Euskadi insiste en que una parte de los contagiados y contactos no colabora con los rastreadores

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, visitando el centro de rastreadores en el ambulatorio de Rontegi, en Barakaldo.

La responsable del equipo de vigilancia y rastreo de la COVID-19 en Euskadi, Arrate Iturralde, ha señalado que el cansancio o la denominada "fatiga pandémica" no deben impedir la observancia estricta de las normas básicas de prevención de contagios -"burbujas, distancia, ventilación, lavado de manos y uso continuado y adecuado de mascarillas"- y la colaboración con el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) en caso de ser positivo o contacto estrecho. Euskadi sigue en alerta roja por alta transmisión comunitaria del coronavirus y con las UCI con más pacientes que nunca desde el verano, en niveles próximos a los de la primera ola. Iturralde, entrevistada este martes en Radio Euskadi, ha manifestado que "en general" la población sí cumple y colabora pero ha insistido en la evidencia de que hay casos en lo que no ocurre así, con lo que no se corta la cadena de contagios.

Euskadi tiene ya 3.247 personas protegidas contra la COVID-19 con una única dosis de vacunas que no son Janssen

Euskadi tiene ya 3.247 personas protegidas contra la COVID-19 con una única dosis de vacunas que no son Janssen

Aunque no ha aportado datos específicos, ha indicado que "muchos contagios están relacionados con el ámbito social", donde se "relajan" con más frecuencia las cautelas. Ha señalado la movilidad de Semana Santa, las celebraciones por la Copa del Rey y "otros eventos" que no ha precisado como acelerantes del contexto que ha llevado a Euskadi a duplicar la tasa media en España. Sin embargo, preguntada por otros posibles focos de riesgo, ha manifestado que en el trabajo todo está "más regulado" y "en el transporte se usan mascarillas" en todo momento y hay ventilación periódica. Si bien no hay estadísticas de los contactos estrechos que origina cada positivo ni si son más o menos que en oleadas anteriores de la pandemia, Iturralde sí ha hecho constar también que los rastreadores han notado que "la gente tiene más contactos sociales" últimamente. En este sentido, ha alertado de una práctica que, técnicamente, entra dentro de la normativa pero no de la lógica epidemiológica: "La burbuja de cuatro no significa quedar con cuatro a la mañana, otros cuatro a la tarde y otros cuatro a la noche".

Meses atrás, después de Navidad, los rastreadores e incluso la propia consejera de Salud, Gotzone Sagardui, hicieron un llamamiento a la población para que colaborara en todo momento con las autoridades en caso de ser positivo o contacto estrecho. ¿Sigue habiendo problemas? La coordinadora de ese equipo ha asegurado tener la "sensación" de que los contagiados "preguntan" a sus contactos si quieren o no ser incluidos en la lista y ha explicado que hay personas que incluso tienen que llamar voluntariamente a explicar que han estado con un positivo porque éste ha ocultado sus actividades sociales. También "hay un pequeño porcentaje" que se saltan la cuarentena y son sorprendidos "por la calle".

538 rastreadores, según datos de Salud

Iturralde ha aclarado que los rastreadores "no son policías" -no lo ha dicho pero tampoco multan- y ha insistido en que manejar toda la información de un brote es vital para que posibles asintomáticos no vayan expandiendo el coronavirus por no guardar la obligatoria cuarentena. No obstante, en vista de esta experiencia, la denominada 'ley antipandemia' que tramita ya el Parlamento Vasco contempla multas para quienes no colaboren con Salud del mismo modo que se prevén sanciones en caso de vulnerar las normas y restricciones en vigor.

¿Y cuántas personas componen el equipo de rastreo? Según un reciente informe enviado al Parlamento Vasco por Sagardui a instancias de la representante de EH Bildu Rebeka Ubera, son 538, a los que se sumarían otros equipos de prevención de riesgos de Osakidetza u Osalan hasta rondar "más de 700 personas". De esos 538 que conforman la unidad coordinada por Iturralde y antes por el dimitido Ignacio Garitano, que la puso en marcha en mayo de 2020, 43 son enfermeros gestores de casos, 143 personal de Enfermería de "apoyo", 132 auxiliares administrativos, tres técnicos de laboratorio, 32 trabajadores sociales y 185 especialistas en otras materias, básicamente fisioterapeutas reasignados.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
27 de abril de 2021 - 10:22 h

Descubre nuestras apps

stats