La portada de mañana
Acceder
Madrid, a la cabeza de contagios y a rebufo en las medidas frente a los rebrotes
Lo que sabemos y no sabemos que ocurrió antes de la explosión en Beirut
Opinión - Monarquía: España ante el espejo, por Jesús Cintora

El verano deja solo 16.200 desempleados menos, su peor cifra desde 2012

Imagen de archivo de una oficina pública de empleo.

La desaceleración del mercado laboral ha quedado retratada con claridad en los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos este jueves, tanto en las cifras de creación de empleo como en las de paro. El desempleo disminuyó solo en 16.200 personas en el tercer trimestre del año. Este descenso es inferior a los registrados en el mismo periodo de los últimos siete años. En cuanto a la creación de empleo, el número de trabajadores aumentó en 69.400 personas, la subida más tímida desde 2013 en este caso.

Hay que remontarse hasta el tercer trimestre de 2012 para encontrar un dato peor en cuanto al desempleo: el que arrojó un aumento del paro de 93.200 personas, en plena crisis económica. Como referencia, el tercer trimestre del año pasado se redujo el desempleo en 164.100 personas.

Pese a ello, la tasa de paro bajó una décima en el tercer trimestre, hasta el 13,92%, así que cae por debajo del 14% por primera vez en 10 años, desde el cuarto trimestre de 2008.

En clave de género, el descenso de los desempleados en verano se debe solo a la reducción del desempleo entre los hombres (-33.700) mientras que el número de mujeres paradas aumentó (+17.400). Estos datos dieron como resultado un aumento de la tasa de paro de las mujeres (hasta el 15,92%) y una caída de la de los hombres (situada en el 12,17%).

El total de desempleados aún continúa muy por encima de la barrera simbólica de los tres millones de personas. En concreto, se sitúa en las 3.214.400 personas. Hay que destacar que, si se miran los datos desestacionalizados, que marginan efectos temporales como la actividad turística y los altibajos propios de las campañas agrícolas, el paro aumentó (+1,72%), como ya ocurrió en el trimestre anterior.

Otro dato negativo llega de la mano de los hogares con todos sus miembros en paro. Aumentaron y volvieron a superar el millón (1.010.000), después de que se lograra batir ese nivel en la pasada EPA. Los hogares con todos sus miembros en paro subieron en 17.200 en el tercer trimestre, un 1,7% más respecto al trimestre anterior. Del millón total, "270.000 son unipersonales", destaca el INE.

La menor creación de empleo desde 2013

De la cara de la creación de empleo entre julio y septiembre, con esos 69.400 trabajadores más (+0,3%), el total de ocupados alcanzó las 19.874.300 personas, su mayor nivel en once años. Por sexo, el aumento del empleo solo se produce entre los hombres, con 74.300 ocupados más, mientras que el número de trabajadoras descendió en 4.900 mujeres.

Este incremento de puestos de trabajo es el menor en este periodo desde el año 2013, cuando la ocupación se incrementó también en 69.400 personas. Las cifras desestacionalizadas muestran que el empleo apenas creció, con un incremento del 0,09%.

El aumento del empleo entre septiembre y julio se debe en exclusiva al incremento de asalariados, con unos 101.700 trabajadores por cuenta ajena más, mientras la cifra de autónomos se contrajo en unas 30.700 personas.

Si se analizan los últimos 12 meses, también se observa ese freno en la creación de puestos de trabajo. El número de trabajadores aumentó en 346.300 personas, solo un 1,77%, cuando la cifra del trimestre anterior fue mucho mayor, del 2,28%. En el tercer trimestre de 2018, el dato era del 2,51%. Por Comunidades Autónomas, dos destruyen empleo en el último año: Canarias, -18.100, y Asturias, -8.300.

La población activa, aquella en edad y con voluntad de trabajar (tengan o no trabajo), aumentó en verano en 53.200 personas, hasta un total de 23.088.700 personas. Este dato también explica la menor reducción de los datos del paro, ya que se incorporan bastantes más personas al mercado laboral, lo que es una buena noticia, como ha recordado hoy la secretaria de Estado de Economía, Ana de la Cueva.

El verano es un buen periodo para el mercado laboral, con creación de empleo (aunque en su mayor parte temporal), pero la EPA de este tercer trimestre del año ya se esperaba que no fuera tan buena como la de los años anteriores, a la vista de la desaceleración del mercado de trabajo que ya se deja notar en los datos mensuales de afiliación a la Seguridad Social y la anterior Encuesta de Población Activa.

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2019 - 09:17 h

Descubre nuestras apps

stats