Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Gobierno retoma una actividad legislativa que lo enfrenta a sus socios
"Te vamos a joder la vida": las amenazas de una banda de desalojos ilegales
Opinión - Libertad de extorsión. Por Rosa María Artal

La Comisión de Control policial investiga el disparo de la Ertzaintza con una bala de 'foam' que hirió a un menor en Tolosa

Brigada Móvil de la Ertzaintza

Iker Rioja Andueza

Vitoria —

0

La Comisión de Control y Transparencia de la Policía, un órgano de reciente creación y que está presidido por el exmagistrado Juan Luis Ibarra, ha recibido ya la documentación inicial para abrir una investigación -previsiblemente este mismo miérrcoles- sobre la actuación de la Ertzaintza en la noche del domingo al lunes en la calle de Beotibar de Tolosa, en pleno Carnaval. Tras intervenir por una pelea en esa zona de hostelería del centro de la localidad guipuzcoana con material antidisturbios, un menor natural de Villabona (de 16 años) permanece ingresado en el hospital Donostia por graves lesiones en el ojo derecho y a la espera de ser intervenido. Los primeros informes médicos salidos del entorno de la familia de la víctima apuntan a que los daños son “compatibles” con los proyectiles de 'foam' que emplea como armamento la Policía autonómica. “No es justo. Tiene 16 años”, manifestó el padre del adolescente tras un acto de apoyo celebrado este martes. La oposición ha demandado ya explicaciones políticas al vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, aunque los dos sindicatos principales del cuerpo (Erne y Esan) y Sipe han hecho pública una nota conjunta en la que “felicitan” a los agentes intervinientes y hablan de “profesional actuación quirúrgica” que evitó graves incidentes.

La Comisión de Control y Transparencia es un órgano nacido esta legislatura y que inició su andadura con un duro informe sobre una detención en Bilbao, en la que daba crédito a las denuncias que alertaban de excesos policiales y planteaba una serie de medidas de mejora como la grabación de todos los operativos. También tiene pendiente un dictamen sobre el dispositivo desplegado en el Parlamento Vasco cuando se produjo una movilización del colectivo asindical 'Ertzainas en lucha' en la que no se intervino e incluso se vieron aplausos hacia los manifestantes. Este órgano supervisa igualmente las actuaciones de los cuerpos locales. En el caso del de Vitoria emitirá también un informe sobre el arresto de otro menor que iba en patinete, grabado en vídeo y difundido en redes sociales.

En la primera nota oficial sobre los sucesos de Tolosa, la Ertzaintza informó de que se ha abierto una doble investigación. Por un lado, se analiza la pelea, un “altercado que se originó en el interior de un bar y se trasladó después a la calle”, en la Parte Vieja tolosarra. Ello “requirió de la intervención de la Ertzaintza para restablecer el orden público”. “En el conjunto de actuaciones policiales [...], la Ertzaintza ha identificado a varias personas, ha requisado diversos objetos (palos, botellas, ...) y ha detenido a dos jóvenes que portaban, al menos uno, de uso prohibido (barra extensible). Durante una de estas actuaciones policiales, los agentes se vieron obligados a hacer uso del material antidisturbios para restablecer el orden público”, se explicó.

Oficialmente, hubo un herido por la pelea y un segundo no relacionado con los hechos. Se trata del menor. Es la segunda investigación. “Como medida preventiva, la Ertzaintza ha abierto, de oficio, diligencias de investigación específicas para este último incidente y se ha solicitado al juzgado correspondiente la intervención de un médico forense para evaluar al joven hospitalizado y determinar la naturaleza de las lesiones. Paralelamente, se ha abierto una investigación interna de la Ertzaintza para analizar todos los detalles relacionados con la actuación policial”, se apuntaba. Es decir, Asuntos Internos también tiene el expediente encima de la mesa.

A ello se le suma ahora la intervención de la Comisión de Control. La documentación inicial llegó este martes por la tarde y se revisará este miércoles para dar curso a un expediente. El artículo 17.2.b. de la ley autonómica de Policía le faculta para intervenir ante quejas o peticiones de la Administración, pero su concurso es “preceptivo” si existe “fallecimiento o lesiones graves de una persona”. “La Ertzaintza o el cuerpo de Policía local tendrán la obligación de comunicar tal circunstancia de inmediato a la comisión”, remarca la normativa. Este organismo ha defendido también que se puede investigar incluso aunque haya una causa judicial abierta, lejos de la teoría de que una intervención penal paraliza los expedientes disciplinarios o administrativos.

'Foam', no pelotas de goma

Fuentes policiales indican que no habrá problema para un esclarecimiento de los hechos porque en la zona “había cámaras por todas partes”. Por el momento, sin embargo, apenas han trascendido vídeos del operativo policial. El primer elemento relevante es que no se emplearon pelotas de goma. La Ertzaintza no las emplea desde abril de 2012. La última bola disparada mató a Íñigo Cabacas, seguidor del Athletic que estaba en un callejón en los aledaños del viejo San Mamés tras un partido de competición europea. Precisamente aquel caso motivó cambios en los protocolos antidisturbios, incluida la creación de una comisión de supervisión independiente. La investigación, aunque no determinó quién disparó en concreto el proyectil que golpeó en el cráneo a Cabacas, desnudó la falta de control del armamento, de las municiones y de los protocolos. Se puede leer aquí una reconstrucción de lo sucedido entonces.

Técnicamente, la Brigada Móvil (unidad antidisturbios especializada) todavía dispone de escopetas lanzabolas, pero su uso está restringido y no se han empleado en más de una década. La dotación ordinaria es un lanzador del calibre 40 mm de 'foam'. Permite tres tipos de disparo. Por un lado, hace salvas, ruidosas, que ofrecen un fogonazo e inofensivas. Es lo que se ve en el vídeo más difundido, el que acompaña a estas líneas. Ese disparo no llevaba carga. Después permite arrojar un proyectil de 'foam' blando, que se distingue por sus colores fosforitos verdes y amarillos, y otro más duro, de color negro. Según imágenes recogidas por el diario 'Berria', se han hallado restos de ambos en el centro de Tolosa. El uno se llama SIR y el otro SIR-X. Si el 'foam' de cualquier tipo rompe su trayectoria e impacta con la culata, sí puede ser más lesivo. Una gran diferencia con las pelotas de goma es que aquéllas no eran controlables y que tenían mucho riesgo en caso de rebote. Este material es más dirigible. La Ertzaintza tiene instrucciones precisas para no disparar en partes sensibles y una guía de distancias: el SIR-X no se puede usar a menos de 15 metros. En principio, según datos oficiales, la unidad con lanzadores sobre el terreno fue la Brigada Móvil, aunque también había patrullas normales de Seguridad Ciudadana desplegadas.

Un dato muy relevante: a diferencia de lo ocurrido en la noche en la que murió Cabacas, ahora sí se exige un control exhaustivo de las bolsas con proyectiles que son desprecintadas en la calle y de las armas empleadas. Esos datos deberían aparecer en la aplicación interna Euskarri. Asimismo, los agentes sobre el terreno llevan siempre visible en la pechera (más pequeño) y en la espalda (más grande) un código alfanumérico único que les identifica. Igualmente, los grupos o unidades también se identifican entre sí.

Existe un precedente por una joven herida por 'foam'. Se trata de una manifestante contra un acto político de Vox en Bilbao. Los hechos ocurrieron en abril de 2019, con Estefanía Beltrán de Heredia como consejera de Seguridad. La mujer herida acreditó lesiones en la mandíbula. El asunto fue judicializado pero todo quedó archivado y sin consecuencias. Ahora, según datos de la familia, el adolescente tiene una fuerte hinchazón en el ojo, desprendimiento de retina y otras lesiones en la zona.

El vicelehendakari Erkoreka, este miércoles, ha defendido la “transparencia” de la actuación policial en todo momento y que “de oficio” se han dado pasos para el “esclarecimiento completo” de lo ocurrido. Es el mismo mensaje que lanzó el portavoz del Gobierno, Bingen Zupiria. También se ha indicado que Seguridad se ha puesto en contacto con la familia de la víctima y a su disposición. A Erkoreka, sin embargo, la oposición de izquierdas ya le ha demandado explicaciones. EH Bildu ha registrado preguntas en el Parlamento Vasco y su portavoz en la comisión de Seguridad, Julen Arzuaga, ha pedido a Erkoreka que “aclare” lo sucedido y si la intervención policial fue “proporcionada”. El parlamentario de IU y de la coalición Elkarrekin Podemos-IU Iñigo Martínez de Zatón también ha presentado preguntas a Erkoreka ante unos hechos que ha calificado como “desproporcionados” e “innecesarios”. La portavoz de la coalición, Miren Gorrotxategi, de la parte de Podemos, también ha demandado una “investigación profunda”. “Es imposible no acordarnos de Cabacas”, ha manifestado.

Por el contrario, los sindicatos Erne, Esan y Sipe han cerrado filas con la actuación policial. En primer lugar, han criticado que se haya mencionado el uso de pelotas de goma, que nunca se produjo. El propio alcalde de Tolosa habló de “pelotazo” en la primera reacción ante lo sucedido, por ejemplo. En segundo lugar, estas organizaciones “felicitan” a los intervinientes. “Lo que empezó como una discusión en un bar en la localidad de Tolosa, pudo acabar en tragedia si no fuera por la profesional actuación quirúrgica de la Ertzaintza”, sostienen. Demandan a Erkoreka una defensa cerrada de los agentes, que “borre” cualquier “sospecha”. Una de estas centrales (Sipe) también sostuvo que no estaba probado que Cabacas muriera a causa del impacto de una pelota de goma, a pesar de la claridad de la autopsia.

Etiquetas
stats