La portada de mañana
Acceder
La escalada de hospitalizaciones dispara la alarma entre el personal sanitario, agotado tras meses de epidemia: “Si viene la segunda ola no sé cómo aguantaremos”
Los profesores tratan de blindarse para que no les responsabilicen de los contagios ante una “vuelta al cole caótica”
Seis meses de lucha contra un enemigo invisible y todavía estamos muy lejos de cantar victoria

La Fiscalía denuncia al exentrenador del Real Madrid Carlo Ancelotti por un presunto fraude a Hacienda de un millón de euros

El exentrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, durante una rueda de prensa. Víctor Lerena/(EPA) EFE/Newscom

EUROPA PRESS

0

El área de delitos económicos de la Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia contra el exentrenador de Real Madrid Carlo Ancelotti por la posible comisión de dos delitos contra la Hacienda Pública relativos al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en los ejercicios fiscales de 2014 y 2015, han informado fuentes fiscales.

En su escrito de acusación de cara al próximo juicio, el Ministerio Público mantiene que el técnico italiano dejó de ingresar al erario público un total de 1.062.079 euros. La denuncia sostiene que en julio de 2013 Ancelotti se incorporó a su puesto de entrenador del Real Madrid, en el que permaneció durante dos temporadas (2013-15), y que durante este tiempo mantuvo su residencia en territorio español.

La Fiscalía explica que a lo largo de los ejercicios fiscales de 2014 y 2015 "no obtuvo rendimientos por su actividad profesional de entrenador de ningún otro club deportivo" ya que hasta la temporada 2016/17 no se incorporó al Bayern de Munich "de suerte que su fuente de ingresos principal la constituyó su relación con el Real Madrid".

En esas dos temporadas el técnico firmó dos contratos con el club blanco, uno correspondiente a su relación laboral por cuenta ajena y otro referido a la cesión de sus derechos de imagen. 

Ancelotti presentó sendas declaraciones correspondientes al IRPF de los años 2014 y 2015 en las que consignó las retribuciones de trabajo personal percibidas del Real Madrid. Sin embargo, según el fiscal, "con ánimo de eludir injustificadamente sus obligaciones con el erario público", excluyó los rendimientos correspondientes a la explotación de sus derechos de imagen, así como los derivados de su relación con el club deportivo madrileño o los percibidos como consecuencia de los contratos relacionados con otras marcas.

Supuestas sociedades instrumentales

Ancelotti, con "el fin de ocultar su identidad de perceptor de ingresos por este concepto", se valió de un "complejo" entramado de sociedades instrumentales, "cuya única finalidad consistía precisamente en evitar que la Agencia Tributaria conociera al beneficiario de los rendimientos procedentes de la explotación de sus derechos de imagen".

De este modo, "ni él mismo, ni ninguna de dichas sociedades -algunas residentes, al efecto, en un paraíso fiscal- tuviesen que tributar por las cuantiosas cantidades percibidas".

La denuncia afirma que el entrenador firmó el 1 de julio de 2013 un contrato privado donde "aparentemente" cedía sus derechos de imagen a la entidad Vapia Limited por un periodo de diez años y por un precio de compra de 25.000.000 euros.

Un día más tarde dicha entidad nombró apoderado al técnico italiano "otorgándole los máximos poderes de actuación para gestionar los derechos de imagen aparentemente cedidos en virtud del contrato anterior, a cambio del importe de 1 euro".

Posteriormente se formalizó un anexo que modificaba el acuerdo de venta de 1 de julio de 2013 gracias al cual el plazo de duración de la relación contractual pasó a ser de tres años y el precio de compraventa de los derechos de imagen se redujo a 1 millón de euros anuales, "sin que Carlo Ancelotti reciba indemnización alguna por dichos cambios sustanciales".

El 4 de julio de 2013 se otorga el contrato privado de derechos de imagen de Ancelotti entre el Real Madrid, el entrenador y una "sociedad que explota sus derechos de imagen" que no se identifica hasta casi un año después y distinta a Vapia Limited. Y lo hace mediante un escrito en el que indica que Vapua LLP (no Vapia Limited) es propietaria de los derechos de explotación de imagen de entrenador hasta el 30 de junio de 2023.

En total Vapia LLP, en relación con la cesión y explotación de los derechos de imagen del denunciado, facturó al Real Madrid 1.015.000 euros en el ejercicio 2014 y 2.590.788 euros en el ejercicio 2015. Otras entidades como Nexon Europe o All Contents facturaron 100.00 y 15.000 euros, respectivamente.

Vapia Limited, por su parte, percibió de la entidad Cecil Purnell 62.437 euros en 2014 y 243.570 euros el año siguiente; de Nike 64.086 años en el ejercicio 2014 y 37.500 euros en el ejercicio 2015, y de las mercantiles Perform Media Sales Ltd, Imagosport y CAA Sports las cantidades de 56.250 euros, 24.545 euros y 9.204 euros respectivamente en el ejercicio 2015.

"El denunciado percibió directamente de Magnolia TV España SLU en 2015 70.000 euros por la participación en un programa televisivo, y 13.709 euros de la entidad Academy for Excelence por su asistencia a una cena de gala en Londres", añade la Fiscalía.

La denuncia concluye que el Real Madrid practicó retenciones en 2014 y 2015 por importes respectivos de 251.212 y 621.789 euros, mientras que Magnolia TV España lo hizo por valor de 17.325 euros.

"Fuera de estas cantidades, ni el denunciado, ni ninguna de las empresas aparentemente titulares de la cesión y explotación de sus derechos de imagen, han declarado ni ingresado cantidad alguna en ninguna parte del mundo", señala la Fiscalía

Etiquetas
Publicado el
22 de junio de 2020 - 11:25 h

Descubre nuestras apps

stats