La portada de mañana
Acceder
El contrato secreto para vender armas a Arabia Saudí que autorizó Rajoy
Belarra: "Necesitamos el Podemos más fuerte para que Yolanda sea presidenta"
Opinión - La libertad de contaminar y otras batallas 'liberales', por Ignacio Escolar

ONG llevan a Bruselas el debate sobre inmigración en el sur de Europa

Asociaciones de derechos humanos llevan a Bruselas el debate sobre la inmigración en el sur de Europa

Diferentes asociaciones de derechos humanos llevarán a Bruselas el debate sobre el fenómeno migratorio en el sur de Europa en el encuentro 'Frontera sur: ¿hay soluciones?', que tendrá lugar los proximos 9 y 10 de septiembre en la sede del Parlamento Europeo y en el que propondrán una batería de medidas para acabar con las devoluciones "en caliente" y la violencia policial contra los inmigrantes en las fronteras.

Dentro de la plataforma Migreurop, las organizaciones Andalucía Acoge, Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A), Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ELIN y SOS Racismo abrirán un espacio de debate en el que participarán europarlamentarios y especialistas en derechos humanos e inmigración.

La intención de la iniciativa es trasladar a los dirigentes de la Unión una serie de propuestas y soluciones para resolver la crisis migratoria en Ceuta y Melilla así como en las aguas del mediterráneo donde, según datos de la plataforma, 2.000 personas han perdido la vida en los últimos veinte años.

Para las asociaciones que organizan el evento, las consecuencias de las políticas de contención europeas han sido "nefastas". "La vulneración de derechos fundamentales en el manejo de la situación en Ceuta y Melilla y la persecución y represión sistemática de personas migrantes unido a la falta de vías legales para llegar a Europa ha hecho que muchas personas pongan su vida en riesgo intentando acceder a Europa por vías no seguras", explican en un comunicado presentado recientemente por las entidades.

Para corregir la situación, sobre todo en relación a la actuación de las fuerzas de seguridad en tareas de conteción, las organizaciones de Migreurop proponen una batería de medidas recogidas en el documento-marco 'Por una solución europea al drama en la frontera de Ceuta y Melilla: cuatro medidas urgentes y realizables'.

En el texto, las asociaciones recogen los hechos y las medidas más preocupantes de los últimos meses: la instalación de vallas y concertinas; las devoluciones ilegales “en caliente” de inmigrantes en las fronteras de Ceuta y Melilla; la débil respuesta de la Unión Europea a la crisis de las personas refugiadas en España e Italia así como la implicación de fuerzas de seguridad de los países del Mediterráneo, principalmente Marruecos, en acciones violentas y represivas contra personas inmigrantes.

Para los organizadores, la vulneración de Derechos Humanos en las fronteras exteriores no es producto de la casualidad. "Se han ido generando instrumentos políticos y normativos europeos en materia de control de fronteras y gestión de flujos migratorios que contradicen gravemente los derechos humanos", reflejan en el documento.

Migreurop insiste, por tanto, en la necesidad de garantizar la protección de las personas refugiadas y solicitantes de asilo, la urgencia de vigilar los derechos humanos y garantías individuales en los países de tránsito, la prioridad de la reunificación familiar de quienes tienen familiares en Europa y la revisión de la política de visados de los países europeos, entre otras medidas.

Entre los asistentes que participarán estarán presentes los europarlamentarios Ernest Urtasun (Verdes-ALE), Marina Albiol (IUE/IVN), Jon Juaristi (IUE/IVN), Ska Keller, Vicepresidenta Verdes-EFA y Barbara Spinelli (IUE/IVN) Comisión LIBE. También asistirán los activistas Helena Maleno, del colectivo Caminando Fronteras, y José Palazón, presidente de Prodein-Melilla.

Un año nefasto para la inmigración

Este año ha sido uno de los mas dramáticos que se recuerdan en cuanto a inmigración se refiere. El 6 de febrero, 15 personas morían en la playa ceutí del Tarajal después de intentar cruzar alcanzar la costa española a nado. Los agentes policiales en la frontera usaron material antidisturbios para parar su entrada. Meses antes, en octubre de 2013, el incendio de una barcaza cerca de Lampedusa se saldó con la vida de más de 200 inmigrantes que intentaban alcanzar las costas italianas.

Además, los expertos en inmigración y las organizaciones que trabajan en la defensa de los derechos humanos a ambos lados de la frontera sur de Europa, estiman más de 5.000 inmigrantes, en su mayoría de origen subsahariano, han sido expulsados sin respetar la ley, y sin los trámites administrativos oportunos, en los doce años que lleva realizándose esta práctica por parte de la Benemérita. Estos datos se desprenden, entre otros, de los propios números que facilita el Gobierno central y que estiman en más de 400 las expulsiones que de media se realizan cada año.

Etiquetas
Publicado el
5 de septiembre de 2014 - 20:54 h

Descubre nuestras apps

stats