La escuela pública se movilizará contra un modelo educativo privatizado al 50% y que ve segregador

Miembros de la plataforma 'Euskal Eskola Publikoa Harro!' este martes en Bilbao

Plataformas a favor de la escuela pública de distintos municipios de Euskadi se han unido para convocar el próximo sábado, 6 de noviembre, una manifestación en Bilbao para "acabar con la privatización y la segregación" del sistema educativo vasco. La convocatoria viene a raíz del debate que ha generado un posible acuerdo educativo que posibilite la creación de la nueva Ley de Educación, anunciada por el propio lehendakari, Iñigo Urkullu, para el año 2022 y que se ha presentado como un adelanto cuando la realidad es que es una promesa incumplida en anteriores legislaturas.

Una nueva ponencia en el Parlamento Vasco establecerá las bases de la futura ley educativa de Euskadi

Una nueva ponencia en el Parlamento Vasco establecerá las bases de la futura ley educativa de Euskadi

La actual Ley de Educación fue aprobada hace 28 años. Ante la necesidad de adecuarla y actualizarla, Urkullu ha asegurado que su Gobierno lleva "largo tiempo dialogando" para lograr un consenso. Dos de las cuestiones más importantes a abordar en la creación de la nueva norma son el papel y el peso de la educación concertada -el 51% del total del alumnado en Euskadi estudia en colegios públicos, mientras que el 49% lo hace en colegios concertados o privados- y la reforma de los tres modelos lingüísticos existentes: el modelo A, íntegramente en castellano, el B mixto y el D, que cuenta con el euskera como lengua vehicular.

Para la plataforma 'Euskal Eskola Publikoa Harro', una agrupación de asociaciones a favor de la escuela pública, el sistema educativo dual, es decir, el que incluye escuela pública y concertada/privada es "clasista y racista" porque "discrimina a la escuela pública, crea segregación y fomenta alumnado de dos niveles". "Somos una de las comunidades más segregadoras de España y de Europa. La educación no puede estar en manos del mercado, el derecho a la educación no puede depender de la capacidad de las familias. La red pública y la red concertada no son iguales ni pueden equipararse en su tratamiento político ni en su nivel de protección, mientras que la pública es gratuita, los centros de red privada niegan el acceso a familias que se encuentran en situación vulnerable utilizando las cuotas económicas, la religión y otros criterios no transparentes para seleccionar al alumnado", ha explicado Ainara Jiménez, miembro de la plataforma a favor de la escuela pública de Bilbao durante una rueda de prensa este martes en la capital vizcaína.

La segregación en la educación vasca también es por sexos. Durante el curso 2019/2020, el Gobierno vasco destinó un total de 11.585.080,66 euros a 141 aulas de seis colegios privados próximos al Opus Dei que segregan por sexos. Se trataba de Arangoya en Bilbao, Gaztelueta en Leioa, Ayalde y Munabe en Loiu, Eskibel en Donostia y Erain en Irún en el que estudiaron durante ese año un total de 3.770 estudiantes de prácticamente todos los niveles, incluidos algunos grupos de Formación Profesional.

Dentro de la red concertada vasca se encuentran las ikastolas -también existen públicas- y los colegios de carácter religioso, que suponen el 80% de la red. El precio de la cuota que se cobra a las familias vascas cuyos hijos estudian en este tipo de colegios oscila entre los 84 euros al mes, la tercera cuota más cara del Estado, después de la que se paga en Cataluña y la de Madrid. Las plataformas que promueven la escuela pública consideran que "es hora de poner límites" a este tipo de centros y que "debería de evitarse" la apertura de nuevas líneas privadas y concertadas "mientras haya oferta pública suficiente". "Hay que acabar con la política que autoriza, concierta y sostiene con dinero público todas las iniciativas privadas que surgen. No queremos un acuerdo que legitime el sistema dual actual, sino que convierta la escuela pública en el centro del sistema", ha apuntado Jiménez. Con la caída de la natalidad, en otras comunidades autonómicas como La Rioja se ha planteado que los cierres de aulas sean siempre en la red privada y nunca en la pública.

Una ponencia para debatir sobre el futuro del sistema educativo

El pasado 14 de octubre, el Parlamento Vasco acordó con los votos a favor de los partidos que forman el Gobierno vasco, PNV y PSE-EE, además de los de EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU y la abstención de PP+Cs -Vox no participó ni en la votación ni en debate- la constitución de una ponencia cuyo objetivo es crear las bases para alcanzar un "amplio acuerdo" sobre el futuro sistema educativo vasco. En ella, participarán agentes sociales y responsables de las administraciones y las conclusiones que se obtengan de dicho encuentro se remitirán al Departamento de Educación para que "constituyan la base" de la futura ley. Se da la circunstancia de que el procedimiento legislativo ordinario ya contempla la creación de ponencias a las que pueden asistir expertos una vez presentada la ley, algo que se ha aplicado sin ir más lejos con los trabajos para la puesta en marcha de la nueva Universidad privada Euneiz, impulsada por Josean Querejeta, presidente de Baskonia y Deportivo Alavés.

Sobre esa supuesta prisa, también han alertado desde la unión de plataformas a favor de la escuela pública, pese a que la llegada de una nueva Ley de Educación viene gestándose desde el año 2015 e incluso estaba prevista para el tercer cuatrimestre de 2019, según el programa legislativo de 2016. "Esa prisa por crear una nueva ley no ha salido de la comunidad de escuelas públicas. Esa prisa nos da un poco de miedo, creemos que se ha decidido bajo la presión de otros agentes externos y tenemos miedo de que se utilice para legitimar el sistema dual que tenemos. Por eso creemos que es momento de defender lo público y de salir a la calle para decir que estamos aquí", ha indicado Maribel López de Luzuriaga, miembro de la plataforma a favor de la escuela pública de Vitoria-Gasteiz. Por ello, han llamado a manifestarse en Bilbao el próximo sábado, 6 de noviembre bajo el lema de "por la escuela pública, no a la privatización" y han exigido al consejero de Educación del Gobierno vasco, Jokin Bildarratz que "apueste por la escuela pública y que muestre un compromiso claro en contra de la segregación escolar".

Etiquetas
Publicado el
26 de octubre de 2021 - 21:45 h

Descubre nuestras apps

stats