Sánchez cede a Euskadi la construcción de los accesos soterrados del AVE a Vitoria y Bilbao

Esteban, con Suso, Beltrán de Heredia y Ortuzar, este viernes en la estación de Vitoria

El PNV ha arrancado al Gobierno de Pedro Sánchez, en el marco de la negociación presupuestaria, la gestión de los accesos de la alta velocidad a Bilbao y Vitoria y también el soterramiento de ambas estaciones. Los nacionalistas vascos han tildado este viernes de "hito" el acuerdo alcanzado con el Ejecutivo de Sánchez, que, sin embargo, ya estaba cerrado a grandes rasgos desde comienzos de noviembre, cuando lo anunció la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en una comparecencia en Vitoria. "Dijimos que no aceptaríamos soluciones de segunda, y es lo que hemos conseguido", ha expresado Aitor Esteban en un acto celebrado en la estación de tren de Vitoria en el que ha tratado de sacar músculo frente a la creciente influencia de EH Bildu en Madrid. El consejero vasco de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, es, sin embargo, socialista.

Urkullu avala la llegada provisional del AVE a Bilbao y Vitoria para dar salida a un proyecto de 1992 en obras desde 2006

Urkullu avala la llegada provisional del AVE a Bilbao y Vitoria para dar salida a un proyecto de 1992 en obras desde 2006

El portavoz de los 'jeltzales' en el Congreso de los Diputados, que se ha visto acompañado por Andoni Ortuzar, Estefanía Beltrán de Heredia y José Antonio Suso, ha anunciado que las instituciones vascas se encargarán de acometer las obras necesarias para construir los accesos y soterrar las estaciones, y que se hará a través de una encomienda de gestión. Mientras tanto, en el caso de Bilbao, el tren se detendrá en Basauri y luego el pasajero habrá de tomar un Cercanías para poder llegar a la estación de Indalecio Prieto; en el de Vitoria, si bien la alta velocidad llegará hasta la estación de Eduardo Dato, será en un comienzo todavía sin soterrar. Cerrado el acuerdo, ambos ayuntamientos deben ahora firmar los protocolos que rijan esa encomienda, una fórmula que en Gipuzkoa ya está haciendo posible que se construyan los accesos a Donostia. Permite, en pocas palabras, que el administrador ferroviario de Euskadi, Euskal Trenbide Sarea (ETS), pueda adjudicar las obras y supervisar la ejecución a la vez que el Estado se sigue encargando de la financiación a partir de un descuento en el Cupo que se abona cada año. "Cada vez más cerca. Seguimos", se ha felicitado el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, en un mensaje difundido a través de Twitter.

Esteban ha ilustrado con este acuerdo el hecho de que el PNV haya cumplido con "los tres objetivos que se había marcado al comienzo de la negociación presupuestaria". "La gestión íntegra del Ingreso Mínimo Vital para las instituciones vascas, encauzar definitivamente el TAV en Vitoria y Bilbao y mejorar los presupuestos a través de enmiendas con inversiones para Euskadi y Navarra, además de ampliar la protección social de la ciudadanía", ha enumerado. Los 'jeltzales' tratan así de sacar músculo frente a una EH Bildu que en las últimas fechas ha ido ganando influencia en Madrid, lo que, en parte, ha provocado que el PNV deje de ser decisivo, pues Sánchez ya contaba con los apoyos suficientes para sacar adelante sus cuentas para el año que viene sin la necesidad de garantizarse sus votos. De todos modos, nacionalistas y socialistas gobiernan en coalición en Euskadi. El PNV, aun así, ha recalcado en más de una ocasión que los asuntos que negocia en Madrid son de mayor calado que aquellos por los que pelea la coalición abertzale dirigida por Arnaldo Otegi. "Entre la transferencia del IMV o si cerramos las entradas soterradas y en buenas condiciones del tren a las capitales vascas y lo que ha conseguido Bildu, no hay color", señaló Ortuzar el pasado domingo en la asamblea general celebrada por su formación en el BEC de Barakaldo, tal y como recoge Europa Press.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), que ha comparecido este viernes en el Ayuntamiento, se ha mostrado "muy satisfecho" con el acuerdo, que considera que será beneficioso para la ciudad y que despeja "todo tipo de dudas" sobre la llegada de la alta velocidad. "Este acuerdo permite que se aborde de la mejor forma posible, garantizando la llegada de la alta velocidad a Vitoria, garantizando su acceso de forma soterrada y haciéndolo cuanto antes gracias a la encomienda de gestión al Gobierno vasco", ha señalado, según informa Europa Press. Su homólogo bilbaíno, Juan Mari Aburto, también del PNV, ha trasladado igualmente su "alegría" por un acuerdo que ha tildado de "muy importante". "Se ha logrado un acuerdo para, a través de una encomienda de gestión, hacer el túnel de entrada a la ciudad y la estación soterrada. Eso quiere decir que el proyecto no tiene marcha atrás", se ha congratulado, si bien ha eludido poner una fecha, pues considera que ya ha habido "excesivos retrasos y frustraciones".

Pamplona, pendiente

El grueso del acuerdo, sin embargo, ya estaba cerrado desde hace al menos un mes. En una comparecencia del 4 de noviembre, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y el consejero vasco del ramo, Iñaki Arriola, anunciaron que, si bien Bilbao y Vitoria contarán con estaciones provisionales, Euskadi asumiría la construcción de los accesos definitivos y que estos serían soterrados. Se entendió en ese momento que el soterramiento no era compatible con la promesa de tener lista la que se conoce como 'Y vasca' en 2026. El propio lehendakari, Iñigo Urkullu, tuvo que salir a avalar esa llegada provisional para no retrasar aún más un proyecto que data de 1992 y cuyas obras comenzaron en 2006. En esa comparecencia conjunta de comienzos de noviembre, la ministra recalcó la importancia de sacar adelante los presupuestos generales para poner en marcha estos proyectos. "El compromiso del Gobierno de España con Euskadi es absoluto", zanjó entonces.

Cerrados estos puntos, queda pendiente, no obstante, la conexión con Pamplona. Esta conexión, que tiene como objetivo enlazar con Zaragoza pasando por la capital Navarra, es una de las tres previstas para la 'Y vasca', pero todavía no se ha concretado si llegará allí por Vitoria o por Gipuzkoa. Como publicó este periódico, los presupuestos del Estado adelantaron una posible conexión por Vitoria, pues recogían una partida de cerca de 300 millones de euros para la conexión con Pamplona asignada a la provincia de Álava y cero a la de Gipuzkoa. El delegado del Gobierno de España en Euskadi, Denis Itxaso, salió a aclarar que esta partida no implica que esté aún decidido que habrá AVE Vitoria-Pamplona. En una reciente entrevista con elDiario.es/Navarra, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya (UPN), ha subrayado su preferencia por que la alta velocidad llegue por la localidad guipuzcoana de Ezkio-Itxaso. "Claro, por Vitoria es dar una vuelta terrible y además es una amenaza absoluta de que luego no acabe en Pamplona", señalaba.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats