La Universidad pública vasca admite el cambio de nombre de personas trans y no binarias, pero no en documentos oficiales

Una alumna saliendo de la Universidad- UPV/EHU

Las personas transexuales o no binarias ya no tendrán que utilizar un nombre que no sienten suyo en la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) para utilizar la cuenta de correo electrónico, las tarjetas universitarias, las listas de clase, actas de calificación o censos electorales en el caso de los alumnos y para cualquier documento administrativo interno en el caso de ser trabajador de la Universidad. Sí que tendrán que seguir haciéndolo para documentación oficial como certificados o títulos universitarios. Así lo confirma el protocolo que regula el cambio de nombre cuando este no coincida con el legal, aprobado por el Consejo de Gobierno de la UPV/EHU el pasado martes.

247 transexuales, 130 de ellos menores, han recibido desde 2016 un 'DNI alternativo' del Gobierno vasco para acreditar su identidad

247 transexuales, 130 de ellos menores, han recibido desde 2016 un 'DNI alternativo' del Gobierno vasco para acreditar su identidad

"Una de las cuestiones que más sufrimiento puede producir a aquellas personas que quieren vivir con una identidad sentida y que les ha sido negada, es tener que seguir sosteniendo que se les denomine con el nombre que no consideran propio. Reconocer el nombre sentido de las personas que inician su transición a la identidad que consideran como propia no es sólo una cuestión de respeto, sino que debemos enmarcarlo en los derechos que toda persona tiene para ser, manifestarse y vivir como realmente desee", apunta este protocolo dirigido a cualquier persona que integre la comunidad universitaria: alumnado, personal docente e investigador y personal de administración y servicios.

Para realizar la solicitud del cambio de nombre en el caso de el nombre sentido sea distinto al que figura en la documentación oficial de la persona, se deberá dirigir a la Dirección para la Igualdad de la UPV/EHU. Una vez autorizada la solicitud, en un plazo máximo de siete días, esa Dirección para la Igualdad de la UPV/EHU se dirigirá a los órganos competentes de la gestión de la documentación administrativa y electrónica para que procedan al cambio de nombre en registros como la cuenta de correo electrónico, las tarjetas universitarias, las listas de clase y actas de calificación y censos electorales, entre otras. El cambio deberá estar listo en 30 días como máximo y toda la comunidad universitaria tendrá la obligación de llamar a las personas trans o no binarias por su nombre sentido. Sin embargo, no se admite el cambio de nombre en los documentos oficiales, como certificados o títulos que expida la Universidad, en los que seguirá constando el que figure en el Registro Civil.

“Junto a la simplificación del procedimiento administrativo, este protocolo va a contribuir a un objetivo mucho más relevante: la confirmación de un tratamiento normalizado y abierto de la diversidad y de la pluralidad en el seno de nuestra comunidad universitaria”, ha apuntado el secretario general de la Universidad, Aitor Zurimendi.

Según los Estatutos de la UPV/EHU, la Universidad reconoce los derechos de las personas que integran la comunidad universitaria a la igualdad y a la no discriminación, así como al respeto de su intimidad, imagen propia, dignidad, orientación sexual y protección efectiva contra el acoso. Este protocolo de cambio de nombre para personas trans y no binarias, según apuntan desde la propia Universidad se trata del "último paso" que dan "a favor de la aceptación, el fomento y la protección de la diversidad y la pluralidad en una sociedad donde los modelos de identidad son cada día más numerosos".

La tercera casilla en formularios y los baños mixtos

Los cambios para lograr una Universidad más igualitaria comenzaron en 2017 cuando en el apartado de sexo de todos los formularios se introdujo la "tercera casilla" una opción entre las casillas de "hombre" y "mujer" en la que pone "no binario" para aquellas personas que no se identifiquen con ninguno de los dos sexos.

Le siguió, un año más tarde, un proceso para que se instalaran en todas las facultades y escuelas baños mixtos además de los ya instalados que separan a los alumnos por sexos. Para adecuar los conocidos como 'komun mixtoa' (baño mixto en euskera) en los más de 30 edificios de la Universidad, se optó por usar algunos de los existentes teniendo en cuenta que sean accesibles, discretos y no cuenten con urinarios, por lo que se adaptaron, sobre todo, baños de mujeres para el libre uso de personas trans y no binarias que así lo requieran.

El siguiente paso, realizado en 2020, fue instaurar los premios Empar Pineda, en honor a la trayectoria de la activista feminista nacida en Hernani. El objetivo de este premio es destacar la inclusión de la perspectiva LGTBI en trabajos de fin de grado y máster que se publiquen en la UPV/EHU. En este sentido, los alumnos que opten por el premio deberán realizar en sus trabajos un enfoque que incluya la variable de sexo, el análisis de género o la temática feminista en toda la investigación, incluyendo participantes, resultados y conclusiones.

Etiquetas
Publicado el
23 de julio de 2021 - 21:20 h

Descubre nuestras apps