Los fiascos de Iberlyzer y Corrugados Azpeitia enconan la relación entre PNV y EH Bildu

Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico

Euskadi se ha encontrado con dos problemas económicos y con un nuevo 'round' de la enconada batalla política entre el PNV y EH Bildu. Las malas noticias económicas, ambas el lunes, han sido la decisión de no instalar en tierras vascas y sí en Guadalajara el proyecto Iberlyzer de electrolizadores de hidrógeno y la posición del grupo CL de no mantener su propuesta para reactivar la antigua Corrugados Azpeitia, cerrada desde hace casi una década. Eran sendas inversiones de 50 millones en plena crisis de la COVID-19 y la segunda llevaba aparejada la creación, de manera directa e indirecta, de 700 puestos de trabajo, más que parados hay en la localidad guipuzcoana. Es este segundo caso, por estar ubicado en un municipio gobernado por EH Bildu, el que ha suscitado debate ya que la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, en una dura declaración ante los medios de comunicación, ha culpado abiertamente a la alcaldesa abertzale de haber frenado la inversión.

Euskadi mima a los funcionarios de Prisiones con un estudio de la amenaza de ETA y promesa de mejores condiciones laborales

Euskadi mima a los funcionarios de Prisiones con un estudio de la amenaza de ETA y promesa de mejores condiciones laborales

El diagnóstico de la responsable económica del Gobierno de Iñigo Urkullu ha sido el mismo en ambos casos: la Administración ha hecho todo lo que estaba en su mano y los planes han quedado en papel mojado por factores totalmente exógenos. En el caso de Iberlyzer, en el que el inversor Cummins ha optado por una región que ya cuentan con un centro de hidrógeno y que es próxima a Madrid, Tapia opina que se ha debido al deseo de captar más ayudas públicas directas por ser una zona menos desarrollada, en concreto de saltar del 10% en Euskadi al 25% en Castilla-La Mancha. No obstante, ha asegurado que no se ha tenido en cuenta la propuesta "en especie" del Gobierno vasco, que se había ofrecido a poner el suelo y a construir la planta, así como a buscar "proveedores locales de primera nivel" y personal cualificado y con "formación específica". Además, ha deslizado que ha habido un apoyo tácito del Estado a la candidatura manchega: "Desconocemos qué otro tipo de ayudas se han podido facilitar desde el Gobierno de España". No ha considerado que la empresa vasca Iberdrola, socia del plan, haya sido desleal. En lo que podría ser un adelanto de la pugna territorial por la captación de fondos europeos, Tapia ha confiado en que se mantenga para Vitoria la gran factoría de baterías para vehículos eléctricos (BasqueVolt Gigafactory) y en que España distribuya esas partidas no con criterios de "cohesión" -primando a las áreas más deprimidas- y sí con criterios de "transformación". Se puede consultar aquí la última versión del documento enviado a Europa.

Más turbulento ha sido el fallido aterrizaje de CL en la antigua Corrugados Azpeitia. Aquí, según Tapia, la responsabilidad es de la alcaldesa de EH Bildu, a la que acusa de aferrarse a una reforma urbanística de 2013 para vetar actividades industriales potencialmente contaminantes en esa zona. Esa decisión también la apoyó en su día el PNV. La consejera no ha escatimado en calificativos contra Nagore Alkorta. "No voy a decir que estoy enfadada, pero no voy a ocultar mi malestar", ha dicho Tapia antes de hablar de "bochorno", "cinismo", "vergüenza" o "tergiversación" y de opinar que en Azpeitia se creen "nuevos ricos" al considerar que su situación económica es buena sin pensar "en el entorno" y en los "7.000 desempleados de Gipuzkoa". "Las cosas claras: la responsabilidad es de quien es", ha asegurado Tapia.

Desde EH Bildu acusan a la consejera de "mentir". "Les invitamos a que hagan público el proyecto que se presentó para Corrugados. Todo lo demás es jugar con las expectativas de la gente. Y con las cosas de comer no se juega", ha asegurado el dirigente de la coalición Unai Urruzuno, según recoge Europa Press. "Hoy hemos escuchado a la consejera Tapia mentir deliberadamente. Miente. Y es muy consciente de que está mintiendo porque Corrugados no ha presentado ninguna propuesta concreta para reabrir la planta en Azpeitia", ha apostillado. En su opinión, todo forma parte de una campaña para desprestigiar a la izquierda abertzale. Semanas atrás, EH Bildu había cargado contra los 'jeltzales' con denuncias de excesos policiales de la Ertzaintza mientras el partido de Andoni Ortuzar ha respondido pidiendo a su entorno que frene los ataques a 'batzokis', que son ya una veintena.

Etiquetas
Publicado el
25 de mayo de 2021 - 20:04 h

Descubre nuestras apps

stats