Euskadi llega con altibajos en los indicadores de la pandemia a las puertas del final de la emergencia sanitaria

Una ambulancia, en el centro de Vitoria

La caída de la incidencia de la COVID-19 continúa en Euskadi pero ya muy lenta, incluso con altibajos, y sin haber llegado a rebajar la simbólica barrera de 60 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, que indica que la situación epidemiológica es asumible. Con todo, siguen siendo los niveles más bajos de toda la segunda fase de la emergencia sanitaria, activada a mediados de agosto de 2020 y que será desactivada este martes, según adelantó en el Parlamento Vasco el lehendakari, Iñigo Urkullu.

Urkullu prevé desactivar la emergencia sanitaria en Euskadi el próximo martes y adelanta el regreso a una mayor normalidad

Urkullu prevé desactivar la emergencia sanitaria en Euskadi el próximo martes y adelanta el regreso a una mayor normalidad

¿Cuáles son esos dientes de sierra? Del 27 de septiembre al 3 de octubre se notificaron un 25% menos de positivos -600, la mejor cifra en más de 60 semanas- y la tasa de positividad continúa a la baja (1,53%) pero subieron de 122 a 125 las personas hospitalizadas. Sin embargo, al mismo tiempo, en las últimas 24 horas se dio el menor volumen de ingresados en semanas, solamente seis pacientes. En la UCI hay 39 casos graves, los mismos que hace una semana, mientras en los hospitales hay 57 camas de planta ocupadas, el 50% que dos semanas atrás.

A nivel local, esos altibajos se aprecian en la evolución de los municipios. Donostia fue la primera capital con semáforo verde, esto es, en ver su tasa caer por debajo de 60, y ahora un repunte le devuelve al primero de los niveles de alerta, la amarilla. En esa situación se mantiene Vitoria mientras Bilbao pasa a ser ahora la que menos casos marca. Todas las localidades vascas de 5.000 habitantes están o en verde o en amarillo salvo Ondarroa, con una tasa de 350.

En las últimas horas han aparecido 67 nuevos casos positivos. Son apenas dos menos que hace catorce días, lo que supone una caída mínima de la incidencia y complica que este martes baje de 60 coincidiendo con el anunciado final de la emergencia sanitaria. Eso sí, entre los mayores de 65 años ya ha bajado de ese umbral. La ralentización no implica un cambio de tendencia, ya que el R0 sigue por debajo de 1 en los tres territorios, lo que implica que cada infectado no multiplica el virus a más de una persona. En cuanto a la campaña de vacunación, son 1.758.284 las personas con pauta completa.

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2021 - 13:23 h

Descubre nuestras apps

stats