Empresas españolas que apuestan por la igualdad

Ence, Banco Santander, CaixaBank... estas son algunas de las compañías españolas que apuestan por la igualdad.

Ángela García

Son numerosos los estudios que demuestran que las compañías con un mayor número de mujeres en sus puestos directivos resultan más rentables que aquellas que carecen de ellas. Sin embargo, el techo de cristal con el que se topan muchas trabajadoras en los escalones de mayor responsabilidad, la brecha salarial o la desventaja de la que parten en las entrevistas de trabajo –las mujeres tienen un 30% menos de posibilidades de ser llamadas para optar a un empleo- hacen que la paridad en los puestos más altos se considere casi como una entelequia.

Este mes de marzo entraba en vigor la obligatoriedad de que las compañías de más de 150 empleados posean un programa para promover la paridad de género. Sin embargo, porque se trata de una cuestión de derechos y no de recursos humanos, son muchas las empresas que ya cuentan con un amplio bagaje en planes de igualdad para garantizar las mismas oportunidades en todos los niveles. Es el caso de Ence, dedicada a la producción de celulosa de eucalipto y energía renovable con biomasa agrícola y forestal. En 2018 lanzaron sus propios objetivos de igualdad que se han traducido, entre otras cosas, en un aumento del 17,3% de presencia femenina en la plantilla –todo un hito para una empresa industrial–.

La propuesta de Ence se articula principalmente en torno a cinco ejes: evitar que se produzcan sesgos en los procesos de promoción; una mayor representación femenina en los procesos de selección; la puesta en marcha de medidas que eviten la diferencia salarial entre hombres y mujeres; medidas de conciliación, tanto para padres como para madres, a través de flexibilidad laboral y de programas específicos; y la creación de una Comisión Técnica que supervise el cumplimiento de todos los objetivos de igualdad.

Como resultado, las mujeres representan el 74% de las nuevas contrataciones de menores de 30 años con titulación universitaria y la brecha salarial entre la plantilla de Ence se ha eliminado. Este último logro también lo ha conseguido Mutua Madrileña con un plan que promueve la igualdad en tres áreas básicas: el acceso al empleo, las promociones y la retribución.

Datos como los de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que concluyen que el 60% de las empresas que han promovido la igualdad incrementan sus beneficios y su competitividad, han provocado que cada vez más inversores tengan en cuenta esta variable a la hora de realizar sus apuestas empresariales. Por este motivo, la firma de información financiera Bloomberg lanzó en 2016 un índice para medir los esfuerzos de las compañías en la materia. Desde este mes de enero son 15 los grupos españoles que forman parte de este indicador, que incluye también la transparencia en la información sobre género. Entre ellas se encuentran BBVA, CaixaBank, Enagás, Iberdrola, Santander o Telefónica.

El nombre del Banco Santander suele aparecer en muchos de los ránkings que valoran los esfuerzos de las compañías para atajar la discriminación por razón de género. Por ejemplo, en el elaborado por European Women on Boards, asociación sin ánimo de lucro apoyada por la Unión Europea, que ha situado a Bankinter como la mejor posicionada en el camino a la paridad, en el puesto 108 de las 600 mayores empresas europeas cotizadas, seguida de CaixaBank, Santander, BME y Repsol. No obstante, este organismo, en un informe presentado en enero, también dejaba claro que el camino para combatir la desigualdad todavía es muy largo: solo 30 del total de compañías estudiadas son paritarias y las españolas están por debajo de la media europea, con un 24% de consejeras en sus órganos de dirección.

El Santander rompía recientemente esta tendencia y se convertía en la empresa española con mayor presencia femenina en el Consejo de Administración: un 40%. Además, la entidad ha promovido diferentes proyectos, como Explorer o el encuentro Mujeres con S, para estimular el liderazgo femenino en el emprendimiento y la innovación. Entre sus acciones destaca también el acuerdo de colaboración firmado con Disney para promocionar películas con personajes femeninos que sirvan como ejemplo de igualdad. Fruto de esta colaboración son Capitana Marvel, Aladdin, Toy Story 4 y la segunda entrega de Frozen.

Todos los indicadores sugieren que los planes en favor de la igualdad de arriba hacia abajo funcionan. Pero en este camino, el feedback en sentido inverso resulta fundamental. En 2019 Ence pidió a todos sus trabajadores que les hicieran llegar sus propuestas para mejorar en esta materia. De todas las que recibieron, la Comisión Técnica incorporó muchas de ellas –como las salas de descanso para mujeres embarazadas o la ropa de trabajo con patronaje femenino, entre otras– a su plan de igualdad. Solo el esfuerzo conjunto y la escucha conseguirá que la igualdad sea una realidad en nuestra sociedad.

Etiquetas
Publicado el
5 de marzo de 2020 - 06:20 h

Descubre nuestras apps

stats