El Gobierno aprueba el proyecto para reformar la Ley de Pesca marítima y hacerla más sostenible

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros celebrada este martes en Moncloa.

El Gobierno ha aprobado este martes en el Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de pesca sostenible. Cuando se apruebe definitivamente, esta ley sustituirá a la actual normativa, que data de 2001, y permitirá elevar a rango de ley materias que hasta ahora estaban reguladas en vía reglamentaria.

Se trata del primero de los tres anteproyectos sobre pesca marítima que el Ejecutivo prevé aprobar esta legislatura: el segundo tiene que ver con las inspecciones y controles y el tercero con la digitalización.

“Es un paso adelante definitivo desde el punto de vista de la sostenibilidad del sector pesquero”, ha señalado el ministro Luis Planas en la rueda de prensa posterior al Consejo. Entre las medidas concretas reflejadas en el anteproyecto, Planas ha destacado las siguientes: las capturas no superarán al stock biológico disponible y los descartes estarán prohibidos. Todo pez capturado deberá desembarcar en el destino.

El anteproyecto aborda también la gestión de los recursos genéticos pesqueros, materia en la que hasta ahora existía un vacío normativo. “Si vinculamos la situación biológica de los stocks a la actividad extractiva, es fundamental un conocimiento pormenorizado de su estado”, ha explicado el ministro. Podrá acceder a los recursos genéticos pesqueros quien tenga licencia de pesca o una autorización especial del Ministerio. Y la regulación se aplicará en las aguas territoriales españolas y a los buques españoles que faenen en cualquier lugar del mundo.

La norma introduce, por último, nuevos objetivos de investigación pesquera y oceanográfica. El Ministerio de Agricultura dispone de tres buques de investigación que efectúan campañas para conocer el estado de los stocks. La nueva norma “debe significar una apuesta desde el punto de vista científico al conocimiento” (por ejemplo, evaluando las zonas de protección pesquera o estudiando el impacto de las medidas de protección) de la actividad pesquera, que esté en la base de la toma de decisiones en política pesquera.

Con respecto a la pesca recreativa, el ministro ha anunciado que su departamento ha lanzado una consulta para determinar qué es pesca profesional y qué no lo es. “Queremos regularlo y este es un elemento muy importante”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats