La portada de mañana
Acceder
Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por ómicron
'Streamer', el nuevo trabajador cultural explotado
Opinión - Asqueados de tanta bajeza, por Esther Palomera

Dos brotes con 39 positivos y cuatro fallecidos evidencian la tendencia ascendente de la COVID-19 en Euskadi

Una ambulancia en el hospital de Basurto de Bilbao

Dos brotes de COVID-19 de importancia en Euskadi han puesto en evidencia que la tendencia al alza de la pandemia es una realidad, aunque de momento la situación se mantenga en niveles relativamente bajos aunque no en el umbral de menos de 60 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días que llevó a desactivar la emergencia sanitaria y levantar el grueso de restricciones. Los focos se han dado en el santuario de Loiola de Azpeitia, con 22 casos y cuatro fallecidos, y en el hospital de Basurto de Bilbao, con 17 infectados entre pacientes y personal. En este caso, el brote se ha dado en el pabellón Revilla.

Un plato de atún distribuido en varios colegios de Gipuzkoa genera una intoxicación por histamina

Un plato de atún distribuido en varios colegios de Gipuzkoa genera una intoxicación por histamina

"Desgraciadamente, hay todos los días en todos los ámbitos de la sociedad", han indicado fuentes hospitalarias a Europa Press sobre los brotes. En las últimas semanas episodios muy concretos han hecho que se produzcan dientes de sierra en la estadística. Es el caso de una boda en Gipuzkoa o del más de centenar de contagiados la pasada semana en una residencia de Portugalete.

Este jueves, eso sí, no hay datos de evolución del coronavirus. El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) solamente envía un resumen semanal cada lunes pero sí hay información más general en el parte diario que mantiene el Ministerio de Sanidad. No obstante, en las últimas horas ha habido "problemas técnicos" en el envío y es la única comunidad autónoma de la que no hay referencias. La tasa de incidencia de 63,99 que se le atribuía ya el miércoles seguiría siendo la más elevada de toda España, cuya media es de 43,26. Y esto ocurre, además, con un volumen de pruebas diagnósticas realizadas inferior a la media. Es de 902,45 por cada 100.000 habitantes frente a 1.123 de promedio. Navarra, que tiene una tasa cercana, realiza 1.529. Durante meses, uno de los argumentos más habituales del Gobierno vasco es que los datos eran algo superiores por hacer más PCR y antígenos. Este informe otorga a Euskadi la tasa de positividad más alta, de 3,81%.

Desde Osakidetza se indica que la variante del Sars-Cov-2 predominante en esta fase de la pandemia sigue siendo la delta, causante de la gran oleada del verano. Estas fuentes remarcan que "no se observa que ninguna otra le esté haciendo la competencia", en referencia a mutaciones como la denominada 'delta plus' que ha disparado los casos en el Reino Unido. En cuanto a los hospitalizados, el Ministerio de Sanidad atribuye a Euskadi 127 personas ingresadas con COVID-19, 29 de ellas críticas en la UCI. Este lunes los datos vascos daban 74 y 26, respectivamente, aunque en el primer indicador siempre ha habido grandes discrepancias entre ambas fuentes. Ocho personas habrían muerto en la última semana.

En este contexto, el Gobierno vasco avisó de que está detectando incumplimientos en las pocas medidas que siguen en vigor, como el uso continuado de mascarillas en la calle cuando no hay distancias o la imposibilidad de beber y comer en recintos deportivos o cines. "Las normas básicas sanitarias que son necesarias para seguir con seguridad no se están cumpliendo. Se producen aglomeraciones en las que se prescinde del uso de la mascarilla", enfatizó este martes el consejero-portavoz, Bingen Zupiria.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2021 - 21:01 h

Descubre nuestras apps

stats