eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La meritocracia liberal

Un repaso familiar a los nombramientos del PP en la Comunidad de Madrid

66 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Ayer dedique mi artículo en el blog a explicar quién es quién en el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, ese bien pagado organismo en el que ha recalado Alberto Ruiz Gallardón. Me dejé algunos nombres que hoy merecen una segunda entrega.

 

¿Cuánta gente trabaja en el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid? Es un misterio porque en las memorias anuales que presenta el consejo el dato ha dejado de aparecer. En 2010 eran 39 personas, de los que 11 eran altos cargos. En 2011, el personal había subido a 49. Y en las memorias de  2012 2013 el total de trabajadores del consejo ya no se publica. A saber.

Los consejeros tienen a su disposición, además del personal de secretaría, a un equipo de seis letrados, que son los funcionarios que realmente se ocupan de elaborar los dictámenes. Y el presidente del consejo,  Ignacio Astarloa, cuenta además con un jefe de gabinete. Se llama  Regino García-Badell Arias y no es, ni mucho menos, un cualquiera que pasaba por allí.

Regino García-Badell

Regino García-Badell durante su toma de posesión en la última legislatura de Esperanza Aguirre. Foto: Comunidad de Madrid.

Regino García-Badell es sobrino carnal del último presidente franquista, Carlos Arias Navarro. Ha sido durante años la sombra de  Esperanza Aguirre, su jefe de gabinete, el hombre que escribía sus discursos y su principal asesor. Trabaja con ella desde que fue nombrada ministra de Educación con Aznar y fue también diputado en la Asamblea de Madrid desde las primeras elecciones autonómicas que ganó Aguirre, en 2003.

Durante el reinado de Aguirre en Madrid, absolutamente todo pasaba por él: desde los nombramientos más delicados hasta la televisión pública. Él fue el receptor de una  polémica nota manuscrita que mandó Manuel Soriano, director de Telemadrid, para presentar en 2005 un documental sobre el 11-M que emitió la cadena pública dando por buena la teoría de la conspiración de El Mundo y que, según Soriano, había quedado “bastante bien ideológicamente”.

Como todos los jefes de gabinete, Regino dejó el puesto con la salida de Esperanza. Tras la dimisión de la lideresa, Ignacio González se ocupó de buscarle un acomodo en el consejo consultivo. Llegó hace dos años como jefe de relaciones institucionales y poco después fue nombrado jefe de gabinete.

Cabe preguntarse qué necesidad tiene el presidente de un órgano consultivo de ningún gabinete, pero la Comunidad de Madrid es así.

Alicia Delibes

Alicia Delibes, viceconsejera de Educación. Foto: Comunidad de Madrid.

Regino García-Badell está casado con  Alicia Delibes Liniers. Delibes Liniers es sobrina carnal del escritor Miguel Delibes y  descendiente por parte materna de Jacques de Liniers, conde de Buenos Aires y virrey del Río de la Plata con Carlos IV. Es profesora de matemáticas de educación secundaria, aunque hace años que no ejerce como tal. En su juventud, durante los años 70, simpatizó con el anarquismo y en el maoísmo, al igual que uno de sus mentores, Federico Jiménez Losantos, con el que comenzó a colaborar tanto en la Cope como en Libertad Digital. De ahí saltó a la política: primero como directora general de Ordenación Académica y después como viceconsejera de Educación, además de diputada en la Asamblea de Madrid.

Alicia Delibes trabaja a las órdenes de  Lucía Figar: consejera de Educación de la Comunidad de Madrid y esposa de Carlos Aragonés, el jefe de gabinete de José María Aznar.

Regino y Alicia no son los únicos de la familia cuyo sueldo viene de la política. Lucas García-Badell Delibes, su hijo mayor, también vive de la misma industria. Con apenas un par años de experiencia laboral como empleado en una empresa de eventos deportivos, según su propio currículum en Linkedin, fichó en enero de 2008 como asesor del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, entonces  Juan José Güemes. Estuvo allí dos años largos, hasta septiembre de 2010. Y unos meses después, en febrero de 2011, fue contratado por el PP, como asesor del gerente nacional del partido, en la tesorería.

Lucas García-Badell Delibes estudió ingeniería agrícola y no ha trabajo nunca en temas de educación. Sin embargo, su falta de experiencia no fue problema para que el ministro  José Ignacio Wert lo nombrase consejero en otro órgano consultivo: el Consejo Escolar del Estado. Fue cesado apenas tres meses después.

Con todo, la excelente carrera profesional del primogénito de los García-Badell-Delibes no es la excepción, es la norma. Un ejemplo, el de su antigua jefa, la lideresa más liberal. El hijo menor de Esperanza Aguirre, conde de Villariezo, trabaja como asesor en el Ministerio de Economía. Su hermana, como asesora en el Ayuntamiento de Madrid. Y su primo, en el Canal de Isabel II, la empresa pública de aguas de Madrid.

¿Otro ejemplo? El de Ignacio González. Su hermana fue diputada autonómica y hoy es concejal del PP en el Ayuntamiento de Pozuelo. Su hermano fue directivo en Bankia y ahora es alto cargo en Mercasa, una empresa pública de la SEPI. Su mujer, adjunta a la presidencia de la patronal de Madrid. Y su cuñada, exconsejera de Bankia (hoy imputada en la Audiencia Nacional).

Meritocracia liberal en estado puro, como se puede comprobar.

"Los hijos de buena familia son más listos y cuando concursan en una oposición tienen más posibilidades de alcanzar el éxito. En una casa de personas prominentes, los hijos salen con más posibilidades"

Manuel Fraga Iribarne, visionario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha