La ministra de Trabajo tilda de “escándalo” que empresas como Glovo bajen las tarifas a sus 'riders' y recuerda que legislará el sector

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en su comparecencia en el Congreso la semana pasada.
  • Yolanda Díaz ha afirmado en una entrevista en Carne Cruda que considera necesaria una prestación para los trabajadores que tienen necesidades de conciliación en esta crisis, algo que no ha aprobado el Gobierno

"Es un auténtico escándalo". Así ha tachado este miércoles la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, la práctica de empresas de reparto de comida a domicilio como Glovo que están reduciendo en plena pandemia las tarifas a sus repartidores, también llamados 'riders'. En una entrevista en Carne Cruda, la responsable de Trabajo ha criticado esta maniobra y ha recordado que su Ministerio ya había anunciado que regulará el trabajo en estas plataformas digitales para que los repartidores sean considerados asalariados y no autónomos. La Inspección de Trabajo y la mayoría de tribunales han concluido que estos mensajeros son falsos autónomos.

Escrivá descarta finalmente la prestación para que los progenitores sin acceso al teletrabajo cuiden a sus hijos

Escrivá descarta finalmente la prestación para que los progenitores sin acceso al teletrabajo cuiden a sus hijos

Yolanda Díaz ha afirmado que antes de la pandemia ya anunció que su Ministerio estaba trabajando en una legislación contra los falsos autónomos. "Tenemos preparada la modificación legislativa para el reconocimiento de la laboralidad de los denominados 'riders'", ha advertido la ministra.

Díaz ha explicado que con el estallido del coronavirus esta norma "quedó aparcada" para atender a esta crisis, pero ha advertido de que "en tiempo muy rápido" su Ministerio tendrá la propuesta legislativa para laboralizar a estos repartidores. "La vamos a acelerar, pero estamos en condiciones extraordinarias, el propio trámite para aprobar proyectos de ley está en condiciones excepcionales", ha recordado la ministra.

La paradoja que se ha producido en esta emergencia sanitaria es que los servicios de comida a domicilio han sido decretados como esenciales durante toda la crisis, incluso en los momentos en los que se acordó el mantenimiento mínimo de la actividad. Así, plataformas digitales como Glovo, Deliveroo y Uber Eats han seguido funcionando pese a que la Inspección de Trabajo ha levantado varias actas que concluyen que sus mensajeros son falsos autónomos. La Seguridad Social tiene además abiertos varios procesos judiciales contra estas empresas exigiendo las cuotas impagadas por estos empleados.

Los mensajeros se han movilizado en varias acciones porque en estos días Glovo ha bajado mucho las tarifas fijas que paga a sus riders en varias ciudades, incluso la mitad en el caso de Barcelona. Aunque la plataforma insiste en que era un cambio ya previsto antes de la emergencia de la COVID-19 y que queda compensada por otros pluses, los repartidores denuncian las bajadas del 'salario' fijo y temen que los complementos desaparezcan más adelante y perjudique gravemente sus ganancias.

"En la primera semana los bonus estaban siendo como del 55% aproximadamente, pero ya esta semana son del 45 o 40% la mayoría, ya están bajando", aeguraba a eldiario.es Fernando García, repartidor en Madrid.

Desde UGT, Rubén Ranz asegura que, aunque Glovo ha sido la que ha aplicado la medida más evidente, Deliveroo también ha aprobado cambios (como eliminar la asignación de franjas horarias de reparto y de las diferentes zonas de reparto en Madrid) que perjudican las retribuciones de los 'riders' porque les obliga a hacer pedidos más largos. Como los mensajeros cobran por pedidos y no por tiempo trabajado, pueden realizar menos envíos y ven disminuidas sus ganancias, asegura Ranz.

La prestación para cuidar es "necesaria"

La Ministra de Trabajo ha valorado en su entrevista en Carne Cruda la actuación del Gobierno de coalición en esta emergencia sanitaria. A las preguntas sobre si había algún error en la gestión del Ejecutivo o si podía hacer alguna autocrítica al respecto, Yolanda Díaz ha afirmado que en su opinión "se necesita una prestación pública" que complemente al llamado Plan MECUIDA, es decir, los derechos aprobados por el Gobierno para que los trabajadores puedan adaptar o reducir su jornada de trabajo para cuidar a familiares dependientes en esta crisis.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, anunció al inicio de la emergencia una prestación en este sentido, para los progenitores que tuvieran que cuidar a sus hijos durante la crisis, pero finalmente el Gobierno descartó la medida y apostó solo por estos derechos de conciliación.

La ministra de Trabajo ha recordado en la entrevista que los trabajadores asumen "a su costa" estas medidas y que, si optan por reducir su jornada (una posibilidad que puede llegar hasta el 100% de la jornada), pierden su salario sin ningún tipo de ayuda. Por lo tanto, Díaz ha afirmado que no tiene "problema en decirlo" y que en su opinión es necesaria esta prestación pública.

No ha sido tan clara sobre la regularización permanente de inmigrantes, sobre la que también le han preguntado su opinión, dado que el Gobierno solo ha optado por permisos temporales para el trabajo en el campo. "Me debo al Gobierno de España y a las decisiones que ha tomado", ha afirmado Yolanda Díaz, que no obstante ha recordado que España en el pasado sí optó por la regularización de extranjeros y que "algunos países de nuestro entorno lo están haciendo".

La ministra ha añadido además que el hecho de que personas migrantes estén trabajando en España pero que, por no poder acceder a regularización, se vean "privados de derechos como los subsidios" supone una "cadena de discriminaciones y desigualdades que no habla bien de nosotros mismos".

Desmontar la reforma laboral tras la emergencia

Yolanda Díaz ha reiterado su compromiso de derogar la reforma laboral del PP cuando pase la crisis por el coronavirus. "Claro que hay que derogar la reforma laboral. En cuanto nos permita la situación de la pandemia, ya lo he dicho muchas veces", ha afirmado la ministra.

La responsable de Trabajo ha culpado a la legislación del PP de precarizar aún más las relaciones laborales en España y esta situación, ha sostenido, está dificultando y va a dificultar la salida de esta nueva crisis.

Entre las medidas más inmediatas en las que trabaja en estos momentos su Ministerio está la prolongación de los ERTE que "sin duda", ha afirmado, se va a hacer y se está negociando cómo llevarla a cabo con los sindicatos y la patronal. Hoy mismo los agentes sociales tienen una reunión con Díaz y otros ministros al respecto en la mesa de diálogo social. La ministra ha mencionado el sector turístico como uno de los más afectados en este sentido.

Además, Yolanda Díaz ha reiterado su compromiso de reconocer el derecho a paro de las trabajadoras del hogar, que aún no tienen acceso a esta prestación. La ministra considera que se ha dado "un paso de gigante" con la aprobación de un subsidio temporal de paro para esta crisis y considera que este "va a permitir después reconocer con rapidez el desempleo".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats