Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Israel se revuelve contra el reconocimiento de Palestina con más ataques en Gaza
Sánchez se vuelca en la política exterior en plena campaña del 9J
Opinión - Verdad y democracia, según Feijóo. Por Esther Palomera

La víctima de Gaztelueta denuncia en el Parlamento Vasco que ese colegio del Opus Dei siga recibiendo dinero público

Condenan a 11 años de cárcel al exprofesor de Gaztelueta por abusos sexuales

Iker Rioja Andueza

1

Juan Cuatrecasas, que sufrió abusos sexuales cuando era estudiante del colegio Gaztelueta de Leioa, vinculado al Opus Dei, ha denunciado en el Parlamento Vasco, en el marco de una ponencia a puerta cerrada que analiza medidas para mejorar la respuesta ante estas situaciones, que es una “vergüenza” que ese centro de “cuasi delincuentes” que ejercieron de “encubridores” siga estando concertado por el Gobierno vasco. Se da la circunstancia, además, de que es uno de los pocos colegios que segregan por sexos, circunstancia que sí podría dejarle fuera de la financiación.

“El colegio ha encubierto y ha promovido la violencia contra mí y contra mi familia. Que a día de hoy siga recibiendo ayudas y dinero público es una vergüenza. Es un problema ya no sólo de la política sino de toda la sociedad, porque que unos cuasi delincuentes siguen impunes y haciendo lo que les da la gana. Es una vergüenza”, ha manifestado Cuatrecasas, ya mayor de edad, en declaraciones a los medios de comunicación. Este periódico ya reveló que el centro promovió que exalumnos y docentes firmaran actas para defender la inocencia del profesor y preceptor autor de los abusos, José María Martínez Sanz. Asimismo, tras la primera condena de la Audiencia Provincial de Bizkaia, organizó una rueda de prensa para cargar contra la familia de la víctima e incluso una visita guiada a las instalaciones para asegurar que los hechos probados por un tribunal eran falsos.

“No ha tenido la dignidad de respetar a la víctima como creo merece y pedir perdón por sus múltiples negligencias durante años, antes, durante y después de la denuncia y la condena en firme. En cambio, sigue cuestionando a la víctima y defendiendo al pederasta condenado en firme y encima recibiendo dinero público”, ha protestado Cuatrecasas, que asegura que los partidos presentes en la ponencia -todos los que tienen representación en Euskadi salvo Vox- han sido receptivos con su punto de vista.

Dentro de la ponencia, Cuatrecasas ha leído “diez mandamientos” para incidir en cambios de respuesta ante casos de abusos sexuales. “Las víctimas y supervivientes no relatan, no cuentan, cuando quieren, sólo cuando pueden. Es este un punto aún en muchos casos incomprendido. Nunca las víctimas y supervivientes pueden sufrir acciones forzosas que les obliguen a contar en tiempos o espacios impuestos. Debe dárseles plazos amplios de tiempo desde su primer testimonio, porque sus capacidades no son las mismas y deben siempre adaptarse a ellas. En el plazo emocional no existe la prescripción ni siquiera la prueba preconstituida. No es para nada empírico, académico o jurídico pretender que una víctima relate su testimonio de una sola vez, porque nunca funciona así. Pueden pasar años e incluso es posible que muchas de ellas ni siquiera lo hayan contado, fuera aparte de que se hayan llevado el secreto a la tumba”, ha indicado ante la Cámara el ahora letrado. Y ha pedido que no se juzgue a los menores por sus relatos en ocasiones inconexos: “Un niño o niña de diez años no tiene la misma percepción sobre la sexualidad y por ello sobre los actos y agresiones sufridas en manos de un adulto que un niño o una niña de quince años, por ejemplo”.

“Apuesto por el refuerzo de la figura de los psicólogos y psicólogas en los centros escolares -ha seguido-. También en los procesos judiciales que se abran, porque junto y en colaboración, cuadros diferentes de actuación para nada incompatibles y sí complementarios, con otros profesionales, educadores sociales, trabajadores sociales, psiquiatras, victimología, criminología, es preciso y necesario que los encargadas de la atención y de ratificar la credibilidad de las víctimas antes, durante y después del proceso, sepan hacerlo no solo a nivel humano, también profesional y académico”. Cuatrecasas, que vio retrasada su formación por estos hechos, ha pedido tratamiento especial para las víctimas en momentos como la Selectividad o para evitar una futura “exclusión laboral”. Asimismo, ha reclamado “el refuerzo de estas campañas públicas” contra los abusos sexuales.

Etiquetas
stats