Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Koldo García habló con un alto cargo al saberse investigado
Las protestas del campo consiguen anular medidas contra la desertificación
Koldo, Ábalos, Ayuso, su hermano y el contrato social. Opina José Precedo

Se duplican en medio año en Euskadi los pacientes que esperan más del máximo legal para una operación y son ya 2.355

Una operación en el hospital Donostia

Iker Rioja Andueza

0

La lista de pacientes en lista de espera para una intervención quirúrgica en el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) se ha contenido entre julio y diciembre de 2022, incluso ha ido ligeramente a la baja en las tres categorías que se miden (oncología, cardíaca y cirugía general) después de que creciera un 27% durante la pandemia. Pero, al mismo tiempo, se ha duplicado el volumen de pacientes que están fuera del plazo máximo establecido para ser atendido, unos márgenes regulados por decreto desde 2006 y que dan derecho a pedir atención privada con cargo a la Sanidad pública. En concreto, este dato ha pasado de 1.161 a 2.355, según la información facilitada al Parlamento Vasco por la consejera, Gotzone Sagardui, a instancias de una petición de la representante de EH Bildu Rebeka Ubera.

Los datos oficiales apuntan a que los pacientes pendientes de una intervención que han quedado fuera de los plazos máximos teóricamente garantizados por Osakidetza han subido de 47 a 70 en el caso de Oncología, que se reducen ligeramente en cirugía cardíaca -coincidiendo con una gran polémica ante la paralización de la fusión de los servicios de Basurto y Cruces pasan de 40 a 37- y que crecen de 1.017 a 2.248 en el caso de los otros procedimientos. La normativa fija 30 días de tope para un procedimiento de cáncer, 90 días para una operación de corazón y 180 días para el resto.

Analizando únicamente la cirugía general, la subida se da en todos los grandes centros hospitalarios, según la comparativa entre el informe enviado ahora a la Cámara y otro similar con datos del verano. En la OSI Araba (Txagorritxu y Santiago) quienes tienen un retraso de más de seis meses pasan de 276 a 549; en Cruces se dispara este indicador de 187 a 422; en Basurto se incrementa de 169 a 373; en Usansolo sube de 142 a 261; y en la OSI Donostialdea -también el centro de un conflicto interno- se sitúa en 127 por 98 de la anterior medición.

“Son realmente graves y preocupantes”, diagnostica Ubera sobre estos datos. Apunta a que con el 34% de los pacientes cardíacos se incumple el “máximo legal” y a que ocurre lo mismo en el 12% de los cánceres y en el 9% de cirugías generales. EH Bildu pide a Salud que cumpla “de una vez” los compromisos de hace casi dos décadas. “Es evidente que la situación es muy preocupante”, insiste la coalición, que demanda “turnos de tarde” y “cambiar el modelo de contratación” para acelerar plazos.

Según se acordó en 2006, cuando el consejero de Salud era Gabriel Inclán (PNV), “transcurridos los plazos de respuesta establecidos en el decreto, el paciente podrá solicitar autorización para recibir atención en otro centro sanitario”. “El Departamento de Sanidad abonará directamente los gastos de la intervención quirúrgica en caso de que la misma se practique en el centro sanitario al que se le hubiera derivado. En el caso de que el paciente haya abonado previamente el importe, se le reintegrará el mismo, siendo la cuantía del reintegro la correspondiente a los importes establecidos en la normativa vigente de tarifas aplicables a los conciertos de asistencia sanitaria prestada con medios ajenos al sistema sanitario de Euskadi”, se prometía entonces.

Etiquetas
stats