Registran la casa de Iker Casillas en una macrooperación contra el fraude fiscal y el blanqueo en el fútbol portugués

Iker Casillas, en una imagen de archivo.

Las autoridades portuguesas, por orden de la Fiscalía y las autoridades tributarias lusas, han registrado este miércoles la residencia del futbolista español Iker Casillas, en el marco de una macrooperación contra el fraude fiscal y el blanqueo en el fútbol. Las pesquisas han sido avanzadas por la revista Sábado, que apunta que el origen está en las revelaciones del hacker portugués Rui Pinto en el caso Football Leaks.

Entre los objetivos de la redada están, según Sábado, además del excampeón del mundo y de Europa con la Selección Española, que recientemente anunció su candidatura a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), otros futbolistas como el colombiano Jackson Martínez, el uruguayo Maxi Pereira, y Gestifute, la empresa del influyente agente luso Jorge Mendes. Entre los clubes señalados están el Oporto, el último club de Casillas, el Benfica de Lisboa y el Sporting de Portugal, los tres principales equipos del país.

Según Sábado, la sospecha principal es que clubes, sociedades anónimas deportivas, administradores, jugadores, entrenadores, directores deportivos, agentes y abogados recurrieron a documentos contables ficticios para endosar un fraude de "muchos millones de euros" al Estado a través de facturas que no corresponderían a servicios efectivamente prestados, a través de sofisticados esquemas con el objetivo de esquivar a las obligaciones tributarias en materia de IVA e Impuesto sobre la Renta (IRS), así como prestaciones a la Seguridad Social.

La operación, bautizada como "Fora de Jogo" por la Fiscalía portuguesa, comprende, según el Ministerio Público luso, 76 registros, incluyendo visitas domiciliarias y a diversos clubes de fútbol, empresas, dirigentes, despachos de abogados e intermediarios.

En la operación, que se realiza "en todo el país" y cuyas actuaciones han sido decretadas, participan nueve magistrados de la Fiscalía, siete jueces, 101 inspectores de Hacienda, 181 militares y efectivos de la policía, según una nota de la Fiscalía lusa.

"Se investigan negocios del fútbol profesional, realizados a partir del año 2015, que habrían comprendido actuaciones destinadas a evitar el pago de impuestos al Estado portugués, a través de la ocultación o alteración de valores y otros actos inherentes a esos negocios con reflejo en la determinación de las mismas prestaciones", lo que implicará "actos susceptibles de integrar la práctica de delitos de fraude fiscal" y blanqueo de capitales.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2020 - 17:25 h

Descubre nuestras apps

stats