Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El órdago de Abascal contra el PP rompe las costuras de Vox
Las otras prórrogas de García Castellón antes: caso Villarejo y homenajes a ETA
“El CIS de Tezanos” y ¿“Sala Segunda de Marchena”? Opina José Precedo

La oposición carga contra la Diputación de Álava por el nombramiento de la directora de la Escuela de Artes y Oficios

Un aula de la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria

Rubén Pereda

Vitoria —

0

La oposición ha cargado este viernes contra la diputada foral de Cultura y Deporte de Álava, la socialista Ana del Val, por el proceso de nombramiento de la nueva directora de la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria. EH Bildu y Elkarrekin han criticado en duros términos la falta de transparencia en el proceso que condujo a la designación de Uxua García Antoñana para encabezar una institución cuya historia se remonta hasta la segunda mitad del siglo XVIII. Este año celebra precisamente 250 años de recorrido. La oposición ha llegado a decir que la plaza ya tenía “nombre y apellidos” de antemano. La Diputación, por el contrario, se ha congratulado por haber abierto el proceso a toda la sociedad con un proceso externalizado por primera vez y ha recalcado que el proceso ha sido transparente de principio a fin. “Se podría haber hecho todo de mil maneras diferentes, pero elegimos esta y creo que hemos acertado”, ha sintetizado la diputada.

Del Val ha recalcado al comienzo de su intervención que sus actuaciones a este respecto se están guiando en todo momento por un principio de transparencia y que toda la información ha estado siempre “encima de la mesa”. Ha lamentado también que la oposición haya vertido “bulos” en torno al proceso de selección y haya “tergiversado” el asunto. Se da la circunstancia de que varios de los candidatos descartados para el puesto han denunciado “irregularidades” y han solicitado que se declare nulo el proceso. Las críticas han llegado al unísono también desde la oposición en las Juntas Generales. “La viabilidad de la escuela está garantizada por el compromiso de las instituciones públicas que la sostienen y la van a seguir sosteniendo”, ha proclamado Del Val, para luego alabar también el compromiso del millar largo de alumnos que quieren seguir formándose en ella. Y desde el primer momento ha dejado claro su apoyo a la nueva directora, a la que ha echado el siguiente capote: “Vamos a desarrollar el proyecto que ha propuesto esta nueva directora”.

Xabier Valdor, de EH Bildu, ha tirado de sonrisa para darle la bienvenida a García Antoñana y recordarle que su gestión, al frente de la que lleva apenas dos semanas, comienza en una “situación complicada”. Se ha dicho “sorprendido” por los argumentos que en el plano político ha dado Del Val para justificar el proceso de selección. Ha visto, ha asegurado, cómo se le rompían todos los esquemas con los que llegaba a la comisión por la falta de autocrítica que han mostrado, llegando a decir que todo se ha hecho bien. Ha acusado a la diputada de no decir la verdad, pues, según él, al menos uno de los patronos no participó en el proceso de selección. “Porque se veía venir lo que luego ha pasado”, ha asegurado. Le ha requerido que se haga pública el acta de la reunión, para saber qué aconteció en ella. “El proceso de selección ha sido un descalabro”, ha apostillado.

María Begoña Seco, de Elkarrekin, ha llegado a decir que los requisitos se “adaptaron” para que se ajustasen a la persona que se quería elegir. “La plaza y los requisitos tenían nombre y apellidos”, ha ilustrado. Según la versión expuesta este viernes, se llegaron a modificar las puntuaciones para que resultase elegida la persona que se deseaba. Tiene constancia, ha sostenido, de que hay personas que cumplían con todos los requisitos y que ni siquiera avanzaron a la primera fase del proceso. Dirigiéndose a la nueva directora, le ha recalcado una y otra vez que las cuestiones que se han planteado no tienen nada que ver con su persona, sino que están únicamente relacionadas con la forma en la que se ha desarrollado su nombramiento. “Aquí nos tiene si nos necesita”, le ha llegado a decir.

El PP, en cambio, sí está a favor del nombramiento. Por boca de la procuradora Elisabeth Ochoa de Eribe, ha hablado en términos crudos, pero del cruce de acusaciones entre la diputada foral y la procuradora de Elkarrekin. “Estoy sumamente avergonzada. Me encuentro en una situación de bochorno absoluto”, ha expresado. Ochoa de Eribe, que se ha referido a la Escuela de Artes y Oficios como punta de lanza y “bastión” de la cultura alavesa, ha señalado que “no es de recibo” que se den situaciones como la acontecida, con acusaciones cruzadas y filtraciones. “Es usted muy buena socialista”, le ha atacado a la diputada, como colofón a sus críticas por la ausencia de acuerdos con la oposición. Ha tenido, además, buenas palabras para la recién estrenada directora, de cuya exposición ha dicho que supone un “soplo de aire fresco”.

Un proceso de selección “transparente”

El nuevo proceso de selección se abrió en 2023, cuando la por entonces directora, Elisabeth Palacios, anunció que dejaría el cargo para retomar sus labores docentes. Se da la circunstancia de que este proceso de selección de la nueva persona encargada de encabezar la Escuela de Artes y Oficios se ha externalizado por primera vez. En esta ocasión, ha sido una consultora externa, la bilbaína Campo & Ochandiano, la que ha elegido a García Antoñana por delante de las solicitudes de casi un centenar de candidatos. En su momento, cuando se supo que la elección se iba a acometer siguiendo este procedimiento, la oposición ya criticó la falta de transparencia que acarrearía.

La diputada —que dirige por turno rotatorio un patronato en el que, además de la Diputación, figuran también el Ayuntamiento de Vitoria, la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País y la Cámara de Comercio e Industria de Álava— se escudó entonces en la necesidad de encontrar nuevas cualidades en la persona que fuese a ocupar el puesto. Se subrayó, además, que era necesario quitarles el polvo a unos estatutos que llevaban ya 34 años sin actualizarse. “[El cambio de directora] supuso una oportunidad para rearmarse, para repensar, para revalorar el proyecto y tomar decisiones para mejorar el futuro. Y en ese ánimo se decidió realizar un cambio estatutario para reformar el sistema de elección”, ha explicitado este mismo viernes Del Val. Ha vuelto a hacer hincapié en que a García Antoñana se la eligió para acometer “el reto” de conducir a la “querida” escuela “al siguiente nivel”. En los quince días que lleva al frente de la escuela, ha hecho ya un trabajo “excepcional” en coordinación con el profesorado. “Tiene el apoyo de todo el profesorado y de todo el alumnado, enterito”, ha subrayado. “No hay caso en la Escuela de Artes y Oficios. Dejemos trabajar a las personas”, les ha espetado a los grupos de la oposición.

La elección se guio por un concurso de méritos en el que García Antoñana se impuso a 93 candidatos rivales. Fue una de las tres finalistas, que hubieron de desarrollar un plan de gestión que luego evaluó el patronato. “El patronato decidía. Se desarrolló una plantilla de evaluación, con unas condiciones objetivas y objetivables. Para que cada patrono, de forma individual, fuera incluyendo su puntuación”, ha explicado, “para combatir cualquier teoría de la conspiración”. Ha recalcado, además, que ningún patrono conocía de antemano quiénes estaban entre los finalistas, de manera que no pudieron haber convencido al resto para que se decantasen por una opción u otra.

En la nota con la que se anunció su nombramiento a mediados de mayo, de García Antoñana se reseñaba que, tras haberse licenciada en Periodismo en la Universidad de Navarra al filo del cambio de milenio, se había desempeñado profesionalmente en medios de comunicación de ámbito local para luego escorarse hacia “el ámbito de la organización de eventos, la comunicación estratégica y la consultoría turística tanto en Vitoria como en Euskadi”. Cobrará 53.000 euros anuales, tantos como los que ingresaba su sucesora, según la diputada. Desde Elkarrekin, se ha preguntado si García Antoñana cumplía con los requisitos que se exigían, como tener dos años de experiencia previa de gestión en ámbitos equiparables o dominar el euskera. No ha tenido respuesta a ese respecto más allá de que García Antoñana presentó y defendió el mejor plan de gestión.

Etiquetas
stats