Euskadi restringe al 60% el aforo de las grandes superficies para evitar aglomeraciones en la campaña de Navidad

Centro comercial de El Corte Inglés, en el centro de Vitoria

La mesa de crisis de la emergencia sanitaria en Euskadi, un órgano llamado Labi en euskara, ha acordado este lunes restringir los aforos máximos en los comercios de cara a la inminente campaña navideña. Según ha comunicado al término de la reunión la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, los establecimientos de más de 150 metros, es decir, las grandes superficies, tendrán una limitación del 60% de su capacidad. Se aplicará en "cada una de sus plantas" y locales. Los más pequeños podrán disponer de un aforo del 75%. Se trata de hacer "más segura la actividad de las compras que se intensifica de modo muy importante en todo el período navideño y en las semanas previas".

Euskadi sale del fin de semana con un descenso claro en la pandemia, aunque Donostia y Gipuzkoa continúan en alerta roja

Euskadi sale del fin de semana con un descenso claro en la pandemia, aunque Donostia y Gipuzkoa continúan en alerta roja

"Nos preocupan en general las aglomeraciones. Allí donde las distancias menos se mantienen, se da el mayor número de contagios. Durante este fin de semana ha habido alguna mayor afluencia a nuestras calles y también a los comercios", ha argumentado Sagardui. "La situación sigue siendo preocupante. No debemos confundir una buena evolución con una buena situación", ha enfatizado la responsable de Salud. La medida entrará en vigor previsiblemente este miércoles y decaerá el 10 de diciembre, aunque la voluntad es prorrogarla para que esté en vigor en la temporada vacacional. La propuesta es "planificar con la máxima antelación la relación de compras necesarias y adelantarlas" para "reducir los tiempos de estancia en los establecimientos". "En el período navideño es tan o más importante el cumplimiento de las medidas", consideran las autoridades sanitarias vascas.

Por otro lado, se ha decidido mantener al menos hasta el 10 de diciembre el resto de medidas restrictivas en vigor. Así, el toque de queda se mantiene a las 22.00 horas, seguirá siendo imposible la salida del municipio por motivos no laborales y los bares y restaurantes permanecerán con la persiana bajada. Será el 9 de diciembre, después del puente, cuando se estudiará la posible "flexibilización" de algunas de ellas si la tendencia epidemiológica sigue siendo adecuada. "Pero estamos lejos de tasas de incidencia tranquilizadoras", ha querido enfatizar Sagardui.

Favorable a las celebraciones familiares de hasta 10 personas en fechas señaladas pero no a los encuentros de amigos

De cara a la Navidad, Euskadi desea consensuar una 'hoja de ruta' con el resto de comunidades autonómicas. De cara al consejo interterritorial que el miércoles sentará al Ministerio de Sanidad y los consejeros del ramo, ha aprobado una "propuesta" desde la base de que por muy señaladas que sean unas fechas no están exentas de riesgo. "Las Navidades no inmunizan", ha ironizado Sagardui. Ya el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Javier Hurtado, advirtió en este periódico que "no hay que salvar la Navidad". "Lo que hay que salvar son vidas", recalcó.

Se trata de una propuesta restrictiva aunque, a la vez, abre la mano a ampliar de seis a diez las reuniones familiares los días 24, 25 y 31 de diciembre y los días 1 y 6 de enero. En cuanto a la movilidad, se adelanta una "posición favorable" a suprimir los confinamientos perimetrales de ámbito municipal e incluso a permitir los viajes "entre comunidades autonómicas". Se trata de favorecer el "agrupamiento familiar", aunque las celebraciones deberán procurar tener "distancias", "ventilación" y hasta "evitación de saludos". Eso sí, se desaconsejan esos mismos encuentros con amistades o compañeros de trabajo. En Nochebuena y Nochevieja se accede a retrasar el toque de queda a la una de la madrugada pero "solamente para facilitar el desplazamiento al domicilio habitual". "En ningún caso se permitirá esta movilidad para la celebración de otro tipo de encuentros o fiestas ni en la calle ni en locales privados", se puede leer en el documento. De hecho, todo estaría cerrado desde las 21.00 horas. Euskadi desea también la "cancelación" de eventos masivos tipo cabalgatas, carreras de San Silvestre o similares, aunque accede a que existan otros "formatos" alternativos y seguros para que los Reyes Magos o el Olentzero puedan reunirse con los más pequeños.

Etiquetas
Publicado el
30 de noviembre de 2020 - 18:08 h

Descubre nuestras apps

stats