Una sentada contra los 150 despidos de Tubacex en Llodio termina con 3 detenidos y 13 ertzainas “contusionados”

Trabajadores durante las protestas en contra de los despidos de Tubacex este martes

Tres personas han resultado detenidas este martes durante una protesta contra el ERE de Tubacex, en Llodio (Álava) que se ha saldado con múltiples heridos, entre ellos 13 ertzainas "contusionados", según informa el departamento de Seguridad del Gobierno vasco. El suceso ha tenido lugar a primera hora de la mañana cuando los trabajadores, en huelga indefinida desde el 15 de febrero, han realizado una sentada para evitar que el autobús que transportaba a personas dentro de la fábrica entrara.

"Todo estaba transcurriendo con normalidad, nos concentrábamos y realizábamos piquetes informativos en la entrada y esta semana ha cambiado la actitud de la Ertzaintza y no nos han dejado hacer ese piquete informativo diciendo que el autobús tenía que pasar sí o sí. Es el autobús que transporta a trabajadores de dirección y mandos que quieren entrar a trabajar. El objetivo no era una pelea contra la Ertzaintza, era sentarnos delante de ese autobús para mostrar nuestro enfado ante esta situación en plan pacífico, pero la Ertzaintza a toda costa tenía que limpiar la zona y ha empezado a quitar de malas maneras a la gente. La tensión estaba como estaba y ha habido cargas. Una situación desagradable para todos. No quiero justificar ningún hecho violento ni en un lado ni en otro, pero los nervios están a flor de piel, 150 familias se van a quedar sin sustento económico dentro de unos días", ha señalado a elDiario.es/Euskadi Eduardo Ibernia, el presidente del comité de empresa a la salida de la reunión de la mesa de negociación.

Durante la reunión, Ibernia ha confirmado que en lugar del ERE, han propuesto como solución alternativa un ERTE para toda la plantilla y así evitar despidos. "Entendemos que se trata de una crisis que está afectando a toda la sociedad por la pandemia, pero ellos achacan esa crisis temporal, pero también problemas estructurales que solucionan recortando 150 personas y que no hay otra opción. Nuestra propuesta ha sido hoy que retiren el ERE y que estamos dispuestos a negociar un ERTE para toda la plantilla, pero es curioso porque hasta se han reído cuando les decíamos la propuesta", ha lamentado Ibernia.

En un comunicado, la Ertzaintza ha informado de que por la mañana dos personas han sido detenidas por "atentado contra la autoridad", mientras que una tercera ha sido detenida por la tarde. Además, han señalado que un total de 13 ertzainas han resultado "contusionados" durante los enfrentamientos. Por su parte, los sindicatos ELA, LAB, ESK y Steilas han llamado a movilizarse en defensa de un empleo y una vida digna el próximo 5 de marzo y han convocado un paro comarcal de 2 horas -concretamente de 11.00 a 13.00- y manifestaciones en Amurrio y Llodio.

La empresa ha manifestado "su más absoluta condena y rechazo a la violencia que se ha vivido esta mañana en el entorno de la fábrica", según han señalado en un comunicado tras los altercados. "El derecho que también tienen todos los trabajadores que así lo deseen a acudir a su puesto de trabajo", ha recordado Tubacex, que justifica la necesidad de adoptar medidas ante una situación de pérdidas "insostenibles", que cifra en 18 millones de euros en el ejercicio 2020 en sus plantas de Llodio y Amurrio, en las que se emplea a 800 personas.

"Aquí lo que se trata es de defender los puestos de todos y cada de uno de los trabajadores de Tubacex, que aquí parece que nadie se para a pensar en qué situación se quedan las familias, cómo van a pagar su hipoteca después de ser despedidos, cómo van a dar de comer a sus hijos. Es ponerte a analizar y encontrar más razones para exigir a la dirección que haga el esfuerzo de retirar ese ERE y de abordar medidas coyunturales temporales que estamos dispuestos a hablar y a negociar", ha incidido Ibernia.

A raíz del suceso, partidos como EH Bildu y políticos como el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique han condenado la "criminalización" de la protesta de los trabajadores y han mostrado su apoyo a la plantilla. "Pediremos explicaciones a la Consejería de Seguridad para aclarar la desproporcionada actuación que ha tenido hoy la Ertzaintza con las y los trabajadores de Tubacex" ha manifestado EH Bildu en sus redes sociales junto a un mensaje en euskera que dice "solo están defendiendo los puestos de 150 trabajadores".

Echenique, por su parte, ha criticado que "es muy peligroso en democracia criminalizar la protesta social desde algunos partidos y medios". "¿Llamarán "violentos terroristas" a los trabajadores de Tubacex en Llodio que luchan para que 150 familias no se queden sin sustento? Espero que no", ha comentado en su cuenta de Twitter.

Se trata del segundo altercado por una protesta de trabajadores ocurrido en Euskadi durante este mes de febrero. El anterior ocurrió el pasado lunes, 1 de febrero, durante las protestas contra los despidos de la empresa PCB en la margen izquierda de Bizkaia cuando Javier Gómez, sindicalista de CCOO, fue agredido por la Ertzaintza en un piquete. Tras ese suceso, la ertzaintza abrió una investigación interna para esclarecer lo ocurrido.

"Se quiere convertir un conflicto laboral en una cuestión de orden público y eso no lo podemos consentir. Los que estamos defendiendo el empleo, los trabajadores y trabajadoras, no podemos consentir que se diga que los piquetes son violentos cuando no es así", denunciaba Gómez a este periódico.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats