La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

La plataforma que conecta a viticultores sostenibles con consumidores concienciados

Begoña Troncoso, en la bodega Xangall, en Rías Baixas, Galicia.

E. García

El vino es considerado, más que una bebida alcohólica, un alimento, según tienen cada vez más claro algunos expertos por múltiples razones. Lo que es más, beber vino no es como hacerlo con cualquier otro tipo de bebida elaborada industrialmente en cualquier parte del mundo, sino que, como considera Carlos Vázquez, el fundador de bodegas.bio, “consumir vino implica también contribuir a preservar un paisaje y unas tradiciones, así como apoyar la economía de los pueblos, a través de proyectos de pequeños productores, en muchos casos, ubicados en la España vaciada”.

Con esta motivación en mente de lograr la dinamización de las zonas rurales, Vázquez ha fundado este 2020 el marketplace bodegas.bio, la primera y única plataforma digital especializada en la venta online de vino ecológico, formada, de momento, por unos 60 pequeños productores, entre los que pretende generar un triple impacto: económico, ambiental y social

El proyecto parte de la base de que estos viticultores soportan ciertas dificultades para comercializar sus productos en internet, dadas sus producciones limitadas y escasos recursos, así que la solución pasa por mejorar su visibilidad para conectar a productores de vino natural, ecológico y biodinámico con consumidores concienciados con un consumo responsable, la preservación del medio ambiente y la necesidad de apoyar las economías rurales.

Toda la cadena controlada para que sea sostenible

Para que no falle nada de la cadena de cara a estos consumidores responsables, a través de la tienda online se pueden adquirir vinos que han sido elaborados con un enfoque sostenible, tanto en el viñedo como en la bodega. 

De hecho, el marketplace sólo comercializa vinos con la certificación ecológica. Pero incluso durante el transporte, que siempre se realiza desde las bodegas, se procura minimizar la huella de carbono generada con el envío directo desde la bodega al consumidor. Incluso bodegas.bio ha alcanzado un principio de acuerdo con Reforestum, otra startup española cuya misión es la de conectar a los ciudadanos con organizaciones que comparten el objetivo de revertir el cambio climático, reforestando bosques de todo el mundo.

Y esto lo hace compensando la huella de carbono generada por el transporte de cada envío. Lo cual se logra mediante un plugin instalado en la web del ecommerce, que calcula automáticamente la huella de carbono de cada envío en función de su peso y de la distancia entre la bodega y el consumidor. 

El plugin ya desarrollado y en proceso de instalación, arroja una cantidad económica que bodegas.bio abona a Reforestum para acometer la reforestación suficiente para neutralizar la huella generada en el transporte, de tal manera, que la bodega será en semanas, la forma neutra en carbono del transporte de comprar vino en España.

El resto de la web es de fácil usabilidad, permitiendo al consumidor encontrar vinos ecológicos a través de su buscador por nombre de vino, bodega, DO, etc. Teniendo en cuenta la productividad de los pequeños viticultores, se ha establecido un importe mínimo de pedido por bodega de 19€. Y con la comodidad de que se puede realizar un pedido simultáneamente a varias bodegas y, por razones medioambientales y de conservación del vino, este sale siempre de su lugar de elaboración y es recibido a domicilio en un plazo de máximo de 72 horas.

Transformar la forma de consumir vino

Bodegas.bio también pretende inspirar a consumidores que todavía son escépticos con los vinos naturales y ecológicos para que los prueben y los disfruten, porque son estos productores los que siguen elaborando el vino desde el máximo respeto al medio ambiente, libre de pesticidas, con prácticas sostenibles y, además, con el efecto colateral de garantizar la vida de la gente en esos pueblos y en todo su entorno.

Y para no dejar ningún hilo suelto, una de las herramientas de Carlos Vázquez para transformar la manera de consumir vino en España ha sido lanzar un podcast de entrevistas a los protagonistas, elaboradores y expertos implicados en la sostenibilidad en el mundo del vino. 

Etiquetas
Publicado el
5 de diciembre de 2020 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats