Euskadi recibe más turistas que en 2019, pero gastan menos

Turistas frente al Museo Guggenheim de Bilbao

El turismo en Euskadi no solo ha recuperado niveles anteriores al parón de la actividad por la pandemia de coronavirus sino que la entrada de viajeros supera ya las cifras que se registraron en 2019, último año de la 'normalidad' de movimientos. Según los datos que maneja el departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno vasco, que dirige Javier Hurtado, el número de turistas que ha visitado Euskadi durante los seis primeros meses del año supera en un 2,5% el que se registró entre enero y junio de hace dos años, y la cifra se acercará a un total de 1,7 millones de visitantes. Si se coloca el foco solo en el mes de junio, la cantidad de turistas supera en un 5% los que se acercaron en el mismo mes de 2019. Algo que desde el Gobierno vasco consideran que permite augurar un verano de cifras récord para el turismo, y que podrá ratificarse en unas semanas, cuando estén cerrados los datos correspondientes al mes de julio. “Tenemos el convencimiento de que este va a ser un verano muy óptimo para el sector turístico vasco. Debemos seguir trabajando por un desarrollo equilibrado, sostenido y sostenible del turismo y por seguir haciendo ver a la sociedad la importancia de un sector que en Euskadi da trabajo a más de 100.000 familias, el 10% del empleo total”, señalaba este martes el consejero.

Euskadi se suma al autoconsumo energético con cooperativas solares que abastecerán a 400 vecinos cada una

Euskadi se suma al autoconsumo energético con cooperativas solares que abastecerán a 400 vecinos cada una

A este verano se le ha llamado el de la 'venganza'. La gente tiene ganas de disfrutar de las primeras vacaciones veraniegas sin restricciones, con fiestas y festivales musicales. Pero eso no quiere decir que la incertidumbre sobre el futuro y la crisis económica que se avecina, motivada sobre todo por las restricciones energéticas y la guerra de Ucrania, no se esté notando en el sector. Hay más turistas, sí, pero gastan menos.

“Estamos muy contentos porque se está consolidando la recuperación”, señala Lorea Uranga, presidenta de la asociación ATRAE, que agrupa agencias de viaje que trabajan en la promoción y desarrollo de Euskadi como destino turístico. Sin embargo, asegura que se está notando un descenso al gasto medio por visitante respecto al que se hacía en 2019. “Si en ese año la media de gasto, incluido alojamiento, estaba en 350 euros por persona y día, en estos momentos no supera los 310 euros y en algunos casos baja hasta los 285 euros al día”.

Esto hace que, pese al optimismo con que están recibiendo los datos de entrada de viajeros, lo que supone el inicio de la recuperación de la actividad, Uranga considere que “no podrá hablarse de recuperación completa del sector hasta 2024”, y eso si se consolida el crecimiento en 2023. “Pero hacer previsiones en estos momentos es como tener una bola mágica, porque la incertidumbre es total”, afirma. No obstante, considera “un triunfo” que en este sector en Euskadi, uno de los más afectados por la crisis de la COVID-19, no haya en estos momentos ningún ERTE activo. De toda formas, la responsable de ATRAE recuerda que para Euskadi es muy importante el turismo de congresos o de empresas, que esperan que experimente una reactivación a partir del próximo mes de septiembre.

En cuanto a la actividad de las agencias de viajes emisoras, es decir, las que utilizan los vascos para planificar sus vacaciones, los datos que maneja Lorea Uranga es que este verano se superarán también los niveles anteriores al parón de la actividad. No obstante, insiste en que la guerra en Ucrania está provocando “mucha incertidumbre”, que se une a los problemas que se mantienen derivados de la COVID-19, o las cancelaciones por huelgas en líneas aéreas, que afecta mucho al funcionamiento de las agencias. “Cada trámite que tenemos que hacer nos cuesta un mundo”, afirma.

Precisamente, las complicaciones burocráticas y de trámites, sobre todo en los viajes internacionales, han supuesto un renacer de las agencias frente a la búsqueda de los destinos directamente por internet. “Notamos que viene gente joven mucho más que antes de la pandemia porque les da más seguridad frente a posibles contingencias y les permite ahorrar tiempo”, señala Uranga.

En cuanto a los destinos que están eligiendo los vascos a nivel internacional, la guerra a provocado que se opte mucho más por el sur de Europa y del Mediterráneo, como Sicilia o Grecia, frente a los países bálticos. A nivel de larga distancia destaca Canadá, Estados Unidos, Maldivas y Costa Rica.

Turismo sostenible

El sector turístico adquiere cada vez más peso en el entramado económico vasco, pero Euskadi quiere posicionarse como referencia en el turismo sostenible. En este ámbito se enmarca el primer Plan Territorial de Sostenibilidad Turística de Euskadi, que se está desarrollando gracias al Plan de Recuperación del Gobierno de España, financiado con los Fondos Next Generation de la Unión Europea y cuyos principales avances en Donostia han presentado este martes el consejero de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno vasco, Javier Hurtado, y la edil donostiarra de Turismo Sostenible, Cristina Lagé.

San Sebastián cuenta con 4,4 millones de euros asignados a sus diferentes iniciativas, entre las que la edil ha citado la mejora de la movilidad sostenible y accesibilidad turística con puntos de recarga eléctrica para vehículos en algunos hoteles y restaurantes, paneles informativos del autobús turístico y una segunda línea, el desarrollo de nuevas experiencias turísticas, un plan integral para la mejora de la competitividad del destino o diversas actuaciones de mejora y restauración ambiental del Camino de Santiago a su paso por la capital guipuzcoana, además de la financiación de la adquisición de un autobús eléctrico que realizará el servicio lanzadera del aparcamiento disuasorio de Illunbe en San Sebastián a partir del 2023.

Hurtado ha recordado que el citado Plan, “que cuenta con objetivos estratégicos y de futuro, se puso en marcha el pasado mes de diciembre tras un proceso de reflexión conjunta con el Estado” y tiene en cuenta “las aportaciones de Euskadi en su diseño final”. “Su objetivo es ambicioso porque busca un efecto transformador en la modernización de los destinos, con una transformación sostenible y responsable de la industria turística vasca y de sus destinos”, ha indicado el consejero.

Por su parte, Lagé ha dado cuenta de que uno de los proyectos que se afianzarán con los fondos del Plan es la continuidad del servicio del autobús lanzadera que une el parking disuasorio de Illunbe con el barrio de Amara de San Sebastián. Un servicio que cuenta con “días de mil usuarios”, lo que supone sacar del Centro de la ciudad “muchos coches”. Ahora, con los fondos Next, se adquirirá un autobús eléctrico que cubrirá el servicio, que se presta en Semana Santa, verano y Navidades, a partir del año que viene.

Javier Hurtado ha recordado que el Plan de Sostenibilidad Turística de Euskadi se ejecutará en tres convocatorias hasta 2023 dotadas con 67 millones en total. La primera convocatoria 2021 cuenta ya con los 24 millones asignados y se plasma en 11 proyectos, entre los que está el desarrollado por San Sebastián.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats