Barakaldo

Barakaldo da luz verde al plan que servirá de palanca para la transformación del barrio de Burtzeña

Juan Antonio Pizarro, con una infografía del plan de El Calero

Euskadi Brands

0

Luz verde. El Pleno Municipal de Barakaldo ha aprobado ya definitivamente el plan de El Calero. Impulsado por el área de Vivienda, Planificación y Gestión Urbanística, dirigida por Juan Antonio Pizarro, esta iniciativa ideada en 2007 servirá de palanca para la transformación de Burtzeña.

“El proyecto está dirigido a la más completa recuperación urbanística de la zona. Damos continuidad, de esta manera, a la regeneración de Barakaldo que empezamos en los años 90 del siglo pasado, extendiéndola a El Calero y también a otras zonas como Serralta. No nos quedaremos ahí. Seguiremos impulsando y modernizando Barakaldo”, ha declarado Pizarro.

El proyecto cuenta con el apoyo de los vecinos de Burtzeña, que están siendo informados por el concejal de todos los avances que se van produciendo en esta materia.

El plan El Calero es ambicioso. Y es que contempla la creación de más de 20.000 metros cuadrados de zonas verdes y de 7.700 metros cuadrados de suelo para equipamientos, incluyendo la creación de un parque deportivo al aire libre, así como la construcción de alrededor de medio millar de viviendas, de las cuales casi la mitad serán de protección oficial y local.

En los edificios se reservarán 2.442 metros cuadrados en sus plantas bajas para equipamientos comunitarios. Asimismo, se eliminará la barrera arquitectónica de las vías del tren de Feve mediante su cubrimiento parcial. Todas las actuales edificaciones residenciales obsoletas se eliminarán, garantizando así el realojo de los ocupantes legales.

Junto a El Calero, a propuesta del PSE-EE se incluyeron otras mejoras como una nueva rotonda en las cercanías del puente para facilitar las entradas y salidas del barrio y la instalación de nuevos accesos mecánicos en el entorno de la N-634 para comunicar Burtzeña con Cruces.

Vestigios industriales

Como recuerdo del pasado industrial de la zona, el proyecto incluye la conservación de una chimenea que dio servicio a los hornos Hoffman de la Sociedad General de Productos Cerámicos PROCERSA, constituida en 1919 y que llegó a ser una de las empresas más importantes de su sector en toda España. Se trata de una solicitud que realizó la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP). También se mantendrá la Casa Bazigorta, situada en el número 21 de la calle Zubileta. El edificio se encuentra en la parcela destinada a parque deportivo y se destinará a usos complementarios o equipamientos.

El plan cuenta con informes técnicos favorables de los organismos e instituciones competentes, que han establecido alguna pequeña modificación en materias como la prevención de ruidos. En este sentido, Pizarro ha aprovechado la ocasión para “agradecer el trabajo encomiable de todo el departamento de Urbanismo y también de los redactores del proyecto por su dedicación y colaboración”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats