La presión de la pandemia sobre los hospitales vascos sigue disminuyendo y Euskadi baja de los 500 ingresados por primera vez en más de un mes

Una sanitaria atiende a un paciente en la UCI de Galdakao

La presión de la COVID-19 sobre los hospitales vascos sigue disminuyendo y, tras más de un mes, el número de hospitalizados con la enfermedad desciende por debajo de la barrera de los 500. Según los últimos datos ofrecidos por el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) este jueves, son 489 los pacientes ingresados en los centros vascos, de los que 153 requieren de cuidados intensivos. Esto representa un 40% del total de camas de críticos de las que disponen en esta fase los hospitales vascos.

Euskadi sale de la alerta roja pero la pandemia ha dejado ya más de 200.000 positivos y otros 40 fallecidos la pasada semana

Euskadi sale de la alerta roja pero la pandemia ha dejado ya más de 200.000 positivos y otros 40 fallecidos la pasada semana

La pandemia continúa con su retroceso y la incidencia acumulada a 14 días es de 365 casos por cada 100.000 habitantes, lo que sitúa a Euskadi en la alerta naranja. Gipuzkoa, donde la velocidad del descenso es mayor, ha pasado en poco más de dos semanas de tener una incidencia de 730 casos a marcar poco más de 400.

En las últimas horas, se han registrado en Euskadi 457 nuevos positivos: 27 en Álava, 276 en Bizkaia, 152 en Gipuzkoa y dos de personas residentes fuera de la comunidad autónoma. Gipuzkoa, pese a su tendencia descendente, se mantiene en alerta roja, mientras que Bizkaia está en naranja y Álava, en amarilla. Los indicadores apuntan a que la pandemia sigue retrocediendo: tanto el R0 (en 0,82, niveles que no se conocían desde febrero) como la positividad (4,72%, por debajo del 5%) están en parámetros que se consideran aceptables para la contención de la COVID-19.

A nivel local, 27 de los 73 municipios vascos con más de 5.000 habitantes están en el escenario epidemiológico más crítico, con una tasa de contagios de más de 400 casos por cada 100.000 habitantes. Tras la salida de Santurtzi, Irún y Villabona en la última jornada, son Llodio en Álava, Bilbao, Galdakao, Leioa, Mungia, Muskiz, Sestao, Sopela y Valle de Trápaga en Bizkaia y Aretxabaleta, Astigarraga, Azkoitia, Deba, Donostia, Errenteria, Hernani, Lasarte-Oria, Legazpi, Oñati, Ordizia, Orio, Tolosa, Urretxu, Usurbil, Zarautz, Zumaia y Zumarraga en Gipuzkoa.

La situación se mantiene estable en los centros educativos, con un 79 aulas clausuradas en un total de 52 colegios. Según los datos ofrecidos por Educación, representan el 0,45% del total de las aulas. El Gobierno de Sánchez ha anunciado este mismo jueves que en la reunión de la semana próxima con las comunidades autónomas se les propondrá, tal y como sugieren desde el Ministerio de Educación y el de Sanidad, proseguir con la presencialidad de cara al curso 2021/2022.

Por otro lado, el portavoz del Gobierno, Bingen Zupiria, ha recalcado este jueves ante los medios de comunicación que "en Euskadi no está permitida la asistencia de público" a recintos deportivos con la actual normativa en vigor, incluso después del final del estado de alarma. "Hoy, con las tasas que tenemos en Euskadi y con el nivel de vacunación, no se dan las condiciones para que en los próximos 15 días se produzca" la vuelta de espectadores, como ha acordado el Ejecutivo central. Zupiria, de hecho, se ha quejado de que el Ministerio de Cultura y Deportes haya puesto en marcha este plan sin consultarlo con las comunidades. ¿Qué condiciones se tendrían que dar en Euskadi? Zupiria ha ofrecido dos criterios que podrían ser de aplicación. Por un lado, el plan 'Bizi Berri III', que es la 'hoja de ruta' general de indicadores de seguimiento de la pandemia, apunta a una tasa de contagios por debajo de 100 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Por otro, Zupiria ha mencionado que en las conversaciones con la UEFA para la ya abortada Eurocopa en Bilbao se planteó incluso un umbral más exigente, una tasa de 40.

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2021 - 13:03 h

Descubre nuestras apps

stats