Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

'Etxepe', el grupo de jóvenes que da una nueva vida a la música tradicional vasca uniéndola con el trap

Los jóvenes que componen el grupo 'Etxepe' con los bailarines de 'dantzak' tradicionales 'Lore gazteak'

Todo aquel que haya nacido o viva en Euskadi es consciente de que la banda sonora de las fiestas populares suena con trikitixa y pandero y, en muchas ocasiones, a ritmo de Gozategi, un grupo que lleva más de 30 años protagonizando romerías y verbenas. 'Alboka, jaka joka', uno de sus éxitos reconocidos lleva décadas sonando, pero ha sido ahora cuando ha cobrado una nueva vida, de la mano de 'Etxepe', un grupo de jóvenes del municipio guipuzcoano de Arrasate-Mondragón, que ha versionado la clásica canción vasca uniéndola con música electrónica y trap. “En fiestas Gozategi suena todo el rato, es un ritmo pegadizo y conocido, por eso se nos ocurrió hacer una versión de alguna de sus canciones. Al mezclar 'Alboka, jaka joka' con música electrónica, vimos que quedaba bien y empezamos a cantarla por encima”, cuenta a este periódico Eli, que junto a Fane y Axeri componen el grupo 'Etxepe'.

AyVee, o cómo superar una violación a través de la música: "Creen que lo cuento por fama, pero me libera de la depresión"

AyVee, o cómo superar una violación a través de la música: "Creen que lo cuento por fama, pero me libera de la depresión"

En el videoclip de la canción, que suma desde su publicación el pasado diciembre miles de visitas, el grupo de bailarines o 'dantzariak' 'Lore gazteak', bailan danzas tradicionales al ritmo de la música. Mientras, las letras hablan de ellos mismos, de las fiestas y de un bar del pueblo frecuentado por la gente joven, el 'Jai zale' (“aficionado a la fiesta”, en castellano), aunque su letra también realiza una ligera crítica a la música que hasta ahora se escuchaba entre los jóvenes de Euskadi, en su mayoría el punk y el rock radical vasco. “En el pueblo, en general, hasta hace cuatro o cinco años, siempre se escuchaba la misma música, punk o rock. Yo también la escucho y me gusta, no es que no le tengamos aprecio, pero antes los jóvenes montaban grupos de música y tocaban solo eso, ahora hemos normalizado que los jóvenes escuchen y hagan música urbana u otros sonidos”, detalla.

“Nuestra intención era unir la cultura tradicional de Euskadi con algo moderno y nuestro, pero todo salió de una forma orgánica. Empezamos a crear música en la pandemia y gracias a la ayuda de otros músicos del pueblo que ya tenían más experiencia en la producción, fuimos creando canciones”, explica Eli. Aunque reconoce que no contaban con el éxito de 'Alboka'. “Sabíamos que a la gente del pueblo le iba a gustar, porque hablamos de personas y lugares conocidos, pero no nos esperábamos que tuviera éxito también fuera”, asegura.

En la última parte del videoclip, los jóvenes dejan de lado los trajes tradicionales y se reúnen en un bar, aunque, a diferencia de la primera parte, en esta, no aparece ninguna mujer. “Invitamos a todos los 'dantzaris', pero no conseguimos que las chicas quisieran aparecer en cámara. Es verdad que pensamos que había demasiados tíos y poca representación femenina”, confiesa al ser preguntado por esta cuestión.

Eli reconoce que, al igual que ocurría con el punk o el rock radical, en la música actual y en concreto en la música urbana sigue habiendo poca presencia femenina. “En el pueblo solo hay una artista mujer, que se llama Janda, aunque sabemos que cada vez se animan más a cantar o crear música. Aunque lo cierto es que, sobre el escenario te critican más por ser mujer. Lo que sí que nos hemos dado cuenta es que entre el público de nuestros conciertos y entre los seguidores que tenemos existe la misma representación de hombres y mujeres, hay muchas chicas que nos escuchan y esperamos que cada vez sean más las que se animen a cantar”, señala.

'Alboka' solo es una de las múltiples canciones que el grupo ha sacado a la luz en los últimos meses, aunque cada uno de los integrantes, en solitario, también publica temas que luego canta en los conciertos que realizan. Por el momento cuentan con conciertos por todo el territorio vasco, aunque no descartan tocar fuera de las fronteras de Euskadi. “Nunca imaginamos que algo que nació para pasar el tiempo y divertirnos gustaría tanto como para hacer conciertos delante de la gente”, indica Eli, que aunque reconoce que por el momento solo han recibido peticiones para conciertos en pueblos y ciudades de Euskadi, no descartan, con el tiempo, llegar con su música a otros lugares.

Etiquetas
stats