviso del gobierno español ante el peligro de un posible atentado en los campamentos saharauis. Solo un 2% de las visitas programadas para las fiestas de la Constitución y la Inmaculada se han dado de baja, de acuerdo con la información proporcionada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sahara). 

Eva María reconoce que la noticia de la alerta fue "un mazazo". "Estuvimos inquietos el jueves, pero en ningún momento dudamos entre ir o no", confiesa. A pesar de que lleva dos días atendiendo llamadas y contestando mensajes de familiares y amigos que le piden "cautela".

"Te das cuenta que gente, que está tirada en el peor sitio del mundo, se puede quedar sin la mínima ayuda que se les puede prestar", reflexiona la mujer. 

Desde el Gobierno, nadie les informó, pero "los saharauis nos han dicho que no nos preocupemos, que ya sabemos cómo es la seguridad en los campamentos, y que quizás ahora se iba a reforzar más", explica.

"Las familias en los campamentos no sospechan siquiera de que haya una duda sobre nuestro viaje. Están esperándonos. Muchos de ellos se han enterado por nosotros", dice Eva. De su grupo de 80 personas, "cinco se han dado de baja, unos por enfermedad y otros por miedo", puntualiza.

La ayuda al pueblo saharaui va más allá del programa 'Vacaciones en paz': hay recogida de material escolar para los campamentos, comisiones de médicos que emprenden campañas sanitarias, y estudiantes de las universidades que realizan prácticas durante el verano. La alerta terrorista decretada pone en riesgo todos estas ayudas y amenaza esa colaboración solidaria de miles de españoles que de manera periódica y regular viven en los campamentos.

"Es un apoyo moral muy grande para la gente que está allí tanto tiempo; y también de ayuda material, les llevan aceite, ropa, y cosas que necesitan", aseguró a eldiario.es José Taboada, presidente de CEAS-Sahara. Un grupo de 70 alumnos de Elorrio (Vizcaya) sí han cancelado el viaje por petición de sus padres, según comunicó a EFE la delegación del Frente Polisario en el País Vasco.

Para Taboada, "es una amenaza que se ha utilizado por parte de Marruecos en otras ocasiones, pero nosotros damos plena seguridad a la gente de que los saharauis controlan la situación y no va a pasar nada". El activista destaca haber regresado hace escasas semanas del Festival Internacional de Cine FiSahara: "Allí está todo tranquilísimo, más que nunca; así que seguimos".

Varios activistas de las organizaciones Elwatan y Bisibisi, en el aeropuerto de Bilbao a punto de  embarcar para viajar a Tinduf.

Varios activistas de las organizaciones Elwatan y Bisibisi, en el aeropuerto de Bilbao a punto de embarcar para viajar a Tinduf. Imagen cedida

Los visitantes extranjeros cuentan con escolta militar

Además, detalla que "Malí y Níger están en el otro lado de los campamentos", y añade que "la seguridad está reforzada con un cinturón argelino, un cinturón saharaui y un cinturón de la gendarmería". Para Taboada, "han querido crear, otra vez, una desconfianza en la seguridad".

En todo caso, los visitantes extranjeros cuentan con escolta militar de las fuerzas de seguridad argelinas y saharauis. "Estamos vigilando y asumimos nuestras responsabilidades en cuanto a la seguridad de la zona",  afirma en declaraciones a este medio el enlace del gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) con la Misión de la ONU para el Sáhara Occidental (MINURSO), M'Hamed Khadad.

"Durante 28 años, observadores militares de más de 30 nacionalidades han vivido en los territorios liberados bajo nuestra protección, la inteligencia saharaui. Mientras ha habido atentados y rehenes por doquier en la zona, nosotros hemos preservado la seguridad en el área que controlamos, lo que Marruecos no ha podido hacer en la parte que ocupa", refiriéndose al Sáhara Occidental.

Los cooperantes seguirán 

En la actualidad, en los campamentos trabajan alrededor de un centenar de italianos, franceses, americanos, y españoles (la mitad) de diversas ONG con proyectos de cooperación. "Desde aquí se ve desde otro punto de vista. Las personas que se encargan de nuestra seguridad, los servicios de inteligencia argelinos, el Polisario, y el departamento de Seguridad de Naciones Unidas nos dicen que no hay nada que temer en cuanto a la alerta que está difundiendo el Gobierno español", asegura a eldiario.es Miguel Ángel Martínez. Desde hace 14 meses, es el coordinador de la ONG Solidaridad Internacional Andalucía en los campamentos de refugiados de Tinduf, donde se encargan de abastecer el agua a la población.

Mantienen los protocolos de seguridad que requiere un contexto como este, pero insiste en que "la verdad es que no ha cambiado nada desde que nos han dado la alerta. Tenemos reuniones de seguridad constantes, pero nos aconsejan que seguimos con nuestra activistas siempre cumpliendo los protocolos de seguridad que tenemos establecidos por trabajar aquí".

Tras dos días de consultas bilaterales y multilaterales con las autoridades saharauis y argelinas, Médicos del Mundo ha decidido "mantener en el terreno al equipo de profesionales necesario para dar continuidad a las operaciones, de modo que las actividades no queden interrumpidas", según han informado en un comunicado.

Por su parte, tras la alerta terrorista, los cooperantes españoles de Cruz Roja se desplazaran de Tinduf a otra zona de Argelia, aunque seguirán trabajando en los campamentos con personal local, según ha explicado un colaborador saharaui de la organización. Desde Madrid no han querido confirmar esta información a este medio por razones de seguridad.

También continúan en la zona las organizaciones de Naciones Unidas, así como Mundobat, que ya permaneció en los campamentos tras otro aviso de seguridad declarado en la zona en 2012. "El personal expatriado continuará cumpliendo sus funciones", han comunicado, por lo que mantienen los viajes previstos para los próximos días.

"Esta alarma es una conspiración"

El Gobierno español no se puso en contacto con las autoridades de la RASD para informar de que sospechaban de una posible amenaza de un atentado del estado islámico contra españoles en la zona. "Llevamos 44 años en la zona, con una política social en el campo religioso y en la igualdad de las mujeres; nunca ha habido un atentado, así que me atrevería a decir que esta alarma es una conspiración", lamenta Khadad.

A las puertas del XV Congreso del Frente Polisario, previsto del 19 al 23 de diciembre en Tifariti, Khadad no pierde el sueño: "Al coincidir con las fiestas de Navidad, las invitaciones se centran en ciudadanos de Mauritania y Argelia". De todos modos, lamenta que "no haya sido suficiente el boicot político de Francia y España, y la disminución drástica de la ayuda humanitaria; ahora hay que buscar el desprestigio, y meter el terrorismo…".

Por su parte, las organizaciones solidarias con el pueblo saharaui seguirán adelante con el proyecto 'Amanece, un nuevo año en el Sáhara', en el que cincuenta españoles pasarán el fin de año con los saharauis del 28 de diciembre al 3 de enero, y con el 'Sahara Maratón' en el mes de febrero.

En referencia a los ciudadanos españoles que mantienen su decisión de viajar al país, el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska ha explicado las razones que motivaron a activar la alerta terrorista. "Hay una zona de riesgo. por la desestabilización de Malí principalmente, y eso conlleva a que el Gobierno español, dentro de lo que le corresponde, prevenga de una forma cierta a nuestro ciudadanos que no es una zona que a día de hoy pueda considerarse segura, sino una zona de una determinada inseguridad y pedimos a nuestros ciudadanos la preocupación y la prevención necesarias antes de viajar a esa zona", ha indicado Grande-Marlaska a la salida de la reunión con su homologo argelino el jueves por la mañana en Argel.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha