La reactivación del pozo de gas a las afueras de Vitoria irrita a Elkarrekin Podemos y pone en riesgo las cuentas municipales de 2021

Mapa que indica el lugar del sondeo en Subijana

La reactivación del proyecto de explotación de gas de Subijana, un pequeño concejo situado a las afueras de Vitoria, ha irritado a Elkarrekin Podemos, que critica al PNV —que gobierna la ciudad de la mano de Gorka Urtaran y en coalición con el PSE-EE— por ir en contra de la comunidad científica. Urtaran, que este mismo viernes ha presentado los presupuestos para el nuevo año, necesita, al igual que en 2020, el voto de Elkarrekin Podemos para sacarlos adelante. Desde este partido, sin embargo, se le acusa de haber traspasado una "línea roja" y de no ser un socio leal.

Gorrotxategi ha hecho hincapié en que su coalición, que en el Parlamento Vasco está integrada también por Izquierda Unida, sigue firme en su apuesta por las políticas verdes y considera que así lo acredita su trayectoria. Ha recordado que fue precisamente su grupo el que pidió en la Cámara la disolución de SHESA, la sociedad pública de hidrocarburos vasca a cuyo cargo corre el proyecto de Subijana, y que se sustituyera por una entidad de energías renovables. Esto sucedió la legislatura pasada, después de que la ministra Teresa Ribera diera luz verde el pasado noviembre a la exploración del pozo de Armentia-2. Ha recalcado que, en el acuerdo presupuestario al que se llegó con el PNV, los 'jeltzales' se comprometieron a, llegado 2020, no ofrecer dinero público a SHESA y prohibir las explotaciones. "Los acontecimientos que estamos viviendo estos días demuestran que esta palabra no se ha cumplido. Nos hace pensar que la palabra del PNV, en tema presupuestario o en otros, no es de fiar", ha señalado con contundencia Gorrotxategi. "Hay cuestiones que no se pueden soslayar, que no se pueden pasar por alto, y esta es una de esas líneas rojas. Si esto se lleva a cabo como se está anunciando, se está incumpliendo también un acuerdo presupuestario", ha apuntado. Está "estudiando" cuál puede llegar a ser el "nivel de inejecución" de los presupuestos, pero no cierra la puerta "nunca" a negociar las próximas cuentas.

A Gorrotxategi la ha acompañado este viernes en Vitoria Juantxo Uralde, fundador en 2011 de Equo —partido con el que está coaligado Podemos en la ciudad— y ahora diputado por Unidas Podemos en el Congreso ya alejado de los verdes. Se ha mostrado muy crítico con las maniobras del PNV, al que acusa de "boicotear" la lucha contra la emergencia climática. "Lo único que pretende con las prisas y con la urgencia es eludir y adelantarse a una ley que se va a aprobar en los próximos meses y que terminará con este tipo de explotaciones", denuncia. Y es que aunque la nueva ley entre en vigor, si los permisos iniciales están ya concedidos, esta no se podría aplicar con retroactividad, por lo que el proyecto se salvaría. "Hay una relación causa-efecto entre la tramitación de la ley y la aceleración de los procesos para obtener los permisos y que la ley no sea aplicable. Esta es la gran contradicción en la que se está cayendo, y es inaceptable", sostiene.

También tacha de "absolutamente falsas" las declaraciones del diputado general de Álava, Ramiro González, que ha llegado a asegurar que la explotación de gas sería la forma más ecológica de obtener energía. Preguntado si Podemos tiene que replantearse su relación con el PNV en Madrid, donde los 'jeltzales' son el socio vasco prioritario del Gobierno de coalición, Uralde ha pasado la pelota al otro tejado: "Es el PNV el que tiene que replantearse su relación con la lucha contra el cambio climático y alinear sus políticas con las que están en marcha en el resto de Europa". Y no limita sus críticas a las explotaciones de gas de Subijana, sino que las hace extensibles también a otros ámbitos, como el rechazo al impuesto al diésel, que finalmente los 'jeltzales' lograron eliminar con una de sus enmiendas a los Presupuestos Generales de Pedro Sánchez.

La ley de cambio climático que se está tramitando en el Congreso de los Diputados establece, según Uralde, una medida que impediría nuevas exploraciones y explotaciones de hidrocarburos tanto en suelo como en aguas. "Que en este momento, a las puertas de Vitoria, se pretenda abrir una explotación de gas es contrario a la declaración de emergencia climática del Estado, a la declaración de emergencia climática del Parlamento Vasco y al consenso sobre hacia dónde debe ir la lucha contra el cambio climático en nuestro país", ha apostillado. Gorrotxategi quiere conocer la postura del PSOE, socio prioritario del PNV en Euskadi y que en Madrid se muestra a favor de la ley que impediría este tipo de explotaciones por las que abogan los 'jeltzales'. "No se puede apoyar una cosa y la contraria, una cosa en Madrid y la contraria en Euskadi", ha apremiado a los socialistas.

Piden la comparecencia de Urtaran

La concejala de Elkarrekin Podemos en Vitoria, Garbiñe Ruiz, echa también en cara a Urtaran el impulso a un proyecto que considera que "está lejos de ser clave para una ciudad 'green capital'". "En esta ciudad no caben cuestiones caducas como la explotación de los pozos de gas. La pandemia ha hecho que tuviésemos que repensar muchas de nuestras prioridades y, aunque ha sido un momento de inflexión forzoso, nos debe servir como punto de partida para una reconstrucción social y económica de un modelo de ciudad a la altura de las circunstancias y de los retos que tenemos", ha zanjado. Para criticar la gestión del alcalde, ha recordado las palabras que este pronunció cuando Vitoria se proclamó 'global green city' en septiembre, con las que alababa el compromiso de la ciudad con la transición energética y con la lucha contra el cambio climático.

El grupo municipal de Elkarrekin Vitoria y el de EH Bildu han pedido, asimismo, al alcalde que comparezca ante la Comisión de Acción por el Clima y Zona Rural, que se celebrará el 15 de diciembre. "Existe una mayoría municipal y social que rechaza de forma contundente el proyecto para extraer hidrocarburos en la zona sur de Gasteiz. EH Bildu y Elkarrekin emplazan a Urtaran a que defienda el interés general del municipio y sus habitantes, a que asuma que el proyecto de exploración y explotación de gas queda fuera del ordenamiento actual, y, en consecuencia, a que deje claro que no es posible conceder a SHESA la licencia de actividad solicitada", se puede leer en las líneas de un comunicado firmado de manera conjunta.

Etiquetas
Publicado el
4 de diciembre de 2020 - 20:29 h

Descubre nuestras apps

stats