Iberdrola y Endesa pierden 6.400 millones en Bolsa por el plan del Gobierno para frenar su exceso de retribución

Fachada del edificio de la Bolsa de Madrid. EFE/Ángel Díaz/Archivo

Iberdrola y Endesa han cerrado la semana con un descenso de su capitalización bursátil de 6.429 millones comparado con el viernes de la semana pasada, cuando tras el cierre de la sesión en Bolsa, trascendió la intención del Gobierno de recortar los ingresos del sector eléctrico para tratar de abaratar la luz.

Este viernes, Iberdrola cerraba su quinta caída consecutiva en Bolsa al ceder otro 0,56%, hasta 10,61 euros, lo que deja su valor bursátil en 68.097 millones de euros. Es un recorte del 6,1% (4.460 millones) en una semana en la que el Ibex ha cedido un 1,48%.

Por su parte, Endesa ha cerrado el viernes en positivo por primera vez en la semana, pero en total ha recortado su valor en 1.969 millones en estas cinco sesiones, lo que deja su capitalización en 23.070 millones. Es una caída del 7,8% en una semana en el valor de la filial de la italiana Enel, que tiene casi todo su negocio concentrado en España.

Por su parte, Acciona, que también tiene intereses en generación hidroeléctrica tras el troceo que siguió a la opa que lanzó hace 14 años sobre Endesa junto a Enel, ha recortado su valor un 5,28% en estos días.

El plan del Gobierno, que solo el lunes hizo caer el valor de Iberdrola y Endesa en 3.400 millones, se ha anunciado coincidiendo con el polémico cambio en la factura de la luz y con el recibo disparado por el encarecimiento del mercado mayorista de la luz derivado de la fuerte subida de los derechos de emisión de CO2.

El Ejecutivo estima que el recorte a hidráulica y nuclear, que cifra en 1.000 millones, permitiría un abaratamiento de la factura de los hogares de en torno al 5% una vez entrara en vigor el anteproyecto, en el mejor de los casos, a finales de este año.

Este viernes, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha defendido el recorte en la sobrerretribución de la nuclear y la hidráulica y ha afirmado, en una entrevista en Telecinco, que la rentabilidad de estas compañías "está muy por encima de la de otros negocios a costa de los consumidores domésticos e industriales".

El anteproyecto prevé descontar del precio cobrado en el pool por la hidráulica y nuclear el 90% de la cotización del carbono, que no tienen que pagar esas dos tecnologías, para evitar los denominados “beneficios caídos del cielo” que genera el sistema marginalista de formación de precios.

El lobby nuclear, que niega esos beneficios extraordinarios, ya ha amenazado al Ejecutivo con la clausura anticipada de centrales. Foro Nuclear afirma que el anteproyecto y la fiscalidad que soportan las plantas “incrementan la asfixia financiera del parque nuclear y lo abocan al cierre de su actividad”.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2021 - 18:16 h

Descubre nuestras apps