Euskadi retirará ya todas las restricciones salvo la mascarilla y el 80% en el baloncesto tras el final de la emergencia sanitaria

13 de marzo de 2020: Urkullu, tras la declaración de la primera emergencia sanitaria

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ya ha diseñado el final de la segunda emergencia sanitaria en Euskadi, activada a mediados de agosto de 2020. Si puso fin al primer estado de alarma con un acto conjunto en Kobaron con su homólogo cántabro, Miguel Ángel Revilla, para simbolizar la reapertura del tráfico entre ambas comunidades, ahora el presidente vasco quiere dotar a la fecha del 5 de octubre de su propia solemnidad con dos actos a las 16.30 y 17.00, según las fuentes consultadas. Estaba prevista también una rueda de prensa a las 17.30 horas pero se ha cambiado por una declaración institucional "SIN preguntas" [sic], según ha informado la Presidencia vasca. En primer lugar, se celebrará la última reunión de la mesa de crisis de la emergencia sanitaria, el órgano conocido como Labi, en el que se levantarán todas las restricciones salvo las obligadas por la normativa estatal. En segundo lugar, a las 17.00, el lehendakari homenajeará a todos quienes han sido integrantes del Labi, tanto en su mesa técnica como en la parte política, medio centenar de personas.

El polémico juez Garrido no redactará la última resolución sobre medidas adoptadas por el Gobierno de Urkullu

El polémico juez Garrido no redactará la última resolución sobre medidas adoptadas por el Gobierno de Urkullu

En cuanto a las medidas en sí, es posible que Euskadi se encuentre todavía ligeramente por encima de la tasa de 60 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días fijada como umbral epidemiológicamente asumible por una ralentización de la caída de la incidencia, aunque la tendencia descendente no se ha modificado. De hecho, ya está confirmado por el propio Urkullu en el Parlamento que se acordará el final de la emergencia sanitaria, lo que implica la disolución del Labi. El decreto final se publicará en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) previsiblemente este miércoles y estará acompañado por una orden ordinaria de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, en la que se describirán las medidas que permanecerán en vigor. Si no hay sorpresas, el Gobierno vasco está decidido a suprimir todas las restricciones propias y mantener únicamente las obligadas en la normativa estatal. Es el mismo modelo que adoptó Navarra la pasada semana. De esta manera, se volverá a la normalidad en actividades de ocio u hostelería. Un ejemplo: el consumo en la barra del bar volverá a estar permitido.

¿En qué consisten esas medidas estatales? En materia de mascarillas, se mantendrá su uso obligatorio en interiores y también en la vía pública cuando no sea posible mantener una distancia de metro y medio entre personas. Es decir, no habrá ninguna novedad respecto del marco actual y, de hecho, es el mismo que antes de la emergencia sanitaria, ya que la mascarilla ya se hizo obligatoria en Euskadi en esas mismas circunstancias justo después de las autonómicas de julio de 2020. Asimismo, la previsión es respetar el acuerdo del consejo interterritorial que sienta al Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas en lo tocante a aforos en grandes eventos deportivos, lo que limitaría al 80% el acceso a pabellones de baloncesto pero devolvería el 100% de aforo al fútbol. Con todo, sobre este asunto hay un pleito pendiente en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

Antes de realizar este anuncio a la ciudadanía, es deseo de Urkullu rendir tributo a quienes han formado parte de la mesa de crisis del Labi, constituida poco después de otra que tuvo mucha trascendencia, la que siguió al derrumbe del vertedero de Zaldibar. La primera emergencia sanitaria llegó el 13 de marzo de 2020. Es una incógnita si participarán en este acto, previsto para las 17.00 horas, personas como Nekane Murga, que era la consejera de Salud cuando estalló la crisis del coronavirus, o Estefanía Beltrán de Heredia, titular de Seguridad. Al margen del propio Urkullu, con los cambios que se produjeron en el Gobierno tras los comicios, son pocos los que han estado desde el principio hasta el final en el Labi. Dos ejemplos son el exviceconsejero de Salud Iñaki Berraondo y el viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga. Además de cargos del Gobierno, también han formado parte de las reuniones representantes de otras instituciones como los alcaldes de las capitales, los diputados generales o el delegado del Gobierno de España, Denis Itxaso.

Según datos oficiales, contando con la reunión final de este martes, ha habido 33 reuniones del denominado "consejo asesor", más comúnmente el Labi político. Doce fueron durante la primera fase de la pandemia y las otras 21 desde mediados de agosto de 2020 hasta ahora. La mesa técnica ha tenido 64 encuentros. Ese trabajo se ha plasmado en 30 dictámenes y 19 decretos con cambios de medidas.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2021 - 22:04 h

Descubre nuestras apps

stats